El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Probamos durante una semana la versión más deportiva de la gama Street Triple de Triumph7 días en la Triumph Street Triple RS

Con la Triumph Street Triple RS, la marca de Hinckley pone en el mercado una auténtica supersport sin carenado. Con un motor que ha servido de base para las futuras Moto2.

La gama de roadsters de cilindrada media de Triumph está compuesta por un modelo de 660 cc, apto para el carné A2, y tres de 765 cc. De todos ellos, destaca la Triumph Street Triple RS, con sus 123 caballos y su exquisita parte ciclo.

Desde que volvió a la producción Triumph, siempre se ha caracterizado por sus motores deportivos de tres cilindros. Una solución, que en un principio era minoritaria en el sector y que con el tiempo ha sido adoptada por marcas como MV Agusta y Yamaha. Un buen ejemplo de la eficacia de este tipo de configuración motriz es la Triumph Street Triple RS, una moto que probamos/disfrutamos para todos vosotros.

Dimensiones

Las Street Triple están pensadas como motos de entrada, aunque este modelo no lo sea, de ahí sus dimensiones más que contenidas. Prueba de ello son los 166 Kg de peso en seco y 825 mm de altura desde el asiento.

La primera impresión sobre la RS es su ligereza. Casi como una 125 de los 80 o 90, exagerando un poco. Además, lo estrecho de su motor acentúa esta sensación, siendo apta para conductores de cualquier estatura. Una vez en marcha, rápidamente te percatas de su corta distancia entre ejes (1.410 mm), sin que esto penalice en ningún caso su comodidad.

¿Tráfico a mí?

Salvo los scooters, no creo que exista una moto perfecta para la ciudad, aunque esta Triumph se defiende muy bien. Lo ligero y compacto del conjunto, junto con lo progresivo de su motor y un consumo bajo, permiten usarla a diario sin sufrir en exceso. Además, en el pequeño compartimento bajo el asiento del acompañante cabe un antirrobo y alguna cosilla más.

También ayuda a lidiar con este entorno hostil su precioso manillar negro, al que acompaña como novedad, en la piña izquierda, un mando tipo “Joystick”. Desde él, podemos controlar el completo ordenador de a bordo recogido en la pantalla TFT de 5 pulgadas de su instrumentación.

Autopistas… mejor evitarlas

Los actuales límites de velocidad de nuestras autopistas son en muchos casos difíciles de cumplir, no para la RS. A pesar de su cúpula deportiva, en la Triumph Street Triple RS se nota bastante el viento a altas velocidades. Pero al final, eso es lo que buscamos muchos en una naked deportiva, sino, sus prestaciones serían demasiada tentación. Sin embargo, también debemos decir que su aerodinámica ha mejorado bastante respecto a versiones anteriores.

Hablando de prestaciones. El tricilíndrico en línea de la Triumph Street Triple RS genera 123 cv a 11.700 rpm, con un par de 77 Nm. Incluye un cambio de 6 marchas, con sistema Quickshifter, y un embrague asistido que es pura mantequilla. Para gestionar tanta caballería, junto a un acelerador electrónico, se ofrecen cinco modos de conducción, con uno personalizable (Rider) y otro específico para circuito (Track). Esta electrónica coloca a la Triumph Street Triple RS entre las motos tecnológicamente más avanzadas del sector.

En cuanto a la posibilidad de viajar, es totalmente viable, siempre y cuando tengamos claro qué tipo de moto es. Además, desde Triumph, nos ofrecen como accesorios una bolsa de depósito y otra de asiento que nos lo pondrán un poco más fácil.

Curvas y más curvas

Pero sin ninguna duda, esta Street, está hecha para devorar curvas. Tanto en un circuito revirado, como en una carretera de montaña, su inmejorable parte ciclo estará siempre a la altura. Nosotros, la llevamos a la Sierra de Guadarrama y disfrutamos como enanos.

Para empezar, su amortiguación, compuesta por una hoquilla Showa BPF, con barras de 41 mm, y un amortiguador Öhlins, ambos regulables, te mantienen por el sitio absorbiendo de forma perfecta los baches sin descomponerse. También ayuda a ello sus blandísimos neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa SP, montados sobre llantas de aluminio de 5 radios, que transmiten una gran confianza a la hora de inclinar.

