El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Restaurante de moda en la exclusiva zona de AlmagroNarciso Brasserie, el nuevo éxito de Mario Vallés

La última propuesta gastronómica del chef Mario Vallés apuesta de nuevo por la cocina de buen producto.

Lo de Mario Vallés es llegar y triunfar. Y no decimos que detrás de sus éxitos no haya mucho trabajo y un gran conocimiento de la profesión que maneja, sino que sabe lo que la gente quiere cuando de comer se trata y sabe, de sobra, cómo presentar una propuesta adecuda de calidad. Si ya lo clavó en el estupendo Hortensio -lo que de nuevo demuestra que los jueces que otorgan las estrellas de los neumáticos llevan tiempo a por uvas y sin enterarse de lo que de verdad se cuece en la capital- ahora lo hace con Narciso Brasserie, el nuevo local de moda de la exclusiva zona de Almagro.

Aunque lo que sale de los fogones lleva el indiscutible sello de Vallés y su equipo, aquí la propuesta es más entendible  y asumible, también en precio, para una mayoría amplia, lo que se aprecia ya desde el local, más abierto al gran público desde unos grandes ventanales y en, breve, a una terraza que seguro será un punto de encuentro de la capital.

Desde el desayuno con delicados croissants,  a la comida y cena con entrantes, ensaladas, carnes y pescados, pasando por una pequeña carta pensada para ser disfrutada entre horas. Una propuesta de cócteles con una gran selección de destilados completa la propuesta para disfrutar de a cualquier hora del día.

La carta central de comidas y cenas se presenta con una estructura sencilla, con entrantes, pescados  y carnes, y un apartado de guarniciones (además de postres y helados). Para comenzar, se ofrecen distintas ensaladas -como la Ensalada de perdiz escabechada, berros, remolacha y aceite de pepitas de calabaza o la Ensalada de lentejas de Puy, confit de pato y orejones-, la Focaccia de berenjena ahumada con papada o el Huevo Narciso (con champiñones y crema de patata).

Carbonara de calamares, Rape narciso, Arroz de Carabinero o un clásico Lenguado Meniere conforman el apartado de los pescados, mientras que el de carnes engloba jarrete de cordero, lomo bajo de vaca, magret de pato y tartar de solomillo. Todos estos platos pueden servirse con diferentes opciones de acompañamiento, desde verduras (tirabeques, coliflor, brócoli o judías verdes) a puré de patatas, arroz blanco o unas clásicas patatas fritas tipo Puente Nuevo.

Para terminar, delicados postres tradicionales como Arroz con leche, Milhojas de crema, Tatín de manzana o Baba au rhum; así como helados caseros de Vainilla de Madagascar, Dulce de leche o Chocolate Venezolano.

La carta de vinos ha sido creada por Juancho Asenjo y Luis González, Sumiller de Hortensio.

En el caso de los desayunos, existen diferentes opciones, con delicados croissant de mantequilla, pan au chocolat o los más castizos, churros y porras. Para hacerlo más sencillo, propone distintas versiones; el desayuno Clásico, el Continental y el Especial, con tortilla de patata.

La decoración del local rinde homenaje a los grandes cafés centroeuropeos del pasado siglo. Se trata de un local amplio, para 110 comensales, que pueden distribuirse en las tres salas con las que cuenta el local, un espacio que ha sido totalmente reformado para que al entrar en él nos traslademos a una brasserie de los años 40. Espacios con solera que es posible encontrar aún hoy en ciudades como París o Viena, con el encanto de los sitios clásicos donde mantener grandes encuentros en torno a la mesa o una amplia barra.

Juan Pablo Domínguez, uno de los socios, ha sido el encargado de llevar a cabo una completa transformación del loca. En este proyecto se han cuidado todos los detalles y jugado con técnicas y elementos clásicos y únicos, como el proceso de recuperación de la fachada con un almohadillado hecho a mano, los mármoles y telas con los que se juega en la decoración, o los muebles y lámparas compradas en mercadillos y casas de subastas, incluidas unas lámparas urbanas de Nantes.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+