El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Escapadas

Zahara: de los atunes, de sus bares y lugares (y III)

Y llegan julio y agosto y, de golpe, Zahara se llena hasta la bandera.

Todo está listo para recibir al verano. Eva y Mauro tienen su tienda–taller, “me piace”, llena de buenas ideas y mejor energía: camisetas serigrafiadas, bisutería hecha en casa, pequeñas piezas de cerámica, ropa, bolsos originales. Descubriréis sus obras repartidas por muchos restaurantes de Zahara.

En Bacana encontraréis maravillosas pamelas de colores. Su propietario, Ernesto, recicla y convierte en escultura cualquier material que pasa por sus manos, fabrica muebles artesanos y en invierno se va a Brasil. ¡No sabe ná, este chico!

Para comer en la playa, Los Sueños. Llevan 6 años sirviendo los mejores arroces (el caldoso es para morirse de bueno), sardinas asadas, pescado del día. De aperitivo, un atún en escabeche casero suave, suave. Los postres de la casa, que van variando cada día, tampoco conviene saltárselos. Limpio, con un servicio rápido y atento, incluso los domingos, es sin duda nuestro favorito en la zona de Atlanterra.

Al atardecer da comienzo la hora mágica. Un último baño en el mar teñido de rosa, una puesta de sol espectacular, y…..momento chiringuito. En las noches cálidas de verano, él es el protagonista. Nosotros somos “de natural” gente pacífica, pero como alguien quiera arrebatárnoslo (que se hablaba de suprimirlos), nos va a encontrar.

La noche zahareña se vive al aire libre, la fiesta se improvisa: en el escenario de El Pez Limón, antigua La Gata, con graffiti de Pablo Carbonell y hoko, o en las jam sessions de La Ballena Verde, donde de pronto te encuentras al Gran Wyoming tocando con Pepe Valencia & friends. Y por supuesto, en el chiringuito de La Luna.

O quizá, bien pasada la medianoche, aparezca el duende en forma de Niña Pastori dentro de la muralla, en el localito de Paco el del Atún y su primo Serafín el marisquero, gitanos ellos y muy flamencos.

Magia, compadres, improvisación…. y es que en Zahara nunca sabes por dónde va a soplar.

Escapadas

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+