El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Escapadas

Zahara: de los atunes y de sus restaurantes (II)

De Cádiz, y de sus mares, nos llega el mejor atún, codiciado hasta en Japón. Pista para disfrutar de éste y de otros ingredientes en un recorrido gourmet.

Para la sección gastronómica de Zahara hemos contado con los mejores cicerones: nuestros amigos de Bilbao, que pasan parte de la primavera y del otoño en esas tierras gaditanas y saben lo que es bueno. Gracias a ellos, elhedonista.es ha entrado hasta la cocina. ¡Cómo nos han cuidado y cómo hemos disfrutado!

Una excelente noticia para empezar: El Campero, el templo del atún en Barbate, que descubrimos hace ya más de 15 años y que merece capítulo aparte, abre sucursal en Zahara. Con un ancla de 1864 rescatada de un naufragio presidiendo el bar, un restaurante y un patio emparrado, habrá tortas para conseguir mesa este verano. No os olvidéis de preguntar por la tapa del día. Una anécdota que dice mucho: María, que trabaja en El Campero de Barbate y cierra los lunes, ¿a dónde creéis que va en su día libre? ¡Justo!, al Campero de Zahara.

Desde que ha inaugurado terraza con vistas, el restaurante del Antonio no nos puede gustar más. El Antonio no falla nunca, sus creaciones siempre están entre las más premiadas de la Ruta del Atún y el servicio es de lo mejor. En la barra, es difícil elegir: los minis son para no saltarse ni uno, y el tartar de atún, el atún en escabeche y la ensaladilla son insuperables. Se pueden pedir medias raciones.

Nos encanta Gaspar, porque él es todo un personaje y nos hemos derretido con su tataki de solomillo de Retinto con sésamo y jengibre fresco y con el tartar de atún con hebras de piel de naranja y alcaparras. Gaspar siempre triunfa en la Ruta del Atún.

Y también La Almadraba, donde se cena tan a gustito en su patio andaluz.

Y Juanito, que nos ofreció un galete de atún espectacular, en una de las mesas que dan a la calle.

Y Ramón Pipi, y Pradillo, y El Vapor….

Y si en estas líneas echáis de menos el pescaíto frito, no os preocupéis que en Zahara hay hasta para “jartarse”.

Temíamos que nuestro querido y escondido Albedrío hubiera desaparecido, y para nuestra sorpresa nos lo encontramos en la zona más transitada de Zahara, convertido ahora en el Trasteo, un local y una cocina totalmente de nuestro gusto, con los clásicos del atún, el galete al vino tinto, platos humildes como los huevos de campo con migas y sobrasada y otras recetas sorprendentes que traen Laura y José de sus viajes por el mundo. Yo me quedo con las manitas al curry thai y calamares, con cilantro y chorrito de lima. Para los amantes de lo auténticamente exótico.

Y de propina, aunque aún no hemos tenido tiempo de probarlo, porque acaba de abrir pero promete, os proponemos bajar a las Antípodas en el “21”. Sus dueños, española y australiano de origen italiano, ofrecen canguro y cambian de carta cada 21 días. Vienen avalados por sus restaurantes en Australia y el Soho londinense.

Pensábamos hablaros sólo de Zahara, pero tenemos que hacer una excepción. En Bolonia, en el restaurante Las Rejas, nos damos el gustazo de comer el mejor pez San Pedro a la brasa a precios asequibles. Y las mejores tortillitas de camarones del mundo. Ahí trabajan además esas gentes de las que hablábamos al principio, las que no se inmutan aunque desembarquen en tropel los veraneantes con sus prisas.

Y es que a veces asustan más los de la ciudad que un fuerte temporal en el Estrecho.

2 respuestas a Zahara: de los atunes y de sus restaurantes (II)

  1. He leido Zahara: de los atunes y de sus restaurantes (II) | El Hedonista con mucho interes y me ha parecido practico ademas de facil de leer. No dejeis de cuidar esta web es buena. mobiliario hosteleria

  2. Antes de hablara de Gastronomía deberíamos saber algo más del producto estrella de ésta. El Atún tiene un origen en los peces acorazados de la Era primaria, se cree que su antecesor fue el corsopterigio de hace millones de años.
    Su etimología parte desde el hebreo thannin (escrito), significa dragón marino, ballena y en general pez cetáceo. Nombre que derivó en el griego a thynnos, perteneciente al verbo thinnos, que significa ser llevado con furor y apresuradamente, de ahí paso al latín como thybanus thunnus, del que se derivó, a su vez, el morisco tún y al nombre castellano atún.
    Ya en el Neolítico, en su intensa supervivencia, el hombre u omínido, observa las idas y venidas anualmente de este animal cuando bordeaba la costa atlántica para desovar en el Mediterraneo. Ideó sistemas para conservar su carne. Alguno de los más primitivos métodos era el ahumado, esto es, una vez pescado y despiezado, secado al sol, curado al aire, se ahumaba junto al fuego, otro método fue el salazón.
    De su pesca hay abundantes pinturas rupestres, que así lo atestiguan, representando pescados y barcos en cuevas cercanas al Estrecho de Gibraltar. Para más información visita la historia del atún en http://www.zaharadirect.com

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+