El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Relojes

El tic-tac de la emoción

La marca relojera Omega se distingue otra vez con una campaña en la que con un simple pero exquisito vídeo de 70 segundos es capaz de acelerar el pulso a base de emoción.

Hay muchas maneras de construir marca. Algunas apuntan al deseo material de posesión; y, en el mundo de la compraventa, es legítimo. Otras se dirigen al de la distinción; al ‘valgo por lo que llevo’; y también nos parece razonable. Y hay otras que apelan a la emoción; y éste, en cualquiera de los casos, es el que preferimos.

Porque desde la emoción se llega al disfrute, al momento individual de la relación íntima con el objeto de tu elección. Y esa relación, que es personal e intransferible, complicada y cambiante -como todo acto íntimo- una vez establecida es para siempre. Por ahí empezamos a atisbar lo que es el lujo, el de verdad.

Omega lleva tiempo saltándose las normas de lo previsible; dejando de lado el marketing empeñado en mostrar ‘producto, producto y producto’, para explorar otros territorios. Su compromiso con el deporte y con el mantenimiento y supervivencia de los mares es digno de elogio. Como fin último se trata de vender relojes -que eso nadie lo duda-, pero si en el camino hay imaginación, propuestas y compromiso verdadero el valor de una de sus piezas (además de la técnica, el mecanismo y el diseño que lo convierten en máquinas perfectas) es inmensamente superior si lleva implícita esa emoción. Omega, claro, sabe mucho de lujo.

No voy a ser yo el que ose poner más palabras a este emocionante vídeo, que seguro que ya has visto antes de leer este texto. Solo recordarte la extraordinaria calidad de los calibres Co-Axial de Omega. Unos calibres creados para proporcionar perfectas condiciones de funcionamiento al Escape Co-Axial, presentado en 1999 como el primer escape realmente innovador inventado en 250 años; hoy, permiten a la marca elaborar el movimiento más bello y con mejor funcionamiento del mundo entre los producidos en serie.

En cada pieza de un reloj Omega se esconde el arte de la precisión y el trabajo de muchos profesionales con el deseo de entregar, con la elección de una de sus piezas, el disfrute de una emoción.

Relojes

Todo esto
y mucho más
en Relojes
+