El Hedonista El original y único desde 2011

“La habilidad de observar sin juzgar es la forma más alta de inteligencia.”. Krishnamurti

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Con el motor 1.2 PureTech 110 CV S&S EAT6 Probamos el DS3 GIVENCHY Le Make Up: De punta en blanco

DS y GIVENCHY unen sus fuerzas para crear una edición especial perfecta para la gente ‘guapa’.

Elegante y sensual. Así es como se describiría de forma sencilla y sin rodeos al protagonista de estas líneas. Una versión que ha nacido de la unión de DS con GIVENCHY Le Make Up para, según ellos, crear un coche que “llegue a las mujeres más bellas… bellas porque ellas estarán al volante del nuevo DS 3, bellas por el color y el reflejo sobre su rostro, bellas por el resplandor de este rosa exclusivo”.

En su búsqueda de la exclusividad, la firma de lujo de lujo de Citroën, una vez se ha escindido comercialmente de ella, da un paso al frente en lo que a personalización se refiere para así llegar a ese nicho de mercado que, tradicionalmente, ha estado comandado por MINI. Por ello, el Centro de Estilo DS Automobiles, con Nicolas Degennes al mando, ha trabajado codo con codo con sus homónimos de GIVENCHY para crear esta versión “chic y femenina que iluminará la tez de cada conductora”.

Se acabaron las excusas

Para ello, además de los pertinentes cambios estéticos que se han introducido tanto en su exterior como en su interior –y en los que entraremos más adelante-, lo más destacado es la inclusión de un ‘kit de maquillaje’ firmado por GIVENCHY Le Make Up, el cual se encuentra ubicado en reposabrazos central, que incluye compartimentos para guardar la máscara Noir Couture, el polvo Prisme Visage y el pintalabios Le Rouge. Un elemento que se completa con los espejos de cortesía en los parabrisas, cuya principal novedad es la integración de luces LED para ofrecer así una mayor nitidez. De esta forma, todo aquel –o aquella mejor dicho- que se acomode en su interior, no podrá poner nunca más la excusa de “no me dio tiempo a maquillarme”, pues solo tendrá que detener el coche y ponerse guapo para la ocasión.

Exclusividad en cada detalle

El ‘kit de maquillaje’ es uno de los muchos detalles exclusivos que equipa este acabado especial. Completando el habitáculo, encontramos la parte frontal del salpicadero con un embellecedor en rosa anodizado, que le pone en contexto con el mundo de la moda, asientos de cuero calefactados –en opción hay unos en cuero Nappa bicolor negro y blanco- y las inscripciones GIVENCHY Le MakeUp esparcidas por el mismo.

Elemento que se unen a las mejoras introducidas tras su última renovación, que no solo afectan al empleo de materiales más agradables al tacto o de ajustes más logrados sino, sobre todo, con una dotación tecnológica más amplia. En este sentido, la palma se la lleva la nueva pantalla táctil de 7 pulgadas que incluye la última actualización del sistema multimedia de la marca, compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Todo ello sin obviar ese halo especial que brida el prescindir del techo cuando uno quiera. En efecto, nuestra unidad, como ya habrás comprobado, correspondía a la carrocería Cabrio. Así, con solo pulsar el comando situado en la parte superior, el habitáculo pasará de la penumbra a la luz. Eso sí, el DS3 no es un descapotable al uso, sino que mantiene la estructura de los marcos, siendo el techo el único que se pliega. Elemento que, además, ofrece tres posiciones.

Con la primera pulsación, se deja al descubierto la mitad delantera del interior. Si seguimos manteniendo pulsado, la capota de lona se desliza hasta la parte final, dejando la luneta trasera intacta. Ahora bien, si queremos gozar de toda la apertura, habrá que seguir pulsando para que se ‘esconda’ tras las plazas traseras ‘arrugando’, ahora sí, la luneta trasera. En total, 17 segundos para plegarla por completo. Por su parte, la capacidad del maletero se rebaja hasta los 245 litros. Solo pierde 40 litros frente al DS3 ‘cerrado’ ya que, como decimos el techo no se aloja en ningún lado. Lo malo es que el acceso al mismo es diferente, pues se sustituye el típico portón por una tapa que deja una boca de carga muy reducida en la que cuesta meter, incluso, la maleta de mano.

