El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Actualidad

“El consumidor tiene el poder”

El periodista Javier Ruiz habla alto y claro sobre economía y crisis.

Hablando claro. Entrevistamos a Javier Ruiz que ha sido periodista, analista bursátil y, de nuevo, periodista. En ese camino ha pasado por las redacciones de la Cadena SER, COPE, por el diario El Mundo y por la pantallas de Cuatro y CNN+ donde presentó las Noticias de mediodía y donde fue subdirector de informativos. En la actualidad trabaja en un proyecto digital, Vozpopuli.com, y colabora como analista en Telecinco y TVE.

SOBRE EL DÍA A DÍA

– ¿Que noticias te han llamado más la atención en las última semanas?
La no entrevista del Rey es lo que más me ha llamado la atención en las últimas semanas. Me resulta absolutamente irregular una exclusiva en la que el entrevistado escoge al entrevistador y en la que el entrevistador no pregunta al entrevistado. La Casa Real la ha bautizado como “conversación”. Yo creo que puede bautizarse como muchas cosas pero desde luego NO como periodismo. Esa entrevista y la naturalidad con que algunos medios la han aceptado muestra que la profesión está algo más afectada de lo que creíamos.

El mismo mal detecto en la otra historia de los últimos días. Telefónica ha fichado a un imputado en una causa judicial (Rodrigo Rato) y a uno de los ejecutivos que la propia compañía jubiló hace unas semanas (Luis Abril) con lo que le permitió llevarse una indemnización antes de que suba la fiscalidad y darle un nuevo salario. Lo que en otros tiempos sería un escándalo en todos los medios apenas ha ocupado páginas pares y todavía menos reproches editoriales. El periodismo está en peligro si los periodistas prestamos servicios a nuestros anunciantes en lugar de a nuestros lectores.

– Susan George – presidente de honor de ATTAC Francia, filósofa, analista política y presidenta del comité de planificación del Transnational Institute de Ámsterdam- afirmaba en una reciente entrevista (http://cadtm.org/Estrategias-neoliberales) que el caso de España se puede comparar a una especie de experimento con ratas de laboratorio ¿qué puede inducir a pensar esto?.
Yo creo que es un experimento con una medicina que ha fracasado una y otra vez. Las políticas basadas únicamente en el ajuste provocan empobrecimiento (en España eso ya ha ocurrido), caídas del consumo (también ha pasado ya) y más recesión (eso está pasando ahora mismo).
Es necesario reequilibrar las políticas para que no haya sólo recortes en la agenda de la Moncloa y es imprescindible reequilibrar las cargas. Esta crisis no la pagamos entre todos, la están pagando fundamentalmente los asalariados y las clases medias.

– También dice Susan George que no admitamos que esta crisis es culpa nuestra porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades ¿Tú también lo crees así?
No conozco a demasiados españoles que hayan vivido por encima de sus posibilidades. La mayoría trabaja más que nunca, cobra menos que nunca y sufre como siempre para llegar a fin de mes. Los excesos se han cometido desde determinados balances bancarios y se han permitido desde demasiados organismos reguladores.
Ahora todos debemos pagar esos excesos ajenos. Lo mínimo exigible es que el reparto de las cargas sea justo y no descanse –como hasta ahora—sólo en trabajadores, funcionario y clases pasivas. Ha llegado el momento de que las grandes empresas y los grandes conglomerados públicos contribuyan.

– ¿Hasta cuándo crees que es sostenible esta situación?
Esa respuesta sólo la puede dar la sociedad española. Hasta ahora, ha acatado con estoicismo un reparto injusto de las cargas y un aumento de la desigualdad que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) cifra en el 3%. Pero si esas tendencias continúan, la situación de relativa calma social puede cambiar.

