El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Femenino

Seducidos por la magia de Lancôme

La marca francesa lanza una edición para coleccionistas de la fragancia La vie est belle en 15 piezas únicas.

Por que es Navidad y porque nada como la magia para sobrevolar los tiempos difíciles, la casa francesa Lancôme se pone el mundo por montera y lanza una edición numerada y exquisita reinterpretando el frasco de su fragancia La vie est belle. El resultado son 15 piezas numeradas que ya se han convertido en objeto de deseo de coleccionistas de todo el mundo.

Todos los que amamos el perfume sabemos de la importancia del contenedor, de la botella que alberga el caldo que nos hace felices, se manifiesta por nosotros y nos ayuda a que los demás nos comprendan un poco mejor. La historia de La vie est belle L’Édition Féérique, que así se llama esta aventura, va de eso: de recuperar el frasco como imagen del perfume y convertirlo en un regalo único y excepcional. El resultado, una caja de música totalmente fabricada a mano que encierra bajo un juego de campanas de vidrio el frasco de la sonrisa de cristal, no puede ser más bello.

Es el encuentro de la maestría de tres casas la que ha obrado el milagro. Por un lado la sabiduría de la Alta perfumería francesa atesorada por Lancôme desde 1935, traducida a aquí en un jugo adictivo y delicado con un acorde goloso que ya ha enamorado a millones de mujeres de todo el mundo.

Por otro lado, Lancôme ha colaborado con la Maison Reuge, la gran experta en música mecánica con sus legendarios talleres situados en el corazón de los Alpes suizos, para transmitir el espíritu de este jugo sobre una partitura auditiva y visual en la que cada detalle ha sido concebido para provocar el encantamiento.

Y finalmente, para los trabajos de cristal ha sido elegida la Maison Baccarat, materializando un trabajo que muestra una araña de cristal ocupando el techo del estuche de vidrio de finos bordes metálicos. Como un guiño a las lámparas del film La vie est belle, sus 133 adornos y sus 48 tubos de cristal capturan los reflejos de las campanas y el frasco para aumentar su brillo.

Un juego de talentos  que ha dado como resultado una pieza que no deja indiferente y que, por su maestría, seduce.

Femenino

Todo esto
y mucho más
en Femenino
+