El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

El restaurante ofrece una experiencia completa de cultura gastronómica italianaLa cocina honesta de La Piperna

Fuera de clichés, este restaurante de origen napolitano ofrece la mejor cocina italiana de la capital.

Encontrar una aguja en un pajar es la tarea que más se asemaja a la de encontrar un buen restaurante italiano en Madrid. Somos amantes de la cocina italiana, de la de verdad, por su respeto a la materia prima y a las técnicas sin perder ese punto casero que la caracteriza. Pasta, pizza, rúcola, tiramisú… no tenenos nada en contra de estos alimentos, pero sabemos que la cocina italiana es más. Y los sabemos porque, entre otras cosas, hemos descubierto La Piperna y nos hemos reconciliado con la buena cocina italiana y con el buen comer. La propuesta del chef napolitano Nello de Biase es una de las más honestas y coherentes que hemos conocido últimamente. Nunca es tarde, y menos si lo que se encuetra uno es una propuesta de verdad.

No hay florituras ni tonterías en la carta de La Piperna, y mucho menos la hay en lo que llega a la mesa, realizado con productos frescos, de calidad (a veces incluso recién llegados de Italia) y cocinados sin sofisticaciones, con fuego, cazuela y sartén, eso sí, con todo esmero y mucho tiempo (¡ay ese factor que tanto falta en los fogones).

De lo que comimos podemos dar fe, de lo que comimos y de cómo nos lo sirvieron, porque otra de las cosas que destacan en La Piperna es el equipo de sala, estupendamente capitaneado por Victoria Diges. El almuerzo empezó con un Carpaccio de atún con ensalda de hinojo y balsámico de 25 años; con un pescado en su punto. A continuación vino La Carnívora, que no es otra cosa que una versión muy acertada del vitello tonato pero con el ingenio de una presentación en formato tipo ensaldilla rusa que mejora mucho la apreciación de los ingredientes. Los Mejillones a la napolitana resultan exquisitos servidos aquí con pulpo al vapor laminado. Mención especial merece una Parmigiana de Melanzane a los dos quesos horneada a fuego lento y servida con un ligero socarrat crujiente. También probamos  La Genovese, un plato a base de ziti (una pasta que se corta con los dedos), verdura, falda de ternera y queso curado insuperable. Como deliciosos resultaron también los Ravili con foie; ligeros y en su punto. Para finalizar con unos de los platos estrella de la casa: El Conejo a la ischitiana, relleno con ciruelas y pistachos y estofado con vino blanco y mucho amor. Teminamos con una Panna Cotta con secreto, que preferimos no desvelar para que se animen y prueben. Un homenaje a la cocina napolita que no deja indiferente y que recomendamos sin temor a equivocarnos. El pan, como la mayoría de las pastas, son de elaboración propia.

La carta de vinos es otro de los puntos fuertes del local. La propuesta se mueve entre los 15 a los 200 euros, pero en la franja de 15 a 20 euros hay caldosmuy interesantes, como el blanco Greco di Trufo de 2014, de Loggia della Sera.

Una respuesta a La cocina honesta de La Piperna

  1. Complacer al cliente es un reto que aceptamos encantados quienes trabajamos en este sector de servicios porque así es como sabemos que el trabajo se está haciendo bien. En Catering y Cócteles tenemos la premisa de ofrecer calidad y poner toda nuestra experiencia en manos de los clientes.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+