El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

L de Libros

Un libro sobre nuestros antepasadosEuropa es más que una idea; es una familia

«Mi gran familia europea», un viaje a la prehistoria de la periodista sueca Karin Bojs

La Unión Europea podrá fracasar como asociación económica y política si algunos se empeñan, pero genéticamente estamos todos emparentados, somos como de la familia. O eso es lo que dice Mi gran familia europea.

La periodista científica Karin Bojs responde a algo que todos nos preguntamos: ¿de dónde venimos? Ella se ha dedicado a investigarlo y nos lo sirve en un relato interesante, en forma de viaje a la prehistoria.

Karin Bojs ha sentido curiosidad por su pasado, que es el de todos nosotros. Esto, unido a que escribe bien, le ha valido el reconocimiento internacional. Mi gran familia europea es su tercer libro (ya ha publicado el cuarto) y con él ha conseguido el premio August a la mejor obra de no ficción.

En el principio, Bojs pide analizar su propio ADN, que es el de una mujer sueca normal, y a partir de ahí va proporcionándonos información. La autora se entrevista con genetistas, arqueólogos e historiadores para saber cuáles son sus orígenes como europea, un historial que compartimos, incluso aunque no seamos tan rubios como ella. Su relato en tiempo presente nos permite saber qué opina tal o cuál experto acerca de nuestros antepasados. Y también, aviso para ingenuos, nos descubre que a menudo las teorías dependen de si el científico es racista o no o de si lo es el Gobierno que financia sus investigaciones.

Todo está en los genes

Mi gran familia europea va de los primeros 54000 años de historia de la humanidad; un periodo en el que nos pasaron un montón de cosas en las que no solemos reparar, pero que han tenido mucho que ver en nuestra supervivencia como especie. Por ejemplo, la invención de la aguja en los momentos más chungos de la glaciación, que nos permitió abrigarnos más, o las primeras vasijas de arcilla hace 20000 años, que facilitaron una alimentación mejor.

Karin Bojs nos cuenta también datos curiosos, como que no fue el hombre quien domesticó al perro, sino el perro el que nos domesticó a nosotros, o en qué momento los gatos decidieron permanecer a nuestro lado por pura conveniencia, como ya habíamos notado.

En las páginas de este libro nos enteramos de por qué hay gente a la que la leche le sienta fatal, leemos curiosidades sobre cómo pudieron extenderse las lenguas indoeuropeas y nos apenamos con que la trata de personas sea una vergüenza que nos ha acompañado siempre y que todavía no hemos logrado quitarnos de encima.

En Mi gran familia europea se entiende que pasar de ser cazadores a recolectores nos ha facilitado eso que llamamos progreso, aunque hay quien cree que la invención de la agricultura es «el mayor error de la humanidad», sobre todo para los que se pasan el día sentados en una silla delante del ordenador.

Karin Bojs habla de haplogrupos y de ADN mitocondrial, pero de manera que incluso los que no sabíamos más que lo básico sobre los guisantes de Mendel llegamos a entenderlo.

El libro, que no cansa, es un repaso a lo que creíamos saber y también a lo mucho que ignoramos, pese a las evidencias que han proporcionado algunos cadáveres exquisitos, como el hombre de Ötzi; de ahí que las palabras más utilizadas a lo largo de sus casi 500 páginas sean probablemente, es posible, tal vez

La lección que subyace en Mi gran familia europea es hermosa: muchos de los grandes avances de la historia han llegado gracias a que otros pueblos viajaron de un lugar a otro, cuando no había muros.

L de Libros

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+