El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Desde septiembre, las creaciones del tres estrellas Michelin se degustan en el corazón de LondresEneko Atxa at One Aldwych o cómo triunfar el Londres

One Aldwych, uno de los hoteles más prestigiosos de Covent Garden, presume de cocina vasca de altura.

Eneko Atxa pertenece al género de las personas que se crecen con los retos. Su última apuesta se sitúa en Londres, concretamente en el cinco estrellas One Aldwych. Allí, hace apenas hace dos meses, inauguró Eneko at One Aldwych. El Hedonista lo ha probado y ha podido constatar que el público londinense, con y sin corbata, disfruta al máximo de la experiencia. 

Si nos gustó Azurmendi, no solo por lo que ofrece desde el punto de vista culinario y sensorial, sino también por su filosofía sostenible, Eneko at One Aldwych no ha hecho sino aumentar nuestra admiración por este chef de sensibilidad extrema.

Cruzamos la puerta, descendemos las escaleras (espectaculares) y somos conscientes de que el ruido, el tráfico y las prisas se quedaron lejos. Lo primero que llama la atención es el olor. Lo bien que huele en la sala; es un suave aroma a guiso, que en ningún caso impregnará nuestra ropa, pero que nos da la bienvenida a casa. Sí, nos sentimos como en casa.

Diseñado por la célebre firma Casson Mann, estamos ante un restaurante dinámico, como exige una ciudad tan vibrante como Londres. Tomar asiento en este nuevo espacio, en pleno corazón de Covent Garden, significa olvidarse del mundo exterior y constatar que no era preciso buscar lejos porque la felicidad, justo en ese momento, residía en esa copa de txacolí -que produce el propio Atxa- y en esos huevos con pimientos.

Él supervisa de cerca el proyecto y viaja cuando su restaurante Azurmendi, en Vizcaya, cierra. Al frente del proyecto en la capital británica se encuentra una mujer. Es Edurne Martín Delgado, quien durante once años ha trabajado estrechamente con él. No importa si Atxa no está, en la mesa se percibe su sello, su esencia y su estilo. Y eso es lo que cuenta.

“Nos hemos inspirado en nuestras estaciones, nuestros productos, buscando por supuesto la suculencia, la potencia de los sabores, incorporando en cada receta aquello que entiendo dará placer a esos clientes que llegan hasta nosotros buscando pasar un rato agradable y divertido”, asegura.

Estamos seguros de que dentro de poco tiempo, formarán legión los londinenses que necesiten volver a degustar su maravillosa merluza en tempura, como la que sirve en la casa de Larrabeztu. Regresarán porque no son capaces de pronunciar ese plato-joya llamado Arraultzak, pero no han podido olvidar a qué saben esos dos huevos fritos, con una puntilla perfecta, y unos pimientos de piquillo exquisitos, entre otros ingredientes.

¡Qué decir del puré de patata que acompaña a este plato! Puede parecer banal reparar en él cuando hablamos de un chef con tres estrellas Michelin, pero es una muestra más de cómo lo sencillo puede alcanzar la categoría de extraordinario.

Desearán volver a probar su personal interpretación del tradicional talo, en forma de mezcla delicada de tomates y salpicado por bellas flores. Sin duda, una receta brillante, potente y explosiva en sabor y de impecable factura estética.

El equipo de Atxa, integrado por 22 personas en cocina, también borda las carnes. Como muestra, la presa ibérica o el rabo de toro. Potentes, en el punto y con la textura idóneos. Sin pasar por alto, recetas como Txerri Boda, en torno a la matanza, y con tres elaboraciones distintas de cerdo.

Eneko at One Aldwych destaca por el ambiente, por el ritmo de la sala, por la diversión ante la mesa y, ante todo, por el producto. Y es que, según afirma el propio chef: “Hay dos pilares fundamentales en mi cocina. Uno es la red de productores británicos que hemos creado y el otro, los distribuidores como Zootik que son vascos y nos posibilitan los productos de nuestra tierra”. Entre los ingredientes clave, señala, el pimiento choricero, la cebolla morada y las anchoas en salazón.

Ha elegido el One Aldwych, que pertenece a Leading Hotels of the World, por el vínculo que le une a la familia propietaria. Ubicación, categoría y posibilidades son algunos de los puntos a favor. Más allá de cuestiones personales, el espacio parece hecho a medida para un concepto delicioso, desenfadado y sin corsés. Con un equipo de sala, con la portuguesa Célia Freitas a la cabeza, que se mueve con naturalidad y soltura, y una clientela que recibe gratamente cada nuevo plato y cada copa de buen vino.

Eneko at One Aldwych apenas ha comenzado a rodar, pero lo hace ya con buen ritmo y, pronto, seguro, alcanzará velocidad de crucero.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+