El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Estreno

Jeff Nichols esboza un bellísimo drama romántico con ecos de compromiso social pero voz cargada de sinceridad emocionalLoving, un delicado acto de amor

Un matrimonio se enfrenta a la ilegalidad de las uniones interraciales en la Norteamérica de los años 50.

No cabe duda de que Jeff Nichols es un director con especial habilidad para adaptar la textura de sus películas a los contenidos que relata en cada caso, ajustando el modo en que sus narraciones miran, se comportan, se dibujan, se deslizan y se facturan en función de la esencia sensible de aquello que nos cuenta. En la interesante Shotgun Stories (2007) ofrecía un retrato oxidado y espinoso sobre la insalvable enemistad entre dos grupos de hermanastros criados en el odio. En la fascinante Take Shelter (2011) contemplaba la esquizofrenia de su protagonista con ojos alucinados y vacilantes. En la preciosa Mud (2012) nos adentraba en los misterios y las querencias del aprendizaje adolescente desde el realismo mágico más pantanoso. Y ahora, en Loving (2016), esboza un precioso relato sobre un matrimonio ilegal en el que cada plano palpita con la ternura y franqueza que se demuestran sus protagonistas, convirtiendo una historia real de lucha por los derechos civiles en un contenido, delicado y tierno acercamiento a ese sentir tan manido llamado amor, que en manos de Nichols se hace estremecedor.

La película cuenta, como indicaba, la historia real de Mildred y Richard Loving (sic), una pareja norteamericana de lo más normal, si no fuera porque ella era negra, él blanco y vivían en la Virgina de los años 50, donde el matrimonio interracial era ilegal. Hecho que al principio se tomaron a la ligera pero rápidamente terminó por pesarles, cuando, a pesar de intentar pasar desapercibidos, la justicia, que no siempre es justa, acabó encontrándoles y penándoles con un año de cárcel o, en su defecto, 25 años de exilio fuera del Estado. Opción que abrazaron con desdichada resignación, viéndose obligados a separarse de sus seres y paisajes queridos durante una larga década, hasta que su caso, convertido en causa célebre de la lucha por los derechos civiles, fue revisado con sentencia favorable por el Tribunal Supremo, que dándoles la razón sentó un precedente para acabar con la sinrazón de una legislación que prohibía ciertos tipos de amor por considerarlos impuros, cuando solo el amor en estado puro era capaz de motivar unas uniones que se sabían condenadas a semejante persecución legal.

La victoria judicial de los Loving fue el primer paso para que se cambiase la ley sobre matrimonios de distinta raza tanto en Virginia como en los otros 15 estados norteamericanos en los que estaba prohibido. Y su historia de amor se vio lacerada durante una larga década por las injusticias de un sistema inclemente y una sociedad prejuiciosa. Pero Nichols esquiva todo alarde de monumentalidad para centrar su obra en la intimidad de la pareja, enfatizando la sinceridad del sentir en profundidad sobre las complicaciones del querer en sociedad. Ni grandes hazañas judiciales a lo Stanley Kramer ni intensos melodramas sentimentales a lo Douglas Sirk plantea el director, sino un tierno y estoico drama sobre el amor, que en las sutiles, insistentes y francas manos de Ruth Negga y Joel Edgerton resulta un sentimiento tan sencillo de entender como gratificante de sentir.

Un bello relato que nada tiene de drama romántico, a pesar de que todo gira en torno al amor compartido entre sus dos protagonistas, que no necesitan ni la retórica de Cyrano ni las gestas de Tristán para demostrar lo que sienten el uno por el otro. Tan solo una serie de gestos y miradas sinceras, en ocasiones cansadas, por momentos disimuladas, pero siempre cómplices, a través de las cuales se comunican y nos contagian su compromiso, que poco tiene de contrato social y mucho de complicidad emocional. Y mientras ellos cocinan, construyen, juegan y se cuidan, todo Estados Unidos cambia al fondo, en segundo plano, con ellos en el centro del debate pero al margen de las discusiones. Porque lo único que quieren, a lo único a lo que aspiran, es a estar juntos.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+