El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Restaurante Torralbenc

En Menorca, la llegada del chef Paco Morales, con su cocina, ha supuesto aire fresco. Todo el mundo habla de su nueva propuesta en gastronómica.

Dicen, en la isla, que no existía nada igual. Aseguran quienes allí residen que Menorca anhelaba una dirección gastronómica. Ya la tiene. Se llama Torralbenc. Ésta ha sido su primera temporada, cerrará sus puertas el 31 de octubre, pero volverá. Con todo el sabor. 

Los chefs van y vienen. Como todos, buscan su lugar en el mundo. Paco Morales, de origen cordobés, posiblemente anhele regresar a su tierra pero, hasta la fecha, han sido Madrid y Bocairent los que han presumido de su arte en mayúsculas. Desde hace unos meses, va y vuelve a Cala’n Porter, a escasos kilómetros de Mahón, porque aceptó el reto de asesorar y firmar la oferta culinaria de Torralbenc. Creó equipo, que respalda el día a día, y la respuesta de la clientela, ávida de novedades así como de sensatez, ha secundado su apuesta.

El comedor es un espacio en quietud. Sigue las pautas de la arquitectura de la isla, la de antes. Paredes blancas, madera, piedras… Luz pensada para iluminar, acompañar, ensalzar. Y mesas que dan la bienvenida al comensal. Cerca, apenas a unos metros de la cocina, existe un huerto; y en él, crecen hierbas aromáticas, verduras y hortalizas. No es raro, de rato en rato, que alguien, desde la cocina, salga provisto de unas pequeñas tijeras para regresar con algo fresco.

Morales ha elegido lo cercano. Alimentos y recetas que no resultan extrañas al paladar. De esas que reconfortan; como el’Cochinillo asado con naranja y clavo’, sublime. Se divierte jugando con las texturas, los contrastes, las temperaturas que distan unas de otras. Véase en ‘Tomates casi secos con su agua helada, pimentón y leche de almendra con tataki de melva’.

En Torralbenc, existen dos cartas. Una más ligera, con ceviches como el de lubina con emulsión de verduras aciduladas o los rollitos fríos de pasta de arroz con langostinos y guacamole. No faltan ensaladas, arroces y pescados del día.
Los vinos están a la altura. Con representación, por derecho y calidad, de etiquetas de las Baleares. Sin olvidar, la ginebra menorquina. Todos ellos presentados por el apasionado sumiller José Antonio Barragán.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+