El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Escapadas

Senderos fáciles y recorridos de alta montaña por el centro de EuropaDe los Alpes al Adriático

Cimas escarpadas, lagos refrescantes, paisajes bucólicos y al final, playas de aguas cristalinas.

En este gran espacio natural que abarca Baviera, en el sur de Alemania, los Alpes austriacos, las Dolomitas italianas y los suaves paisajes de Eslovenia y el norte de Croacia encontramos senderos y rutas de alta montaña para todos los gustos y niveles. La naturaleza imponente se da cita con la cultura en una propuesta viajera completa y variada.

Desde Alemania a Italia pasando por Austria
No podemos imaginar ruta más romántica que la que recorre los castillos de Luis II de Baviera, atraviesa los Alpes de norte a sur desde Ammergau y Wetterstein en Alemania, Karwendel en Austria, el Tirol y las Dolomitas italianas y desemboca finalmente en Venecia. Como el verdadero amor y el romanticismo puro no necesitan lujos superfluos, esta travesía excepcional la haremos a pie, descansando en sencillos refugios de montaña que enamorarían a la mismísima Sissi.

Tomamos el tren en Munich y nos dirigimos a la ciudad medieval de Füssen donde nos adentramos en el mundo de los sueños y los cuentos de hadas de Luis II de Baviera: el castillo de Neuschwanstein, los idílicos lagos Schwansee y Alpsee y el magnífico castillo de Hohenschwangau. Si queremos dedicar el día a recorrer la montaña, desde el puente de Marienbrücke ascendemos suavemente hasta el refugio-albergue de Bleckenau que nos deja a las puertas del macizo de Ammergau. Este es un entorno de montaña espectacular habitado por decenas de rebecos y salpicado de escarpadas rocas calcáreas. El refugio de Kenzenhütte nos sirve de albergue para pasar la noche.

Siempre pendientes de la meteorología, podemos optar por la subida al Lösertaljoch, a 1682m de altura, o al Scheinbergjoch (1764m). Desde este pico se disfruta de una vistas panorámicas al valle de Linderhof hasta Ettal. El descenso a través del corazón de Ammergau nos deposita a las puertas del castillo de Linderhof, antiguo pabellón de caza y residencia favorita de Luis II, conocido también como “el pequeño Versalles”, con su kiosko morisco y la gruta de Venus.

El pueblo de Ettal, cercano a Garmisch-Partenkirchen (donde se celebran todos los primeros de enero los campeonatos de saltos de esquí y al que se puede llegar desde Ettal a bordo de un simpático autobús de correos) es lugar de visita obligada por su precioso monasterio benedictino. Garmisch, ciudad olímpica, se encuentra a los pies de la cumbre más alta de la región: la famosa Zugspitze (2950m), que hace frontera con el Tirol. La entrada al corazón de este macizo montañoso es a través de las gargantas de Partnach. A través del sendero de Kalbersteig y del Camino Real llegamos finalmente a uno de los refugios con mayor solera de los Alpes: el Schachenhaus, un precioso pabellón de caza de Luis II de Baviera, de 1876. Otro refugio disponible en la frontera entre Alemania y Austria es el Meiler Hütte, la cabaña de Meiler. Desde allí se desciende al valle de Bergleintal y al pueblecito de Leutasch.

Ya en Austria, hay magníficas caminatas por el valle de Giessenbach y las gargantas de Gleitschklamm. Dejamos atrás la montaña y en el valle del Inn podemos tomar el tren a Innsbruck, una ciudad genuinamente alpina con interesantes edificios y museos. Y cómo no, con deliciosos cafés y Apfelstrudel con suplemento de nata montada: después de tanta caminata, conviene reponer fuerzas.

En el valle próximo de Zillertal nos encontramos con las espectaculares cascadas de Krimml, las más altas de Europa con sus 400m de altura. Hemos llegado ya a la frontera entre el Tirol austriaco y el Südtirol o Tirol del Sur (hoy territorio italiano con el nombre de Trentino-Alto Adige) y al espectacular valle de Krimmler Achental. Aquí los Alpes se estrechan y uno de los pasos más fáciles para cruzarlos es el que deja Zillertal al oeste y el Grossvenediger al este. Estamos en zona de glaciares, a las puertas de las Dolomitas, tan impresionantes en invierno como en verano. Este es otro paraíso del senderismo y de la alta montaña: el paso de Rodella, la gran travesía norte-sur de las Dolomitas, el Cañón de Vallunga, las agujas de Cir frente al imponente grupo montañoso de la Sella, que asemeja un paisaje lunar, el paso Gardena… Palabras mayores solo aptas para montañeros experimentados. Finalizamos al pie de la Marmolada, la cima más alta de las Dolomitas, y de ahí en bus o en tren a… ¡Venecia! El contraste no puede ser más total.

Otra opción que rivaliza con la primera en romanticismo, cultura y alta montaña reservada a los senderistas más experimentados es la gran travesía de los Alpes que comienza en Salzburgo, la ciudad de Mozart, y finaliza en Verona, la cuna (y la trágica tumba) de Romeo y Julieta.

Eslovenia y Croacia
Prometimos llegar hasta el Adriático y esta es la ruta que proponemos: desde Eslovenia, uno de los países más “de postal” que hemos conocido nunca, hasta la preciosa Croacia. Un viaje por dos ambientes realmente diferentes.

Comenzamos en Eslovenia y en su pequeña y encantadora capital Ljubljana. Y en los Alpes julianos, que recorreremos desde nuestra base de Ribcev Laz junto al lago de Bohinj. Cascadas, gargantas de Vintgar, el lago de Bled…, son todos ellos paisajes de postal.

Desde Eslovenia, Croacia está a un paso. Istria, la provincia croata bañada por el Adriático, está llena de reminiscencias del imperio austro-húngaro e influencia veneciana. En el corazón de Istria se sitúa Motovun, un precioso pueblo de piedra, y Hum, conocida por ser la aldea más pequeña del mundo. No podemos dejar Istria sin pasar por la encantadora Rovinj (donde nuestro amigo Vinko nos prepara las mejores cenas a base de lubina salvaje y pasta italiana en su maravilloso restaurante Maestral) y Pula, famosa por su circo romano.

Imágenes y contenidos cedidos por Terdav, especialista en viajes y senderismo desde 1976.

Una respuesta a De los Alpes al Adriático

  1. Pingback: Eslovenia, amor a primera vista - El Hedonista - El Hedonista

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+