El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Experiencias

La clave es reconectar con nuestro cuerpo a través de las sensacionesSlow Life House, tómate un respiro

En una ciudad con un ritmo tan acelerado como Madrid, este centro permite recobrar la calma gracias a sus tratamientos de belleza y bienestar.

Se podría decir que hoy existen tantos centros de belleza y bienestar como vinos y libros. Sí, existen tantos y todos prometen tanto que, a veces, resulta complicado elegir. Seguir el consejo de una persona cercana suele funcionar, sí, la fórmula de toda la vida. Nosotros lo hemos hecho y hemos descubierto lo que ofrece Slow Life House, a un paso de la madrileña Puerta de Alcalá. 

Lo primero relevante en este espacio son las personas. Desde quien te da la bienvenida y se despide, hasta la profesional en cuyas manos te vas a entregar. Sí, lo harás sin oponer resistencia porque el efecto es fantástico.

La atmósfera de calma funciona. Y en pocos minutos, sin oponer resistencia, insistimos, se olvidan las altas temperaturas del momento, el ruido y otros elementos tan asociados a la vida acelerada en Madrid que a veces ni reparamos en la incomodidad que nos provocan. Nos alteran y molestan pero ni nos damos cuenta. Posiblemente tomaremos consciencia de todo ello (o de una gran parte) tras unos minutos en Slow Life House y, sabedores de que no podemos quedarnos allí para siempre, concluiremos que es una buena idea no dejar pasar demasiado tiempo hasta la próxima cita.

Cuentan con tratamientos especializados en belleza, tanto corporal como facial, osteopatía y fisioterapia, medicina estética y slow-aging, así como en nutrición y adelgazamiento, entre otras áreas. Por otro lado, para comprender los efectos de estas intervenciones, programan diferentes talleres y encuentros que permiten adquirir hábitos saludables.

Slow Life House está en el centro de la ciudad porque es fácil bajar nuestros niveles de estrés, cuidar nuestros hábitos y relajarnos, cuando nos vamos de vacaciones junto al mar o en un pueblo apartado de la polución y de todo lo demás. Lo inteligente es tener un lugar donde poder hacer todo esto en nuestro día a día. Y tomarse un respiro.

Por cierto, en cuestión de vinos y libros, el consejo de las personas cercanas también funciona. ¡Eso y leer este magazine!

Experiencias

Experiencias

¡Basta de ruido!

Miguel de Santos

En la cultura popular española la diversión, sin ruido, no era diversión y nadie se quejaba de ello. Hasta que llegó la Ley del Ruido y con ella, el derecho al silencio. leer

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+