SOBRE PERIODISMO

– ¿Buen o mal momento para un periodista especializado, entre otras cosas, en economía?
Es una gran oportunidad pero un muy mal momento. Es una gran oportunidad porque hay una audiencia creciente que quiere saber, ser formada e informada. Eso requiere periodistas formados, críticos. Pero es un mal momento porque la mayoría de empresas de comunicación están apostando por un modelo de información “ligth” en el que las noticias no molesten a ninguno de los poderes (ni político ni, sobre todo, económico). Por eso florecen los informativos de YouTube.

– Frente a este desastre que vivimos, los periodistas no lo estamos haciendo nada bien ¿Se hace buen periodismo ahora? ¿Se investiga algo o nada? ¿Se cuentan las cosas como son o los intereses y compromisos de las grandes empresas de comunicación lo impiden?
Es verdad que muchos medios se están “arrugando” ante las presiones de los anunciantes o de los reguladores. En un momento de crisis económica, esos medios resultan ser más vulnerables y frágiles. Quizá por eso, el panorama mediático está dejando de ser un panorama de periódicos y está empezando a ser un panorama de periodistas. Hay muchos profesionales honestos que hacen un gran trabajo y a los que hay que seguir estén donde estén y trabajen para quien trabajen.
Sigue habiendo nichos de fantástico periodismo ahí fuera que únicamente requieren un poco más de esfuerzo por parte del lector para encontrarlos.

SOBRE EL LUJO

– Las ventas de coches de lujo se dispararon en 2011: un 83% más que el 2010 ¿por qué?
Porque esta crisis no la estamos pagando todos. Hay un sector que se ha enriquecido mientras las clases medias se convierten en clases bajas. Mientras la economía sumaba cinco trimestres consecutivos de retroceso y el paro llegaba al 25% de la población, en el mes de octubre en España se han matriculado un Bentley (cuyo modelo más barato cuesta 184.200 euros), un K.T.M. (del que no se vendió ningún modelo el año pasado) y un Maserati (cuyos vehículos más económicos no bajan de los 127.000 euros).

– Dicen que las marcas de lujo (de alta gama) son las menos perjudicadas ¿es cierto o es un ‘lugar común’ que beneficia a alguien?
Me temo que es un lugar común cierto.

– Invertir en arte hoy. ¿Buen momento para comprar? ¿Buen momento para vender?
Nunca he creído en los consejos de inversión ni en quienes los dan. Habiendo sido analista, siempre he dicho que si los analistas supieran de verdad lo que va a pasar estarían comprando acciones en lugar de estar vendiendo consejos. Ahora mismo, casi todos los mercados tienen muchos riesgos.

– Algunas voces críticas ven en esta crisis un recorte de libertades y prestaciones sociales por parte de las élites financieras ¿Compartes esta visión?
Sin duda se está produciendo un recorte de derechos conquistados. Lo más preocupante son las voces que reclaman todavía más recortes. Tras la reforma laboral –que ha servido para devaluar los salarios de todos los trabajadores entre un 3 y un 7% según los datos de estadística salarial del INE—algunos piden ahora que se recorte el derecho a la huelga.
Me temo que hay quien ataca los síntomas de la enfermedad en lugar de atacar a la enfermedad en sí. Sin políticas que estimulen el crecimiento y el empleo, seguimos en una carrera hacia el fondo en el que esos recortes continuarán.

SOBRE FUTURO

– ¿Qué pasará en 2013?
Creo que la recuperación se hará esperar. Y cuando llegue, creo que no traerá consigo la más importante: la recuperación del empleo. Una recuperación anémica suele retrasar la creación de empleo varios trimestres.
En Estados Unidos esa situación (recuperación económica sin recuperación de puestos de trabajo) se ha bautizado ya como “the new normal”. Creo que debemos ir preparándonos para ver algo parecido aquí.

– Javier, ¿y de quién podemos fiarnos?
De nosotros mismos. Cada compra ahora es un voto a favor de una empresa o en contra de otra. Nunca el consumidor había tenido tanto poder. Antes de invertir, comprar, gastar, piense qué está diciendo con su dinero.

