El Hedonista El original y único desde 2011

“La habilidad de observar sin juzgar es la forma más alta de inteligencia.”. Krishnamurti

Menu abrir sidebar

Complementos

El Cabildo de Gran Canaria y Turner celebran sus 20 años como artistaDiez claves para lucir las joyas de Helena Rohner

De todas la facetas de la artista nos centramos en la de diseñadora de joyas para centrar el cuestionario.

A Helena Rohner le gusta aplicar el minimalismo y la pureza de líneas en toda su obra, en la que se combina la plata y el oro con materiales como la porcelana, la madera, piedras semipreciosas y hasta vidrio de Murano.  Con más de veinte años en el mundo del diseño y la moda, ha sido reconocida con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes –entregada por los Reyes de España en 2015- y el IED Design Award 2016 al mejor proyecto de joyería contemporánea. Ahora, la editorial Turner le rinde un homenaje con un recorrido en imágenes por el elegante mundo de la joyera, un paseo que incluye joyas, lámparas y otros objetos; una selección de piezas en la que se resalta el trabajo artesanal, la nobleza de los materiales empleados y su diseño sobrio tan característico.

Helena cuenta que diseña para una mujer como ella, y lo cierto es que sus joyas le sientan tan bien que es difícil no querer parecerse a ella y sentir lo mismo que transmite cuando las lleva. La elegancia femenina y atemporal no es exclusiva de sus joyas, es más bien ese algo que emana de la propia diseñadora.  Para los que no siempre sabemos si una joya añade o resta, si combina o no y si está fuera de tono, nos animamos a preguntarle cómo sacar partido a las joyas y, para qué engañarnos, convertirlas en un arma de seducción.

A veces parece que la joya, el maquillaje y la ropa no encajan… ¿La joya huye del exceso?

Pienso que el exceso de decoración hace que uno no aprecie la belleza de cada pieza. Las joyas necesitan espacio para respirar y brillar, como esculturas contra una pared blanca, sin nada más alrededor.

Oro para la noche y plata por el día, ¿es un tópico?

Yo mezclo plata y oro, me resulta fresco y contemporáneo.  A menudo salgo de casa desde la mañana a trabajar y sigo así todo el día hasta llegar a un evento o cena. Me gusta sofisticarme, a mi manera, desde la mañana. Por eso las joyas han de ser sutiles pero con personalidad. Adaptarse a la vida cotidiana y darte luz a lo largo del día y la noche.

¿Influye la forma de la cara, la mano o la altura a la hora de diseñar una joya?

Algo influye, no a todos nos quedan igual las joyas. Ahí está el reto que crear joyas globales y orgánicas, que se adapten siempre al cuerpo. En el diseño de joyas para mí es fundamental el espíritu en el que estoy: si me apetece puedo dar más luz a la cara con un pendiente elevado o al cuello con un pendiente que sea largo y con movimiento.

Con la edad ¿hay que tener cuidado con el tipo de joyas que se usan?

¡No! Las joyas nos ayudan a proyectar nuestro gusto y personalidad. Tengo clientas maduras que se animan con collares de bolas de porcelanas de color. También niñas que usan joyas discretísimas. Va en la personalidad. Lo que es fundamental es que las lleven con seguridad, eso es en definitiva la elegancia.

¿Qué pieza crees que nos ayuda a estar más bellas en un evento especial?

Los pendientes siempre son atractivos pues enmarcan la cara pero a mí me gustan las manos porque expresan mucho. Los anillos o algún brazalete me parecen piezas más contundentes e interesantes. Son piezas donde, además, yo puedo estirar hasta crear pequeñas esculturas.

Se eligen las joyas por gusto pero ¿hay joyas distintas para cada tipo de rostro y cuerpo?

Yo no lo creo… creo que elegimos joyas, como con la ropa, siguiendo la visión que tenemos de nosotros mismos. Cuando logro que una clienta cambie ese prejuicio, es maravilloso y ellas se van felices de poderse ver de otra manera. Un pendiente grande a la que siempre lo lleva pequeño, o un anillo a la que opina que tiene manos cortas.

Los colores alegres y luminosos se usan poco en España… ¿deberíamos?

No estoy de acuerdo, yo vendo mucho color. Y el color también está conectado con la luz que vivimos o llevamos en la mirada. A mí personalmente me encanta el verde agua, y es por el mar de mis Islas Canarias, es el color que veo al bucear. En Madrid vendemos más colores cálidos, los rojos, rosas, incluso el amarillo. En Barcelona, donde la luz es más tamizada por la humedad, vendemos los azules, verdes, grises… en EEUU les encanta el azul con el rojo, los japoneses los violetas, los británicos el negro y azulón, los escandinavos los colores más sobrios como beige, gris…

¿Qué papel juegan el color de la piel y el cabello?

Yo opto por romper esos clichés. El rojo queda genial a una morena pero a una piel pecosa o incluso pelirroja, ¡pues maravilloso! Vuelve a ser una cuestión de cómo se siente uno de cómodo con el color.

 ¿Y el color de la ropa?

Demasiados colores es como demasiados accesorios. Yo no usaría joyas de color con ropa estampada, en ese caso usaría joyas lisas, y quizás una, que tenga una forma limpia y definida.

 ¿Una joya indispensable para tí?

Siempre llevo un brazalete fino, ahora me he regalado uno de oro precioso. Lo uso solo o le sumo alguna pulsera con color. Es la única pieza que no me quito.

Con una infancia en Canarias y estudios en Ginebra, Florencia y Londres, Helena Rohner, de padre suizo y madre española, transmite la perfección, calma y elegancia de quien ha sabido destilar lo mejor de cada cultura y lugar y donde ha vivido. Empresaria, joyera, politóloga y madre de dos hijos, cuenta con puntos de venta en tiendas y joyerías de medio mundo. También, mantiene acuerdos con museos como la Tate Modern y el Victoria Albert en Londres, la Miró en Barcelona, el Guggenheim en Bilbao o el Thyssen Bornemisza en Madrid. Su creatividad se expresa también en otros campos: vajillas, lámparas, jarrones, y juegos de té realizados para compañías tan prestigiosas como Georg Jensen, Kahler, Bodum y Munio.

1828384858687888scroll down

Complementos

Todo esto
y mucho más
en Complementos
+