El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Estreno

Una tragicomedia buenrollista que, a pesar de venir del frío escandinavo, azota como una brisa primaveral.Las rezongas de ‘Un hombre llamado Ove’

Sus chispas de humor negro y cierta frescura hacen de esta película una tragicomedia entretenida con muy buenas intenciones.

Adaptación de la novela homónima del sueco Fredrik Backman, poco tiene que ver la la historia de Ove con la del otro Ove de moda, Karl Ove Knausgård, cuya lucha con la vida le llevó, en un arrebato de alienación, por rajarse la cara. En este caso la positividad es casi patológica, a pesar de la frialdad escandinava que trae de serie, naciendo al albor del éxito literario y cinematográfico de la igualmente biempensante El abuelo que saltó por la ventana y se largó, del también sueco Jonas Jonasson, que Felix Herngren llevó al cine en 2013. Premiada como la mejor comedia en los últimos Premios del Cine Europeo, escogida para representar a su país en los últimos Oscar, Un hombre llamado Ove (2015) viene a ofrecernos otro cándido relato sobre las desventuras de un viejo refunfuñón, algo así como la versión sueca de los protagonistas de A propósito de Schmidt (2002) o St. Vincent (2014), un maniático y misántropo cascarrabias más apegado a su Saab que a sus congéneres, tan fiel a sus rutinas como a sus improperios, pero al que una nueva familia de vecinos terminará, poco a poco, por ablandarle el corazón.

La historia que dirige Hannes Holm cuenta con suficientes ingredientes como para complacer a sus espectadores. Interpretado por un estupendo Rolf Lassgård (una cara poco conocida para el público internacional, pero que cualquier curioso de la ficción televisiva reconocerá como el rostro audiovisual del inspector Kurt Wallander, creado por Henning Mankell), Ove se nos presenta como el terror del vecindario suburbano en el que habita. Recientemente destituido de su cargo como presidente de la comunidad, sigue dedicando sus horas libres a patrullar sus callecitas y amonestar a sus moradores. Actitud que crispa a muchos de sus vecinos, pero despierta la compasión de otros más cercanos, conocedores de la profunda desazón en que anda sumergido tras la reciente muerte de su adorada esposa, Sonja (Ida Engvoll), a la que visita periódicamente en el cementerio, con la esperanza de acompañarla pronto.

Lo que no parece ser fácil, porque todas sus tentativas de suicidio se ven frustradas. Pero entre intento e intento la película se abre en una serie de flashbacks que nos revelan los motivos de su amargura –la temprana muerte de su madre, el dramático fallecimiento de su padre, la pérdida de su hogar, el adiós de su mujer– y los brillos de su carácter en el pasado, que empezarán a entreverse en su vida presente a medida la nueva familia de vecinos, formada por una espabilada mujer de origen persa (Bahar Pars), un torpe marido sueco (Tobias Almborg) y dos adorables hijos, vayan espaciando su vida, dándole un toque de color y sentido a su existencia. Porque no hay nada como sentirse necesitado por un tercero para valorarse a uno mismo. Y si a ello se le añaden unas buenas dosis de candidez, de esa que descongela cualquier corazón arrugado, la receta para el optimismo está garantizada.

Nada nuevo bajo el sol, desde luego. Ni sobre el hielo, en esta película de manual sobre un hombre que parece vivir siguiendo una guía de instrucciones, y termina dejándose guiar hacia una vida con menos disposiciones y mejores predisposiciones. Pero a pesar de no correr especial riesgo dramático ni audiovisual, sus chispas de buen humor negro y algún recurso de cierta frescura hacen de Un hombre llamado Ove una tragicomedia entretenida, sin pretensiones pero con buenas intenciones.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+