Pero todo lo dicho no tendría ningún valor sin un buen cuadro como es el caso. El chasis de la Triumph Street Triple RS es de tipo doble viga y está fabricado en aluminio. Le acompaña un largo subchasis dividido en dos piezas, con acabado metálico, y un basculante, compuesto por dos brazos con forma de ala.

Por último y como guinda, debemos mencionar sus frenos, que incluyen dos pinzas Brembo M50 con bomba radial ajustable tanto en recorrido como accionamiento. Este equipo, con ABS desconectable, es de lo mejor que he probado, es progresivo y contundente dando la confianza necesaria a la hora de buscar los límites.

Conclusiones

Ante el ocaso de las supersport, motos como la Triumph Street Triple RS abren una puerta a aquellos que quieren una moto apta para el día a día y que no se quede corta en un circuito. De hecho, a partir de 2019, las motos que competirán en Moto2 montarán un motor derivado del que lleva la RS con algunas mejoras para aumentar sus prestaciones. Entre estos cambios están: culatas modificadas; válvulas de titanio; embrague asistido; centralita desarrollada junto Magneti Marelli; y un nuevo diseño de las tapas y cárter del motor. Lo dicho, una auténtica supersport en ropa interior.

Algunas características

  • Precio: 12.300 €
  • Motor: Tres cilindros en línea, refrigeración líquida
  • Cilindrada: 765 cc
  • Sistema de escape: Escape 3 en 1 en acero inoxidable
  • Potencia max.: 123 cv a 11.700 rpm
  • Par motor max.: 77 Nm a 10.800 rpm
  • Chasis: Doble viga de aluminio
  • Basculante: Doble brazo de aluminio
  • Suspensión delantera: Horquilla Showa BPF, 41 mm
  • Suspensión trasera: Amortiguador Öhlins STX40 con piggy-back
  • Llanta delantera: Aleación de aluminio, 3,5″ X 17″
  • Neumático delantero: 120/70 ZR 17
  • Llanta trasera: Aleación de aluminio, 5,5″ X 17″
  • Neumático trasero: 180/55 ZR 17
  • Freno delantero: Dos pinzas Brembo M50 con discos de 310 mm
  • Freno trasero: Pinza de 1 pistón Brembo con disco de 220 mm
  • Distancia entre ejes: 1.410 mm
  • Altura del asiento: 825 mm
  • Peso en seco: 166 kg
  • Capacidad depósito de gasolina: 14,4 L

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Volkswagen Passat Variant GTE: conciencia familiar

Karam El Shenawy

¿Puede un híbrido ser capaz de circular como un eléctrico puro y, al mismo, tiempo emocionarte como un deportivo? La respuesta es sí. Nosotros lo hemos comprobado exprimiendo al máximo al Volkswagen Passat Variant GTE, el híbrido enchufable de la marca alemana que pasa de ser el Dr. Jekyll a Mr. Hyde con sólo pulsar un botón. leer

Tecno&Motor

Harley Davidson Softail, gama 2018

Manel Hospido

El gigante americano no es muy dado a realizar grandes cambios en su catálogo, pero las ventas mandan y por ello se han puesto manos a la obra, empezando con sus motos custom de gran cilindrada, las Harley Davidson Softail. leer

Tecno&Motor

Probamos el Volvo V90: regreso a lo grande

Karam El Shenawy

Tras casi haber ‘desaparecido’ del segmento de las berlinas de representación familiares, Volvo vuelve a la carga con este V90 un producto atractivo, confortable y que se supera tanto en calidad como en tecnología y seguridad. leer

Tecno&Motor

Probamos el Porsche 911 Carrera 4S: ‘turbo era’

Karam El Shenawy

Porsche rompe con el tradicionalismo dotando al clásico 911 Carrera de un motor turboalimentado. Pero la renovada versión de acceso a la familia Nueveonce esconde un sinfín de secretos que nosotros hemos descubierto en esta prueba. Si quieres saber cuáles son… sigue leyendo. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+