El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Experiencias

En el Sha, pasando la ITV (2)

Probando el tratamiento Discovery, 4 días de desintoxicación con sus luces (muchas) y sus sombras (pocas).

Es un tratamiento intensivo que dura 4 días y que permite una primera inmersión en el mundo Sha Wellness Clinic. Muy recomendable para adquirir hábitos saludables en alimentación y conocer el estado general de salud. Una auténtica cura antiestrés de la que uno sale renovado y con el chip cambiado. Veamos por qué.

Llegué la noche anterior, y ante lo espectacular del entorno, casi ni me di cuenta de que se me servía en bandeja mi primer menú macrobiótico dentro de una línea moderada que se llama Dieta Biolight: crema de calabaza y brécol y merluza con verduras. Para beber agua, y al final un té. En la habitación ya me esperaba el calendario de actividades y controles del Programa Descovery que realicé los días siguientes:

Cita con los expertos
– Reconocimiento general de salud (estupenda la enfermera Elena García de Paredes).
-Consulta con la experta en nutrición y terapias naturales (la especialista Virginia Harper atendió a todas mi dudas y preguntas sin perder la sonrisa).
-En mi clase introductoria de evaluación y asesoramiento con un entrenador personal aprendí lo que hago mal o incluso tomé conciencia de lo que no hago.
– La doctora rusa Larisa Perezhogina miró mi piel con lupa (literal) y me hizo alguna recomendación de medicina estética, mientras me hablaba de un nuevo tratamiento contra las machas (con una crema especial y luz fría) que promete resultados espectaculares.
– De ahí pasé a la consulta de la doctora Antón Rico, que me hizo un test dermatológico mediante scaner de piel y concluyó que mi nivel de colágeno (este año, porque el siguiente puede variar) es espectacular. Ella me contó que de todos sus clientes, los que tienen mejor piel son los libaneses; ¿y los rusos?: “Ahí andan, más que problemas de piel tienen una mala estructura ósea que les provoca papada desde muy jóvenes”.
– Pedí cita extra en la unidad de Antienvejecimiento, donde el doctor Vicente Mera me convenció, con datos científicos, encuestas y evidencias, de la necesidad de cuidar la alimentación como principal fuente de una vida llena de salud.

Los tratamientos
De todos los tratamientos terapéuticos de la extensa carta que me proponen (shiatsu, reiki, acupuntura, tejido profundo o hidrocolonoterapia) elijo éste último. Si voy me voy a desintoxicar, estoy seguro de que me vendrá bien (como así ha sido).
También tengo derecho a un masaje relajante-sensorial o uno de drenaje linfático. Me decido por este último que me ayuda a perder líquido.
Puedo hacer sin problema el Circuito Spa SHA, pero evitando sauna, terma romana, baño turco y duchas bitérmicas. Mi salud no me lo permite.

Las actividades
Todas las mañanas, a las 8.00, hay un cita en recepción para realizar una visita exterior (paseo por la playa, visita al faro o paseo nórdico con diferentes grados de dificultad).
A media mañana, puedo elegir entre Yoga, Total body condition, Aquatic fitness, Gap o Pilates.
Después de comer hay actividades diferentes cada día: clases de cocina macrobiótica, de medicina china, de mitos sobre alimentación, de secretos detox, de trucos para adaptar la macrobiótica a tu vida diaria… Quien se aburre es porque quiere.
Y antes de cenar proponen actividades como estiramientos, tai chi, meditación…
Incluso después de cenar podría haberme apuntado a alguna actividad más… pero reconozco que entre el cambio de alimentación y el estado de relax, el cuerpo no daba más de sí.

Mi experiencia
No he sido el primer periodista ni seré el último en probar un programa en el Sha. Me imagino que por diferentes razones, ninguna de las colegas que me precedieron ha sido capaz de transmitirme la verdadera esencia de esta Clínica de bienestar. En mi caso, la realidad ha superado las expectativas.
Reconozco que los dos primeros días por la noche tuve fuertes dolores de cabeza (proporcionales a mi grado de intoxicación y resultado de que la alimentación me estaba ayudando a eliminar toxinas, según me comentó la experta en nutrición); dolores que se mitigaban con un estupendo té medicinal. En esos días, también estaba bajo de energía y con ganas de dormir, por lo que me dejé llevar.
El tercer día, tanto la hidroterapia de colon como el masaje de drenaje linfático consiguieron que mi cabeza estuviera mucho más despejada y el cuerpo con más energía. A estas alturas el estado de relax era total. Madrid quedaba muy lejos y el estrés de la vida diaria, a años luz.
La alimentación -exquisita- merece capítulo a parte. De la macrobiótica hablaré mañana en el tercer y último post.

Precio:
El tratamiento Discovery cuesta 900 euros, e incluye las consultas, los reconocimientos y los masajes y tratamientos, así como la pensión completa en el restaurante Shamadi
* La estancia en el hotel no está incluida en ese precio.

Experiencias

Experiencias

¡Basta de ruido!

Miguel de Santos

En la cultura popular española la diversión, sin ruido, no era diversión y nadie se quejaba de ello. Hasta que llegó la Ley del Ruido y con ella, el derecho al silencio. leer

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+