El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Escapadas

Cabo de Gata, paraíso en negro y turquesa

Este Parque Natural conserva intactos muchos de los atractivos que busca el viajero de verdad (que no el turista). En primavera, además, vive su particular esplendor.

Gastronomía, historia y patrimonio, pueblos y tradición, gentes y paisaje, y una naturaleza desbordante y sorprendente, íntima e infinita, casi inabarcable. Un destino para disfrutar fuera de temporada.

El Cabo no es un lugar de afluencia masiva, pero hay que tener en cuenta que la capacidad de alojamiento en el Parque Natural es limitada, sin que existan, para nuestra suerte y la del lugar, hoteles “mastodonte” destinados a hordas de turistas. Esto que, sin duda, nos alegrará saber, hay que tenerlo en cuenta si no queremos llevarnos sorpresas desagradables. Por otra parte, la temperatura es siempre buena: nunca hace un calor insoportable, el agua del mar está más fresquita que en el resto del Mare Nostrum y solo viento, muy ocasionalmente, puede resultar algo molesto.

Playas-joya: agua turquesa y roca volcánica
Casi todas sus playas son verdaderas joyas, como las cercanas al pueblo de San José, Genoveses o Mónsul, elegida esta última para el rodaje de algunas escenas de Indiana Jones y la última cruzada, Las aventuras del barón Münchhausen o la almodovariana Hable con ella. Nuestra propuesta son las calas del Barronal, una serie de pequeñas calas que se extienden entre las dos playas que hemos mencionado, a las que se accede caminando en tan solo media hora desde el aparcamiento de la playa de Genoveses. El paseo entre pitas, aloe veras y palmitos merece bien la pena: seguramente os encontraréis solos o con poca gente más, rodeados de oscura roca volcánica, arena fina y mar turquesa. Otra sugerencia es la cala de San Pedro, a los pies de un fortín en ruinas, a la que se llega andando desde Las Negras o en zodiac desde el mismo pueblo. La playa de los Muertos, en las proximidades del pueblo de Carboneras, en el extremo norte del Parque, merece también un baño relajado. Amplia, de pequeñas piedras de mil colores y de aguas cristalinas.

Paseos recomendados
No debéis dejar pasar la oportunidad de acercaros al propio Cabo de Gata para contemplar el Arrecife de las Sirenas, al que se llega tras un breve recorrido vertiginoso sobre el mar después de dejar atrás las Amoladeras, donde pueden avistarse aves migratorias y las salinas del mismo nombre. En las proximidades del Cabo podemos encontrar algunas pequeñas calas poco frecuentadas, en las proximidades del singular Arrecife del Dedo, y tras una corta ascensión por encima de la Torre de la Vela Blanca, hacia al norte, divisar una de las mejores vistas de la costa del parque (puede subirse en coche).

Ya en el interior, Níjar y su barrio alfarero merecen una visita, recomendándoos especialmente las pinturas y cerámicas del inglés Matthew Weir, que reside en el pueblo desde 1988. A pocos kilómetros y tras una sinuosa ascensión alcanzamos el pueblo de Huebro, que goza de increíbles vistas sobre la llanura del Campo de Níjar y en el que da comienzo una interesantísima ruta de molinos de agua que discurre por el angosto valle que se extiende hasta la llanura.

De regreso a la costa, en el hermoso valle de Rodalquilar, pueden visitarse las ruinas del complejo minero de extracción de oro, testimonio de la fiebre aurífera que vivió esta tierra a partir de 1880. A un paseo de alrededor de una hora, tomando una pista que bordea por detrás las minas alcanzaremos otro de los hitos de nuestro viaje, el Cortijo del Fraile, trágico escenario del llamado “Crimen de Níjar”, que inspiró al gran escritor Federico García Lorca para escribir su gran obra Bodas de Sangre.

Nuestro recorrido debería completarse con alguna visita a los aljibes y las norias de sangre, vestigios del pasado de esta tierra y de la lucha diaria de sus gentes contra las duras condiciones de vida, a los fuertes desperdigados por toda la costa que sirvieron de defensa contra la piratería, a las atalayas y miradores, como el de las Amatistas, que nos asoman sobre un mar inmenso. La Isleta del Moro, con sus “ballenas” de roca que dan al pueblo un perfil inolvidable, Las Negras (y el calamar de potera en aceite, deliciosamente cocinado en La Palma) o Aguamarga no son solo nombres sugerentes. Detrás de ellos se esconde todo un caudal de historia y vida que confiere a esta tierra de desierto y palmerales una personalidad cautivadora impregnada de la fuerza telúrica de sus viejos volcanes. Si os lo perdéis, no digáis que no os lo advertí.

