El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Entre las razones, interesantes novedades y el inconfundible sello creativo de su chef Dabbawala, nos sigue apasionando

Luca Rodi introduce un menú Ejecutivo con un interesante precio. Además, la decoración ha variado restando seriedad a un local que siempre apetece visitar.

Dabbawala pertenece a esa nómina de restaurantes que no fallan. Viene a la memoria cuando se piensa en una cita, almuerzo o cena, con buen producto, y altas dosis de frescura y creatividad. Porque todo ello lo maneja y domina a la perfección su chef, Luca Rodi. Ahora, introduce algunos cambios. Conocerlos ha sido una razón de peso para acercarnos, una vez más, hasta esta exquisita e infalible dirección de Chamberí. 

Siempre ha sido un establecimiento con una atmósfera especial. Con una decoración personal y sobria, con el ambiente perfecto cuando se trata de hablar de negocios en torno a una mesa. También cuando el motivo es celebrar a dos bandas o con más personas una cita señalada o un día sin importancia. Cualquier ocasión cobra valor en este local de la calle Españoleto porque cuidan de cada detalle. Por supuesto de la cocina, pero también de la música y de la luz. Recientes cambios en el interiorismo lo acercan más a un bistrot.

Los grandes ventanales a la calle por fin se abren y, desde unas pequeñas mesas exteriores que hacen las veces de coqueta terraza, invitan a entrar a una sala en la que impera un aire relajado. Los manteles blancos han desaparecido y el mobiliario se ha adecuado a un estilo más informal.

Existen, además, algunas novedades en el plano culinario. La raíz es la misma: buen producto de temporada, intervenido cuidadosamente de modo que brille lo más relevante: el sabor.

Nuevos platos componen un recién estrenado menú ejecutivo, por 16.90 euros, que se sirve de martes a viernes a mediodía. Está compuesto de dos/tres principales y dos/tres segundos más bodega y postre o café. Como muestra, las judías verdes salteadas con regaliz, la codorniz en pepitoria o la carrillada de ternera con pimientos confitados.

Para quienes lo deseen, se mantiene la carta y el menú degustación de cinco pasos (35 euros y 55, con maridaje de vinos). En este apartado y en consonancia con la nueva estación, Rodi presenta creaciones inéditas como el aguachile de jurel, la sardina ahumada con sopa fría de coco, jengibre y ‘lemon grass’ con pesto de albahaca, el arroz seco de cigalitas, el chipirón con endivias y jugo oscuro de verduras, o el canelón Rossini.

Cierto, pasa el tiempo y también las modas. Fue en 2011 cuando abrió al público Dabbawala que se mantiene, como decimos, entre la nómina de restaurantes que no fallan, que sorprenden y que divierten a partes iguales. Porque su cocina mediterránea, honesta y viajera convence hoy como ayer.

Lo dijimos hace un par de años y lo mantenemos: Dabbawala, apasionante de principio a fin.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+