El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

Tan redonditos. Tan buenos

Los macarons que elaboran artesanalmente en Martina de Zuricalday, Bilbao, son delicados y tan bonitos que cuesta comerlos. ¡Pero merece la pena!

Bollos de mantequilla, Carolina, pastel de arroz o ruso. En Martina de Zuricalday, que cuenta con cuatro establecimientos en el centro de Bilbao, saben que la tradición pastelera es su mejor baza. Cada mañana, encienden las luces del obrador y elaboran artesanalmente multitud de especialidades de hoy y de siempre. Además, no se resisten a delicias propias de otros lugares. De Francia, por ejemplo, toman inspiración para esa pequeña joya llamada macaron. Y los elaboran, como todo, con amor y mucha dulzura.

Los hacen uno a uno, con azúcar, almendra molida y clara de huevo. Entre los sabores favoritos de la clientela: fresa, chocolate, café, naranja, limón y pistacho. Ocasionalmente, presentan ediciones limitadas de vainilla, coco, frambuesa, etc. E incluso, con formas diferentes: por San Valentín, no falla el de forma de corazón.

Se presentan, como es habitual en esta casa fundada en 1830, esto es, la más antigua de la ciudad, con un elegante envoltorio. Porque en Martina cuidan cada producto, por dentro y por fuera. Desde la calidad de los ingredientes al color de ese lazo que, pronto, será desatado.

Por su exquisitez y estética atractiva, esta firma se ha ‘colado’ en los eventos del País Vasco. Bodas, bautizos, reuniones especiales… en ellos Martina pone un toque especial. De hecho, sus cajitas para regalar a los invitados son un dulce tesoro que gusta a todos. Tan redonditos. Tan buenos…

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+