El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

En la despensa

Pomarina, ahora y siempre

El Gaitero, sí, ese nombre vinculado irremediablemente con la Navidad, presenta Pomarina. Natural o espumosa. Y chin chin en cualquier momento del año.

Cada vez llega antes. Cada vez, se colocan –aunque no se enciendan- las luces, se engalanan los escaparates… comienza el bombardeo consumista. Nos guste o no, la Navidad es la fiesta que despierta pasiones encontradas, pero todo el mundo (o casi) la celebra. Si pidiéramos, ‘Un, dos tres… responda diez nombres vinculados con ella’, no faltaría uno: Sidra El Gaitero.

Por la citada Navidad, aunque esta bebida no atiende a estaciones, y por su calidad, la firma asturiana es conocida dentro y fuera de nuestras fronteras. Aquellos indianos quisieron llevar la bebida típica de su tierra a ultramar y encontraron en la ‘champanización’, el método idóneo para conservarla durante el largo viaje. Y así, en 1980, nacía la sidra El Gaitero.

A dicha referencia, se suman ahora dos nuevas. Pomarina, en dos versiones, natural o espumosa, y elaborada con manzanas 100% asturianas acogidas a la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias. Son diferentes, perfectas para maridar y diseñadas para superar los cánones temporales e imponerse en las mesas durante todo el año. Porque afortunadamente… no todos los días es Navidad.

La Natural no precisa ser escanciada. Acompaña a carnes suaves, embutidos, pastas, pescados y mariscos, verduras… a grandes rasgos, podría decirse que se comporta como un vino blanco y las burbujas le dan frescura.

En cuanto a Pomarina Espumosa, sus aromas son primarios y en paladar tiene matices frutales. Ensalza el sabor de ahumados, foie, quesos suaves y sushi. Además, es perfecta para preparar cócteles.

Pomarina Espumosa (5,90 €) y Pomarina Natural (4,30 €).

Una respuesta a Pomarina, ahora y siempre

  1. Pablo dijo:

    El champán, cava, vino espumoso, o como las intrincadas legislaciones y orgullos regionales lo quieran llamar es todo lo mismo y de origen francés.
    La sidra es de todos lados, como la cerveza, y en nuestro caso tiene ese encanto asturiano tan familiar. Una sidra fresquita, con o sin burbujas entra sola. Y más en Navidad.

1828384858687888scroll down

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+