El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

En la despensa

de vinos muy respetables

Dos bodegas DO Rioja, Lan y Contador, sacan al mercado dos de las joyas de su corona. Brindamos por ello.

En la última década, el vino ha vivido en nuestro país su edad dorada, lo que ha traído consigo una explosión de propuestas, algunas de ellas excelentes y otras no tan buenas. Un panorama que esconde dos caras en la misma moneda: un mayor consumo y conocimiento por parte del consumidor; y un olvido de las grandes bodegas, en parte responsabilidad propia (la exportación masiva no siempre va asociada a la calidad), pero en algunos casos injusto.

Pero con los grandes nunca todo está dicho. Y cuando buenas bodegas, de indiscutibles ‘denominaciones de origen’, sacan su artillería pesada, más vale cerrar la boca. O abrirla sólo para saborear la propuesta. El valor de la experiencia, que reivindicamos siempre.

Es el caso de las bodegas riojanas Lan y Contador, que han coincidido al comercializar dos muestras de su máxima expresión y buen hacer. Dos caldos cuidados con mimo, desde la cepa a la botella. La época lo demanda; la Navidad está cerca.

Culmen 2007 (Lan), que lleva en su nombre la excelencia que contiene, es un vino que solo se elabora los años de cosechas excelentes. Desde 1994, solo seis añadas han sido seleccionadas para exhibir esta marca.

De color picota madura, brillante y muy cubierto, presenta aromas de fruta muy madura, ciruelas, zarzamoras, en compota y licorosas junto con notas de pastelería y balsámicas. Se aprecian toques especiados, nuez moscada y canela, balsámicos y notas ahumadas. También se reconocen recuerdos minerales debido a la naturaleza del suelo del viñedo Viña Lanciano. En boca es muy estructurado, sedoso, con gran cuerpo y deja un grato recuerdo de forma prolongada, apreciándose multitud de sensaciones.

Es conveniente servirlo ente 17º y 19ºC.
P.V.P: 39,90 €

La Cueva del Contador 2010. La de Benjamín Romeo es la historia de un afán, un camino que comienza en 1996 y culmina cuando las cosechas de 2004 y 2005 de La Cueva de Contador reciben 100 puntos Parker, la máxima puntuación del crítico estadounidense Robert Parker. El Contador es un vino compeljo, un 100 % tempranillo  fermentado en tinos de roble y criado dieciocho meses en barrica. Su nombre se refiere a la cueva donde se empezó este proyecto bodeguero.

La cosecha de 2010 da como resultado un caldo que a la vista aparece brillante con un color rojo amoratado de capa alta. En nariz es muy fino y profundo. Destacan las frutas rojas y negras con toques especiados, minerales y balsámicos. Con la madera muy bien integrada, en boca se muestra elegante, exótico y bien equilibrado en cuanto a madurez y frescura. Tiene un final muy potente y fino.

PVP.: 56,40 €

Una respuesta a de vinos muy respetables

  1. ANA P dijo:

    ‘picota madura’ que bonita e imaginativa descripción de un color. Le veo perfectamente.

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+