– ¿Habría que reformar la bolsa? ¿Y el euro?
Hay que reforzar los mecanismos de vigilancia sobre la bolsa, el euro y las bolsas de fraude. No es necesario inventar una nueva policía. Sólo es necesario dejarla trabajar. En España los reguladores son tremendamente débiles en comparación con sistemas como el anglosajón o incluso con los organismos de la competencia de Bruselas. Quienes defienden el mercado debieran abogar por un mercado justo y eso implica un mercado bien regulado y con buenos reguladores que eviten abusos impunes como los que hemos vivido.

– Si la educación superior se encarece sucesivamente, como ha sucedido este año, ¿están preparados los bancos para otorgar préstamos a la educación? ¿Nos acercamos al modelo estadounidense?
En un momento de crítica a las cajas de ahorro, se tiende a olvidar lo que hicieron bien: su obra social ha servido para educar a miles de españoles que han podido disfrutar de educaciones de élite que no podrían pagar por sus propios medios. Algunos grandes bancos están asumiendo ese papel y hay que ser justo y reconocerlo. No todos los bancos han abusado.

Pero dicho eso, el sector privado y la solidaridad privada (entre familias, amigos u Ongs) no puede sustituir a la solidaridad pública. Cortar la red del Estado del Bienestar es injusto socialmente y caro económicamente, porque quienes queden descolgados supondrán más cargas a las arcas públicas a largo plazo. Por eso, yo sigo reclamando la solidaridad pública que, por otra parte, ya pagamos con nuestros impuestos.

– Salvador García-Atance, creador de la Fundación Lealtad y un buen puñado de iniciativas empresariales, es muy crítico con el dinero obtenido por herencia familiar. “Hoy en las sociedades más avanzadas lo natural es empezar desde cero -sea quien sea tu padre-; crear riqueza y morir pobre después de haber reinvertido en la sociedad lo que ganaste: lo hace Bill Gates; lo hace Buffet y lo trato de hacer muy modestamente” (La Contra La vanguardia, 21 de febrero de 2011). Si el ejemplo cundiera más ¿podríamos hablar de una revolución económica positiva?
Hay muchas ideas provocadoras ahí fuera. Yo me conformo con hacer funcionar mecanismos menos radicales pero que se están cortocircuitando a día de hoy. Por ejemplo, abolir el impuesto de sucesiones a partir de un determinado nivel de herencia es una cuestión de justicia social. Quien hereda millones de euros puede permitirse pagar impuestos por esa herencia sin que peligre su futuro.

Quienes intentan no reformar lo urgente tienden a subrayar lo imposible de ciertas posiciones maximalistas. Hay mucho que mejorar a pequeña escala antes de llegar ahí. Lo que es un disparate es dejar ciertas cosas como están después de comprobar que han fallado estrepitosamente.

Actualidad

Actualidad

Digital versus Analogical

Gabriela Domingo

El mundo digital ha entrado de lleno en el arte. Estas obras se exponen y adquieren en kreislerart.com y en la Galería Kreisler de Madrid. Para ver y casi tocar. leer

Actualidad

Calendario Pirelli 2017

Jose Luis Díez-Garde

Penélope Cruz, Nicole Kidman, Robin Wright o Kate Winslet son algunas de las protagonistas del almanaque más sexy del mundo. leer

Todo esto
y mucho más
en Actualidad
+

Hallazgos

Tecno&Motor

Probamos el Toyota Yaris Hybrid: la ciudad, a sus pies

Karam El Shenawy

En un momento especialmente tenso en lo que a contaminación urbana se refiere, da gusto poder conducir un coche limpio que, además, no tenga que depender de enchufes y nos permita incluso divertirnos cuando salimos de la metrópolis. ¿Quién ha conseguido tal combinación? Toyota con este mejorado Yaris Hybrid que te traemos en esta prueba. leer

Todo esto
y mucho más
en Hallazgos
+