El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Estreno

Dirigida por Warren Beatty ‘La excepción a la regla’, una farsa romántica

El regreso de Warren Beatty a la dirección se presenta como un extraño cruce entre el biopic, la comedia burlesca y el romance cándido.

A pesar de venir envuelto en papel de biopic, género que conquistó con la estupenda Rojos (1981), el regreso de Warren Beatty a la dirección resulta un extraño cruce entre la comedia burlesca, el romance cándido y el drama familiar. 19 años después de Bulworth (1998), su última película como director, 16 después de participar en Enredos de sociedad (2001), su última obra como actor, la estrella —recientemente estrellada— vuele a colocarse en La excepción a la regla (2016) delante y detrás de la cámara para dar vida al mismísimo Howard Hughes, el gargantuesco empresario —y cineasta, y aviador— americano. Pero lo hace sin subordinar su proyecto a la fascinante figura del magnate, descartando cualquier vocación de exhaustividad —e incluso fidelidad— biográfica para confeccionar una película sin pretensiones, de tono amable y humor refrescante, como si de una pieza del Hollywood clásico se tratase.

Precisamente es en Hollywood donde se desarrolla casi toda la trama. Empezando en el año 1958, con la llegada a Los Ángeles de la joven baptista Marla Mabrey (Lily Collins) desde su pueblecito natal, donde acude junto a su madre (Annette Bening) con la aspiración de trabajar como actriz en alguna de las producciones cinematográficas de Howard Hughes. A la jovencita se le asigna una preciosa casa en una colina angelina, como al resto de aspirantes cuyas esperanzas alimenta el magnate, así como un guapo conductor que responde al nombre Frank Forbes (Alden Ehrenreich), encargado de actuar como su celoso guardián. Cargo que se toma demasiado enserio, antes por celoso que por guardián, floreciendo entre ellos una atracción mutua que les reportará más de un quebradero de cabeza, entre otras razones porque a ninguno le convendría romper la regla número 1 del Sr. Hughes, que prohíbe a sus empleados intimar con sus actrices. Pero toda regla tiene su excepción.

Aunque su sombra y sus brillos permean todo el drama, el poderoso Hughes no hace no hace acto de presencia hasta bien entrado el segundo acto, momento en el que sale de su escondite —tras el quicio de una puerta, como una criada shakesperiana, tras la cortina de una habitación, como el Mago de Oz— para estrechar lazos primero con la actriz, con la que tendrá un desliz, y luego con el conductor, que devendrá su cuidador. Lo que propiciará un drama a tres bandas sin demasiados enredos narrativos pero no pocas complicaciones románticas, desarrollándose en adelante una serie de tropiezos, equívocos y querencias mal gestionadas que Beatty, también guionista, se decanta por plasmar en clave de farsa.

La función de Hughes en todo este entuerto básicamente se limita a mantener separados a los jóvenes durante los 6 años siguientes, aunque no tanto por voluntad de interponerse entre los amantes como por el hecho de que su incansable fuerza de voluntad consume todo lo que le rodea: su emporio empresarial, sus proyectos privados, sus vínculos personales e incluso su salud mental, a cuya degradación asistimos progresivamente. Aunque poco preocupan a Beatty las neurosis del magnate, desde luego menos que a Scorsese —El aviador (2004)—, y mucho parecen cautivarle sus excentricidades, aprovechando su presencia para confeccionar varias bufonadas a costa de su conocida biografía.

Ciertamente extraña, por momentos floja, La excepción a la regla no acaba de funcionar ni como biopic, ni como drama romántico, ni como comedia. Y aun así consigue entretener y encandilar, merced principalmente a su desinhibida narrativa, a las carismáticas interpretaciones de sus actores protagonistas (entre los que también se incluye Matthew Broderick) y la pulida fotografía de Caleb Deschanel. Un bonito divertimento de sabor añejo.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+