Recomendación gastronómica:
La Gallineta, en el Pozo de los Frailes. Buen hacer, amabilidad y una terraza exterior donde puede disfrutarse de la luz del atardecer. La comida es sencillamente exquisita: arroces negros con chipirones y algas, de verduras, pulpo y mil cosas más, todas ellas preparadas con mimo. Suquet de pescados y mariscos, alcachofas naturales con ajo y pimentón de la Vera, pescados de la zona y del más allá… un interminable etcétera de placeres más. Es imprescindible reservar en temporada turística: 950380501.

Recomendación de alojamiento:
El Jardín de los Sueños, en Rodalquilar. Regentado por el alemán Eckart Kost, se trata de un oasis de tranquilidad ubicado en un antiguo cortijo restaurado. Cuenta con una estupenda piscina integrada en un amplio jardín de cactus de ciento y una variedades, y un desayuno pensado para hedonistas, que se sirve en el exterior con vistas al valle, en mitad del paraíso.

18 respuestas a Cabo de Gata, paraíso en negro y turquesa

  1. David Valladolid dijo:

    Que maravilla!!!!!.Un lugar ideal para perderse y disfrutar de los bellisimos paisajes que ofrece el sur peninsular.Una vez más,mi enhorabuena por el reportaje.
    Saludos : -)

  2. Miguel dijo:

    Queridos amigos y amigas….
    Muchas gracias por visitar este recién inaugurado blog, por comentarlo y por hacerlo crecer.
    Un abrazo.
    Miguel

  3. Carlos Valladolid dijo:

    Magnífico, un artículo perfecto, no se puede decir más en menos espacio. Con unas pocas pinceladas hace un repaso rápido y exhaustivo a todos los recursos turísticos posibles que nos pueden interesar, los naturales, culturales, históricos, etnográficos,gastronómicos…y a la gente de los pueblos del Cabo de Gata.
    Detrás de este texto se percibe la visión de una persona sensible y reflexiva, que ha viajado mucho y lo sigue haciendo con la mente abierta, captando una realidad que a otros les pasaría desapercibida. El orden de su exposición parece indicar que tras la obligada descripción de los factores naturales, es el factor humano el que más le impresiona.
    Lo recomendaré a mis amigos y alumnos de Turismo como modelo de reportaje.
    ¿Habrá nuevas entregas?

    • Miguel dijo:

      Gracias Carlos.
      A Quino Meseguer, gran viajero de visión amplia, le encantará saber tu positiva opinión hacia el reportaje.
      Y comentarte que sí, que Quino nos deleitará con más entradas en la sección de Escapadas de este blog.
      Un saludo,
      Miguel

  4. Lucía dijo:

    Enhorabuena por el artículo!!!. Seguro que será un destino a tener en cuenta en nuestros próximos viajes, a la vista de las maravillas de este lugar y de lo que nos cuenta este buen amigo, gran viajero y conocedor de nuestra geografía.
    Joaquín, ánimo y sigue compartiendo con todos nosotros tus vivencias.
    Un fuerte abrazo.

  5. Judith dijo:

    Genial! Qué ganas de ir de visita por allí! Bravo a Joaquín :)

  6. cesar dijo:

    Que maravilla de reportaje, cuantos recuerdos me viene a la memoria. Rodalquilar, “el Playazo” y Matthew Weir. muy bien recomendado. bravo!!!

  7. LOLA dijo:

    Me ha encantado el reportaje ; no solo es util pues te proporciona infornacion relevante sobre el lugar sino, lo mas importante, es una invitación para viajar y para conocer , con tu propia mirada , un destino cargado de posibilidades.
    Enhorabuena!!!

  8. Juan Ramón dijo:

    Magnífico. Lo descubrí hace casi 30 años y claro que ha cambiado pero mantiene su encanto, sobre todo gracias a que no hay turismo masivo. Por esto es importante que no se construyan hoteles como El Algarrobico.

  9. chelo RIBADEO. dijo:

    Enhorabuena por el reportaje. Megusto como esta hecho ,me gustan las fotos y me encanto la forma de todo el enfoque. Quedo con muchas ganas de conocer toda la zona. Te animo a que sigas ,te seguire el blog.

  10. Mar dijo:

    Quino, una vez más se aprecia la pasión que pones en todo lo que emprendes. Gracias por dejar que nos colemos un ratito en tu mochila de viajero, por desnudar tu alma en el cuaderno de viajes que siempre te acompaña. Gracias por este reportaje y por todos los que están por venir (apuesto que van a ser muchos). Desde León te releo con cariño y archivo este tesoro en la carpeta de los grandes deseos.

  11. Ladeusa dijo:

    Definitivamente, dan ganas de ir.

  12. La noche de San Juan nosotros la pasaremos -sin dormir- en Cabo de Gata, en El Cortijo del Aire… Buena energía para todos…

  13. Maria Najera dijo:

    De nuevo, estamos en Cabo de Gata y buscaremos ese restaurante con buen calamar..

  14. Pingback: Cala Grande | El HedonistaEl Hedonista

  15. Pingback: 5 tentaciones de las Azores - El Hedonista - El Hedonista

17273747576777scroll down

Escapadas

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+