El Hedonista El original y único desde 2011

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.”. Woody Allen

Menu abrir sidebar

Restaurantes

7 propuestas diferentes de restauración y de copas, donde la cocina funciona ininterrumpidamentePalacio Chiado, en Lisboa

Un multiespacio gastro recupera con gusto y acierto el antiguo Palacio del Barón de Quintela, de 1781. Y nos gusta.

Palacio Chiado es la última apertura de un barrio que nos atrapa y nos cautiva porque en él se concentra gran parte de la actividad creativa y la recuperación de edificios históricos con fines lúdicos.

En una de las 3 alas del Palacio del Barón de Quintela, construido en 1781, ha abierto un conjunto de 7 propuestas diferentes de restauración y de copas, donde la cocina funciona ininterrumpidamente todos los días de 12:00 a 00:00, y jueves, viernes y sábado de 12:00 a 02:00.

Precisamente, en este caso , no se trata de un palacio cualquiera de los que nos rodean. Este palacio fue el cuartel general y la residencia del General Junot cuando la primera invasión de las tropas francesas en 1807. De la fama de los fastos de ese palacio en esa época se acuñó la expresión en portugués: “ a lo grande y a la francesa”. Pero no solo fue la sede de fastuosos banquetes en esa breve época, ya que a lo largo de los siglos ha sido conocido por la aristocracia y los” bons vivants” que celebraban aquí sus encuentros más ostentosos.  Los salones, la escalinata y los frescos lo atestiguan.

Tras superar el funcional pero desconcertante sistema de entrada donde un guardia de seguridad te da una tarjeta de registro de los consumos que se liquidan conjuntamente a la salida, nos encontramos en la que fue la entrada del Palacio. Ahí se ubican con un estilo informal la barra de cócteles y las mesas donde, tras pedir tus platos de entre varias opciones, es posible comer sentado a cualquier hora del día. Al fondo, en las cocinas originales, se encuentra el ya famoso asador de carne lisboeta, Atalho; una opción de comida saludable, sin gluten, sin lácteos, sin azúcar; otra de tapas portuguesas con deliciosas croquetas variadas entre otros, y otra de hamburguesas gourmet. Las cocinas de las diferentes opciones se encuentran juntas al fondo de la entrada y han sido adaptadas con una estructura de extracción de humos suspendida del techo para no dañar los azulejos originales del S.XVIII.

Cambiando totalmente de estilo  y anunciándonoslo la maravillosa escalinata, ascendemos al piso 1. Sus salones de baile, foyer, con sus frescos, boiseries y molduras originales acabados de restaurar alojan otras opciones más reposadas en un ambiente más tranquilo y con una decoración más sofisticada. Una champañería-ostrería; otra barra con tapas de ibéricos y quesos y el ya famoso Suchic, del chef Hugo Ribeiro, con comida de Tailandia, Vietnam, Corea, Japón y China muy bien adaptada a los productos de Portugal, del que nos atrevemos a decir es la mejor porpuesta de cocina oriental del país. Servicio de mesa impecable, vajillas Pure de Serax belgas y la decoración y el acomodo para comidas más prolongadas.

La empresa ha sido creada por 3 Duartes, amigos de la infancia, y la restauración del edificio, Patrimonio Nacional, ha sido realizada por el arquitecto Frederico Valsassina que ha tenido que respetar tanto materiales como espacios originales. Para ello, el pavimento de parquet del primer piso es flotante y permite esconder todos los cables y tubos, así como la instalación de las modernas cocinas en los espacios de las antiguas con estructuras tubulares en suspensión. Cabe destacar la minuciosidad de la recuperación de los frescos de los techos de la sala de baile  con escenas mitológicas y del foyer así como la belleza de la imponente escalinata con vidrieras.

Un espacio que dará que hablar, con más defensores del primer piso que de la planta 0 donde hay demasiada acción. Pero sin duda, un lugar que frecuentaremos ya que es una rareza y un privilegio poder comer a deshora, comida variada,  de calidad, e informal en un palacio tan representativo como este. Enhorabuena por la idea, por el respetuoso proyecto y que cada uno coma, meriende o cene a la hora que se le antoje, el tipo de comida que se le antoje compartiendo la misma mesa en ese entorno y en ese barrio.

Chiado

Lisboa

Restaurantes

Restaurantes

Felip Llufriu y Mon

Gabriela Domingo

Lo esperábamos ansiosamente desde hace un año. El restaurante Mon es ya también fonda. Si alguien no conocía aún Menorca, ya no tiene excusa. leer

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+