El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Escapadas

Escapada hedonista en otoño6 imprescindibles en Dordoña-Perigord

Pueblos y castillos medievales, grutas y pinturas rupestres, excursiones en plena naturaleza y la gastronomía del foie y la trufa negra.

Muy cerca de Burdeos, en la región francesa de Aquitania, se encuentran cuatro valles donde la especie humana vive desde hace más de 400.000 años. Recorrer la provincia de Dordoña-Perigord es un viaje en el tiempo por la Prehistoria, el Medioevo y el Renacimiento. Podemos hacerlo a pie, en bici o en piragua. Dordoña-Perigord está preparada para las experiencias más originales, como dormir en una casita de madera en un árbol, en una casa flotante sobre el río o en el castillo más deslumbrante. Los gourmets disfrutarán de este paraíso de la trufa negra y el foie.

1.- La Prehistoria
En Dordoña-Perigord encontramos 147 yacimientos que se remontan al Paleolítico, 15 de ellos declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO. El Vallle de Vézère concentra uno de los sitios prehistóricos más impresionantes de Europa: yacimientos, grutas y cavernas, pinturas rupestres, aldeas trogloditas donde el ser humano habitó y encontró refugio en la Prehistoria. La Gruta de Lascaux en Montignac, apodada la “Capilla Sixtina de la Prehistoria”, es una de las cuevas rupestres más impresionantes y con mayor número de pinturas prehistóricas. Fue descubierta en 1940 por cuatro adolescentes. Lascaux II es una reproducción exacta de esta gruta y en ella se pueden contemplar las famosas pinturas de los toros. El subsuelo de Dordoña es un mundo subterráneo misterioso repleto de cuevas naturales. Son cuevas cristalinas que se diferencian de las cuevas parietales por su producción de concreciones, columnas, pliegues, estalagmitas… Hay cinco abiertas al público, de las cuales la más reciente en ser descubierta es la Tourtoirac.

2.- Pueblos y ciudades de arte e historia
En Dordoña-Perigord las ciudades son a escala humana, con sus callejuelas empedradas, sus casas de entramado de madera y sus mercados. Sarlat, villa medieval por excelencia y primera ciudad de Europa por su número de edificios clasificados, es un testimonio vivo de las épocas medieval y Renacentista. Sarlat se desarrolló en torno a una abadía benedictina de origen carolingio. Sus fachadas antiguas y tejados de pizarra permanecen intactos, perfectamente conservados. La antigua iglesia parroquial es hoy un mercado cubierto y ha sido restaurada por el arquitecto Jean Nouvel, artífice también del Museo Galo-Romano de Vesunna. El mejor día para visitar Sarlat es el sábado por la mañana, día de mercado, para recorrer las animadas callejuelas y descubrir los productos de la región. Périgueux es la capital del Perigord. Esta antigua aldea galo-romana, ciudad medieval y renacentista conserva 39 edificios clasificados como monumentos históricos. El Museo Vesunna -nombre de la ciudad bajo el Imperio Romano- refleja la vida cotidiana de los habitantes de la Galia. La catedral de Saint-Front y sus cúpulas bizantinas dominan ocho siglos de historia de la arquitectura. Visitar los mercados de Périgueux es la mejor manera de vivir esta ciudad, especialmente interesantes para los buenos gourmets: durante todo el año y según la temporada podremos saborear el foie gras, los boletus, el confit y el magret de pato o de oca, las nueces y castañas, las fresitas. Los mejores foie gras llegan al mercado hacia mediados de noviembre, por San Martín, y la famosa trufa negra del Perigord está en pleno apogeo en invierno. Bergerac puede presumir de patrimonio arquitectónico, con preciosas casas con entramado de madera, y buenos vinos. Y también de personajes ilustres como Cyrano de Bergerac, tan bien reflejado en la obra de Edmond Rostand. Esta es una ciudad tradicionalmente comerciante, en la que el río Dordoña ha servido siempre de vía de comunicación y transporte. Las viejas gabarras que transportaban barricas de vino se han transformado hoy en barcazas de recreo y paseo. Algunas se utilizan incluso como vivienda. Brantôme, apodada “la Venecia verde del Perigord” merece también una visita.

