El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

IO de Iñaki Oyarbide

El histórico Príncipe de Viana deja paso a este restaurante que, renovado, mantiene la tradición pero se abre a este siglo. Muy recomendable.

Nos acercamos a IO. Más de un año de rodaje nos da seguridad a la mesa. Pensándolo bien no, no la necesitamos, será por fogones y buen hacer. Y es que no hablamos de modas, hablamos de lo nuevo de Iñaki Oyarbide, que ha dejado atrás Príncipe de Viana para convertirlo en un espacio abierto al mundo, abierto a la gente y a las fórmulas que imponen los nuevos tiempos.

Quien conociera Príncipe de Viana se llevará una sorpresa. Los espacios se han aligerado, una lámpara de bolas de cristal de colores, en armonía con el resto, preside la entrada y no te quita el ojo por mucho que intentes esconderte. Impera la madera, el rojo, el morado, el cristal y el mármol, como el de la impresionante barra que encontramos en la planta de calle.

Quien conociera Príncipe de Viana encontrará una carta que poco tiene que ver, marcada por la impronta de los viajes, la experiencia y el respeto al producto; encontrará fusión “en la carta pero no en los platos”, como bien nos comenta Ángela. Pero también encontrará esos clásicos que sería pecado retirar, como las espectaculares croquetas -con una besamel casi líquida, sello de la familia tanto en Príncipe de Viana como en Zalacaín- las verduras de Navarra, las pochas o albóndigas.

Iñaki dice haber materializado en IO su cocina más sincera. Y nosotros lo probamos. Viajamos en la mesa por esa renovación, con paradas en clásicos y apuestas de hoy, arrancando con un chupito de Gazpacho, Rollito de vieira y careta –al estilo vietnamita, con lechuga y menta- y Tiradito de pez mantequilla que bien merece la visita. Seguimos con atún, que lo tomamos en dos versiones diferentes -tartar y sushi roll- para dar paso a la carne en forma de Secreto ibérico con vinagreta de agua. Pusimos final con un clásico de la casa, los Canutillos rellenos de crema. Y aunque el postre era indiscutible, Ángela lo acompañó de un chupito de Sopa de Chocolate, que acabó por convertirse en una más que grata sorpresa.

Descubrimos una carta actual, adaptada, acorde con el espacio y el resto de oferta de IO. El local cuenta con dos plantas y varios ambientes, además de terraza todo el año, y acaban de estrenar una carta de raciones (y qué buena noticia, medias raciones también) para un formato más distendido en la zona de barra y mesas de la planta de calle. También, carta de destilados premium y cócteles.

Un nuevo estilo que nos gusta, que aplaudimos porque viene de la mano de precios más ajustados y con la garantía de siempre, el buen producto, el cariño de Ángela en sala y la firma de quien asegura ser cocinero “por puro hedonismo”, para recuperar y trasladar al cliente los sabores que le han cautivado aquí y allí. Eso nos cautiva a nosotros, pues, no podía faltar en nuestra agenda.

Una respuesta a IO de Iñaki Oyarbide

  1. Maria Najera dijo:

    Apuntado para la proxima visita a Madrid!

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+