El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Escapadas

En las islas griegas más recónditas, la vida continúa como si nadaGrecia, más que nunca

Este verano, como siempre y más que nunca, nos vamos a Grecia en busca de la esencia mediterránea

Ya lo dijimos en enero: este verano volveremos al Mediterráneo, y concretamente a Grecia.

Nuestro querido Maurizio Cristofolini nos habló del “mal de Grecia” en su artículo sobre Lipsos, que nada tiene que ver con lo que están padeciendo los griegos por culpa de la Troika y el corralito, sino que se refiere a aquellas personas que vagan por el Egeo en busca de la isla feliz, y acaban encontrándola.

Si Maurizio recorría las islas griegas en velero, nosotros vamos a hacerlo esta vez a pie. Saboreando el Mediterráneo en estado puro, gozando de la dulzura de la vida sencilla, siguiendo los pasos de los viejos filósofos. Entre el mar y la tierra, el senderismo en Grecia nos empapa de cultura, sabiduría y belleza.

Cuanto más nos alejemos de Atenas y de cualquier aeropuerto insular, tomando los ferris que haga falta para llegar a la isla más recóndita, más y mejor viviremos la auténtica Grecia. Merece la pena tomar dos aviones y dos barcos para desembarcar en Alonissos, por ejemplo, una minúscula isla de las Espóradas de tan solo 23km de largo por 3 de ancho, que a pesar de ser tan pequeñita ofrece múltiples caminatas por bosques de olivos y almendros donde a buen seguro nos toparemos con un pastor, un recolector de resina, una anciana haciendo acopio de hierbas salvajes medicinales o alguien depositando una pequeña ofrenda ante un altarcito en el camino.

Los senderos a lo largo de la costa sembrada de cuevas azules y sobre todo en las islas deshabitadas del parque marino de Alonissos son una experiencia inolvidable. Y si el calor aprieta, siempre nos queda la posibilidad de hacer deporte a remojo, buceando en aguas turquesas cristalinas y remando a bordo de un kayak.

Grecia nos ofrece preciosos caminos costeros para senderistas, ascensiones a pequeñas cumbres, como en las Cícladas, islas extensas rebosantes de vegetación y olivos milenarios como Corfú, la isla griega más “italiana”, y joyas de la naturaleza como las gargantas de Samaria en Creta. Senderos maravillosos con el añadido de darse un chapuzón en una cala tranquila y casi desierta, la visita a una iglesia ortodoxa en blanco y azul o a un templo de la Antigüedad o a un monasterio en la cima de un monte, a pueblos encantadores como Naxos, Amorgos, Santorini, y miles de pueblecitos donde parar al atardecer para tomar un ouzo, una deliciosa melizanosalata y la famosa koriatiki salata, la ensalada griega de feta y tomate que podríamos tomar sin cansarnos todos los días del verano.

No hay forma de vida más sencilla y encantadora que esta. Grecia es sin duda nuestro destino favorito para el verano, el largo verano mediterráneo que se extiende de marzo a noviembre.

Imágenes y contenidos cedidos por Terdav, especialista en viajes y senderismo desde 1976.

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+