Fácil de reconocer

Una vez hemos ‘desmigado’ el habitáculo, toca hablar del exterior. En los escasos 3,95 metros de carrocería, se aglutina un glamour impropio para un vehículo de su categoría. Parte de culpa la tiene el color Blanco Perla mate texturizada –tiene cierto relieve-, que se combina a la perfección con el Morado Whisper de los retrovisores y arcos de techo o con el negro de la capota. El conjunto lo completan unas llantas de aleación de 17 pulgadas Aphrodite diamantadas negras con embellecedores centrales en el mismo morado Whisper o los anagramas GIVENCHY Le Make Up incrustados en los marcos de las ventanas; sin olvidar una de las señas de identidad del DS3, los faros delanteros Full LED con luces de intermitencia dinámicos o la calandra hexagonal cromada presidida ya por el símbolo DS y con un marco cromado que se junta con las propias luces.

Perfecto urbanita

Mecánicamente, el DS3 Cabrio GIVENCHY Le Make Up solo puede asociarse con el gasolina 1.2 PureTech de 110 CV. Un propulsor sobrado para mover los poco más de 1.100 kilos que pesa y que además le convierten en la solución idónea para moverse por la ciudad, sobre todo teniendo en cuenta el panorama que se nos antoja de aquí a unos años en las grandes metrópolis.

Ofrece una respuesta digna desde las 1.500 rpm, régimen en el que ya entran los 205 Nm de par. Además, este bloque, pese a ser un tres cilindros, destaca por su baja rumorosidad, sobre todo al ralentí. Cierto es que en las aceleraciones prolongadas se deja notar en exceso, pero tampoco es algo que irrite demasiado. Nuestra unidad iba asociada a la caja de cambios automática de seis velocidades EAT6, que tiene un sobrecoste de 1.300 euros. Dicha transmisión es perfecta para el uso urbano, aunque es cierto que los saltos entre las tres primeras relaciones, las más empleadas en este entorno, son demasiado bruscos. Una vez se adquiere velocidad de crucero el funcionamiento es suave y rápido.

En definitiva, un vehículo ‘guapo’ para todo aquel que le guste o se sienta ‘guapo’, sin importar si ese día va desaliñado o con la hora justa.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el BMW Serie 5: Business casual

Karam El Shenawy

BMW ha sabido conjugar todas las bondades dinámicas del Serie 3, con la tecnología y el confort de la Serie 7. Así es la nueva Serie 5 que nosotros hemos probado en profundidad en su versión de acceso a gasolina: el 530i. Un vehículo que esconde todos sus secretos en el interior. leer

Tecno&Motor

Comparamos el Audi Q2 y el MINI Countryman: Influencers

Karam El Shenawy

Enfrentamos a los dos únicos integrantes del segmento de los SUV urbanos Premium. Dos vehículos que llaman la atención no solo por su diseño, sino por los múltiples secretos que esconden en sus amplísimas listas de equipamiento. Audi y MINI apuestan por el estilo con sus Q2 y Countryman, respectivamente, pero, ¿cuál es el auténtico rey de la distinción? leer

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Tecno&Motor

7 días en la Harley Davidson Road King 2017

Manel Hospido

La primera versión de la Harley Davidson Road King apareció en 1994, convirtiéndose en todo un éxito de ventas. Combinaba la comodidad de las turísticas de la marca con un aspecto más custom, muy de moda en los noventa. leer

Tecno&Motor

Probamos el Mazda6: apuesta Premium

Karam El Shenawy

Pese a su condición de ‘extranjero’, el Mada6 ha logrado por méritos propios colarse en el exclusivo club de las berlinas medias Premium. Calidad, motor y un equipamiento de alto nivel son los principales argumentos del nuevo Mazda6. Aquí los tienes. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+