El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Propuesta sobresaliente.Mercado de Ibiza

Convierte la cocina de temporada en su mejor bandera.

Mercado de Ibiza es uno de los mejores restaurantes que hemos probado y disfrutado en los últimos tiempos. Merece nuestra atención y, ante todo, el reconocimiento al equipo que lo hace posible. Es un verdadero placer.

Es una maravilla tomar asiento y ‘pegar la oreja’ a las mesas próximas. Con toda seguridad se escucharán alabanzas y muestras de sorpresa absoluta ante vinos que el maitre recomienda para ese plato, ante la frescura de la merluza, el sabor del arroz o ante ese tiramisú difícilmente superable. La torrija, muy fina, directamente hace enmudecer. Silencio absoluto. Eso, de entrada, dice mucho de un restaurante.

Para comenzar, sí o sí, se debe optar por las croquetas. Somos categóricos, los sabemos, pero es que son insuperables: de jamón ibérico, de quesos Idiazábal y Comte, y también de ventresca de atún. Como entrantes, el pez mantequilla con alga wakame en tempura es un delicioso bocado y perfecto para compartir.

El apartado de ensaladas es amplio. La templada de salmón de Alaska en escabeche y vinagreta de cítricos es altamente recomendable. El escabeche merece un diez por suavidad y equilibro del vinagre.

Entre los pescados, en función de lo mejor del día, pero, en estos días, no suelen fallar el bacalao confitado con pochas y callos de bacalao; la lubina con crema de guisantes y alcachofas; y la merluza, del puerto de Burela, con tinta de calamar y chipirón.

El steak tartare es magnífico, uno de los mejores que se pueden degustar en Madrid. Y haber, hay muchos, lo sabemos. Pruébenlo, disfrútenlo y expresen su veredicto.

Otras sugerencias que invitan a una próxima visita son la hamburguesa con tomate deshidratado y queso Idiazábal o el solomillo de vaca vieja con salsa de frutos rojos.

El autor de esta impecable cocina, naturalmente de temporada, es Octav Craiu. Y dado que el establecimiento está a un paso del mercado de abastos del barrio, se surte de algunos de sus puestos. La elección de proveedores no ha sido baladí.

En Mercado de Ibiza se puede comer en la planta baja, en la barra, o en el comedor superior. Y a media altura, se encuentra un elegante semi-reservado con capacidad para 10 comensales.

El interiorismo está cuidado al máximo y el encanto es notable. Se ha transformado con elegancia y buen gusto una antigua sucursal bancaria. Sin duda, nos gusta más el presente y futuro del número 8 de la calle Ibiza, que pasan por deliciosas recetas, sugerentes vinos y buenos momentos. Nada ya de créditos o hipotecas.

Esta dirección, para nosotros de reciente descubrimiento, cuida otros aspectos como la coctelería o el placer que supone una copa de buen vino a media tarde. Con estos avales, a Mercado de Ibiza regresamos pronto, muy pronto.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+