3.- Los pueblos más bonitos de Francia
De los 153 pueblos más bellos de Francia, nada menos que 10 están en Dordoña-Perigord. Ningún otro departamento, salvo Aveyron que también cuenta con diez, puede presumir de tanta belleza. Estos pueblos medievales o bastidas que salpican el paisaje de Dordoña-Périgord han conservado su alma gracias a una exquisita y cuidada labor de restauración. Siguiendo el valle del Dordoña, al sur de Sarlat, encontramos el pueblo medieval de Domme asomado a un cortado vertiginoso con vistas imponentes sobre el valle. Esta bastida de finales del siglo XIII conserva parte de sus murallas y puertas de acceso a esta plaza fortificada. En los muros de la Puerta de Tours se observan aun las inscripciones gravadas por los prisioneros Templarios. Continuando por el río Dordoña llegamos a Beynac, con su magnífico castillo del siglo XII en la cima de la roca y sus tejados de pizarra y fachadas de piedra dorada. Desde aquí se realizan paseos en gabarra y se puede salir a descubrir la región en piragua o en globo. Castelnaud La Chapelle cuenta con un museo de guerra medieval dentro de un magnífico castillo situado en la confluencia de los ríos Dordoña y Céou, en un paisaje precioso. La Roque-Gageac es un bonito pueblo en tonos ocres y sienas encastrado en las rocas escarpadas. Orientado al sur, su jardín exótico rebosante de plataneros, palmeras, granados y naranjos es una auténtica delicia. Desde el río y a bordo de una gabarra, las vistas del pueblo y sus alrededores son idílicas. Limeuil, situado en la confluencia de los ríos Dordoña y Vézère, disfruta también de unas vistas espectaculares desde lo alto a los dos valles. Por la muralla y las puertas fortificadas se accede a los jardines panorámicos. Ya en el valle del Vézère encontramos dos pueblos encantadores por su autenticidad, su arquitectura y la quietud que transmiten: Saint-Léon-sur-Vézère y Saint Amand de Coly. En Saint-Léon sur Vézère, la casona Manoir de la Salle del siglo XIV y su torre, junto con el castillo de Clérans, dominan el río. La joya de este pueblo es su magnífica iglesia románica del siglo XII. Como curiosidad, señalar que aquí se ha instalado uno de los mayores centros budistas de Europa. Por su parte, Saint-Amand-de-Coly posee un abadía del siglo XII considerada una de las iglesias fortificadas más bellas del Perigord. A la salida del pueblo están señalizados tres recorridos: el histórico, el sendero por la naturaleza y el lúdico y pedagógico para disfrutar en familia. El pueblo medieval de Belvès, encaramado en un promontorio rocoso que domina el valle del Nauze y la bastida inglesa de Monpazier, muy bien conservada y considerada como el ejemplo más típico de las bastidas del Suroeste de Francia, son otras dos visitas recomendadas. Ya más al norte encontramos el pintoresco pueblo de Saint-Jean-de-Côle con un patrimonio arquitectónico excepcional: el castillo de Marthonie, de estilo clásico-renacentista, la iglesia románico-bizantina, el priorato y el puente gótico que atraviesa el río Côle.

4.- Castillos legendarios
Dordoña-Perigord recibe el apodo de “el país de los mil y un castillos”, todos ellos magníficamente restaurados y que recorren la Edad Media hasta el Renacimiento. Entre los últimos abiertos al público figuran el Castillo de Bridoire en Ribagnac, cerca de Bergerac, y el Castillo de Sauveboeuf en Aubas, cerca de Montignac.

5.- Naturaleza y deporte en Dordoña-Perigord
Hay muchas maneras de descubrir la riqueza natural de este departamento. Del Parque Natural Regional Périgord Limousin al patrimonio vinícola de Bergerac, pasando por los senderos temáticos que se adentran por los castañares, la lista de posibilidades es interminable: 1.130 km de senderos de Gran Recorrido y 4.000 km para los pequeños circuitos de senderismo, tres vías verdes para recorridos en bicicleta, la mayor superficie de Francia para remar con canoa o piragua, descensos en canoa o en kayak por el río Dordoña, excursiones en paddle surf SUP, esquí náutico y wakeboard para niños en uno de los mayores estanques del Périgord, el  de Rouffiac en Lanouaille, playas de río, piscinas y complejos acuáticos, zonas de pesca, centros ecuestres, la llamada “Vía Ferrata de las Rapaces”, escalada para descubrir el valle viviendo sensaciones fuertes en total seguridad, diez recorridos al más puro estilo Tarzán entre árboles utilizando puentes colgantes, tirolinas y pasarelas, cuatro campos de golf de 18 hoyos y tres de 9 hoyos…

6.- Y la gastronomía del foie y de la trufa negra
Según la época del año, los puestos de los mercados exponen fresas y nueces del Perigord, setas y boletus, la trufa negra del Perigord y productos a base de pato o de oca como el foie gras. Con sus 2.000 años de tradición vinícola, el viñedo de Bergerac produce 13 Denominaciones de Origen Controladas.

Información práctica
Cómo llegar
Circuitos recomendados y los 11 lugares más visitados
Folleto turístico para descargar
Dónde alojarse
Dónde comer
La cocina del Perigord se basa esencialmente en el producto de la tierra. Nada como sentarse a la mesa en la propia granja, en casa del productor. Aunque también hay excelentes restaurantes con chefs imaginativas que le dan la vuelta a las recetas más tradicionales. Entre los restaurantes recomendados:
Restaurante l’Imaginaire en Terrasson, con François Adamski como chef ejecutivo, Mejor Obrero de Francia (2007), Bocuse d’Or (2001) y antiguo chef del “Gabriel” de Burdeos. El joven chef Julien Dayre es el encargado de renovar los platos.
Restaurante La Tour des Vents en Monbazillac. Al mando del chef Damien Fagette, segundo de Marie Rougie.
Restaurante Les Glycines en Les Eyzies de Tayac
Restaurante Un Parfum de Gourmandise en Périgueux. Sébastien Riou está en la cocina y Cattell Kergadallan prepara los pasteles. El menú cambia cada mes atendiendo a los productos de temporada.

Webs en español y francés.

2 respuestas a 6 imprescindibles en Dordoña-Perigord

  1. Ana Cañizal dijo:

    ¡Qué apetecible destino! ¡Cuánto por descubrir tiene Francia, y aquí al lado! Muy buen reportaje y magníficas fotos.

    • Gabriela Domingo dijo:

      Gracias Ana, siendo tú una gran viajera y escritora, el comentario es doblemente bienvenido!

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+