El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Tanguy Laviale y Gaël Morand, una unión felizGaropapilles: déjate sorprender en Burdeos

La perfecta comunión del vino y la gastronomía.

A mediodía y por la noche, el chef Tanguy Laviale ofrece cocina de autor dentro de un menú sorpresa según lo que haya encontrado esa mañana en el mercado y según lo que le dicten su humor y su inspiración ese día. Nos ponemos en sus manos sin dudarlo. No en vano Tanguy y su socio y chef de cave Gaël Morand son dos apasionados del vino y la gastronomía con una larga trayectoria profesional que plasman por fin en su restaurante y bodega Garopapilles, en Burdeos.

Tanguy y Gaël se asocian en 2012. Tanguy proviene de la Escuela Ferrandi de Paris y ha trabajado con los grandes en la capital de Francia. Antes de independizarse, se formó en viticultura y enología y desarrolló el concepto Table Privée” en el Château Haut-Bailly, Grand Cru Classé de Pessac-Léognan, una fórmula gastronómica para acompañar a este Grand Cru a la altura de su reputación. En torno a esa mesa y desde 2007 se han reunido expertos y apasionados del vino y la gastronomía, coleccionistas y chefs con estrella. Precisamente aquí conoce a Gaël Morand, ex-diplomático apasionado de los vinos y reconvertido al marketing vitivinícola. Gaël ha dirigido el Château del grupo Barón Philippe de Rotschild como jefe de proyectos de marketing. Juntos crean una sociedad para comercializar vinos y finalmente, en 2014, se lanzan con el restaurante y bodega Garopapilles, en Burdeos.

Tanguy Laviale y Gaël Morand encuentran el local idóneo para montar su negocio en una antigua tienda de juguetes que transforman por completo creando un espacio amplio, moderno, luminoso, donde la bodega, a la entrada, se fusiona con la cocina abierta a la sala y a un pequeño y encantador patio interior. Suelos de anchos tablones de roble en bruto, muros de piedra vista, decoración con toque escandinavo, para no más de una veintena de comensales.

Cada día es una sorpresa, pero lo que no varía en Garopapilles es el excelente producto francés de temporada, el cuidado del detalle en cada plato y la pasión por los aromas. Tras unos deliciosos y delicados aperitivos para abrir boca, Tanguy nos ofrece hoy unas vieiras con caviar de berenjena, setas y emulsión de langostino, un plato ligerísimo de profundos sabores; como plato principal, y ya que en nuestra mesa hay alguien que prescinde de la carne, optamos entre unos salmonetes salteados en su punto con verduras mini crujientes y un magret rosado de pato con zanahorias, uvas chasselas y olivas taggiasca, con un fondo lento de verduras. Como postre, delicioso el cremoso de chocolate, crumble de cacao, helado de caramelo y emulsión de coco.

De entre las 350 referencias de la carta de vinos, hoy Gaël ha seleccionado un Château Les Charmes Godard 2012, N. Thienpont, un Château Cadet 2012 y un L.&C. Mitjavile, Côtes de Castillon.

A pesar de tratarse de cocina de autor, Garopapilles es un restaurante donde uno podría comer todos los días, sin cansarse de la sofisticación, pues cada composición es ligera, de sabores limpios y nítidos.

Menú único de mercado:
32 € IVA incl. a mediodía (entrada – plato principal – postre)
65 € IVA incl. cenas (menú degustación de 5 platos).

Artículos relacionados

Burdeos, el mejor destino de Europa


Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+