El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Mugen vuelve a ganar el TT Zero a costa de la nueva Victory RR Las motos eléctricas del TT Zero de la Isla de Man

Durante el pasado 8 de junio se corrió en la Isla de Man el TT Zero, la carrera más importante del año para motos propulsadas por energías no contaminantes.

En el TT Zero de la Isla de Man, una exigente prueba, se enfrentaron distintos equipos profesionales con otros provenientes de universidades del Reino Unido, logrando solo cinco motos terminar los poco más de 60 kilómetros de recorrido del Circuito de la Montaña.

El TT Zero de la Isla de Man se corre desde el año 2010, remplazando al TTXGP, la prueba consiste en dar una vuelta cronometrada a un peligroso trazado de 60,72 km llamado “Snaefell Mountain Course”, con salida y llegada en la ciudad de Douglas, capital de este paraíso fiscal situado entre Irlanda e Inglaterra. La carrera discurre por carreteras abiertas y pueblos, donde los pilotos pasan a escasos metros de aceras, farolas, viviendas y el numeroso público que acude en estas fechas a ver las distintas categorías del IOMTT.

A pesar de la controversia que genera la excesiva mortalidad existente en las pruebas que se celebran en la Isla de Man: el Tourist Trophy, el Manx Grand Prix y el Classic TT, con más de 200 muertos en su haber, es para muchos una cita ineludible para cualquier buen aficionado al motociclismo y un gran aliciente turístico para la isla, que se ha convertido en un auténtico lugar de peregrinaje para los amantes de las dos ruedas, que año tras año baten records de asistencia a pesar del mal tiempo que suele hacer.

La Isla de Man viene acogiendo carreras de motos desde principio del siglo XX y fue una de las citas más importantes del Mundial de Motociclismo hasta 1976, año en que se retiró del calendario, por su elevada peligrosidad, llegando algunas federaciones incluso a prohibir a sus pilotos participar en las carreras que se siguieron realizando, como el caso de la Federación Española de Motociclismo muy afectada por la muerte pocos años antes de Santiago Herrero en la milla número trece del circuito.

Volviendo a la categoría eléctrica y haciendo un poco de historia, solo dos marcas han sido capaces de ganar en este difícil y exigente circuito: la americana MotoCzysz, que se retiró en 2013 tras ganar todas las carreras celebradas hasta la fecha (2010, 2011, 2012 y 2013) y las Shinden del Team Mugen, que tomaron el relevo ganando en el 2014, 2015 y que este año lo han vuelto a conseguir con Bruce Anstey, un veterano  neozelandés especialista en este tipo de carreras con 11 victorias en el Tourist Trophy. Junto a él, el equipo Mugen, alineó al campeón de las dos últimas ediciones y poseedor del record (119,279 mph), John McGuinness, que por culpa de unos problemas con las baterías se quedó fuera del pódium en cuarta posición. La Shinden Go, moto que ambos pilotaron, tiene un chasis monocasco CFRP que acoge un motor de trifásico sin escobillas refrigerado por aceite, con baterías laminadas de iones de litio de más de 370 voltios, que entrega una potencia de 163.2 cv (120Kw) y un par máximo de 210 Nm, todo ello para un peso de 250 Kg.

El segundo puesto fue para un apellido ilustre, William Dunlop, hermano del ganador de la prueba reina de este año, Michael; hijo de Robert, otro piloto importante; y sobrino del desaparecido Joey Dunlop, toda una leyenda del TT Man. El norirlandés logró finalizar la vuelta en poco más de diecinueve minutos y medio subiendo al segundo puesto del cajón con su Victory RR, una moto de 240 kg que combina en su chasis tubos de acero con un monocasco de composite y que entrega 174 cv de potencia. Sin duda una de las monturas llamadas a acabar con la hegemonía de Mugen.

Destacable fue el tercer puesto conseguido por la UoN Electric-1 de la Universidad de Nottingham, una moto capaz de alcanzar los 290 Km/h gracias a su motor Parker Hannifin con baterías Haiyin. Su piloto, Daley Mathison, consiguió una media de 99,884 mph, quedándose muy cerca de superar la barrera psicológica de las 100 mph, aun así fue el equipo universitario más rápido de la prueba superando en más de cinco millas a la moto del sudafricano Allan Venter, que a lomos de su BX-09 de la Brunel University London llegaba en quinto lugar y cerraba la lista de motos que conseguían finalizar la carrera. Por el camino se quedaban las aspiraciones del equipo belga Sarolea que, aunque se presentaban como uno de los favoritos, decidió no tomar la salida por problemas técnicos de última hora, lo que nos privó de ver en acción a su nueva SP7, sin duda la moto más bonita de la categoría.

Tecno&Motor

#Hedofoodies

El Citroën C3 Aircross se queda helado

Karam El Shenawy

La mejor pareja de reposteros del mundo, formada por Jordi Roca y su mujer, Alejandra Rivas, se ha unido a Citroën para desarrollar una gama de helados basada en el nuevo SUV urbano francés, el C3 Aircross. Pero corre, porque solo estarán un tiempo limitado. leer

Tecno&Motor

Probamos el Toyota Yaris Hybrid: la ciudad, a sus pies

Karam El Shenawy

En un momento especialmente tenso en lo que a contaminación urbana se refiere, da gusto poder conducir un coche limpio que, además, no tenga que depender de enchufes y nos permita incluso divertirnos cuando salimos de la metrópolis. ¿Quién ha conseguido tal combinación? Toyota con este mejorado Yaris Hybrid que te traemos en esta prueba. leer

Tecno&Motor

Aprilia RSV4 RF, el “coco” de la pista

Manel Hospido

Heredera de las motos ganadoras del Mundial de Superbikes a manos de Max Biaggi y Silvain Guintoli, la nueva Aprilia RSV4 RF se ha adaptado a la nueva norma anti-contaminante Euro-4 sin perder un ápice de efectividad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+