El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Relojes

Luis A. del Cura: talabartero

Eso otro de los oficios artesanos en peligro de extinción. Muy pocos conocen sus secretos. Pero hay maestros del oficio.

Talabartero, ra (de talabarte) m y f. Guarnicionero que hace talabartes y otros correajes.
Talabarte m. Pretina o cinturón, ordinariamente de cuero, que lleva pendientes los tiros de que cuelga la espada o el sable.

Se llama Luis Ángel del Cura y es cabo primero en el ejército, donde ejerce como empleado talabartero-guarnicionero en la Guardia Real. Lleva dieciséis años trabajando en la realización artesana de sillas de montar y otros materiales necesarios para vestir al caballo. Aprendió el oficio en el IPE nº2 en Calatayud (hoy en día Academia Logística del Ejército), donde sus maestros fueron civiles. Comenta que en la Guardia Real es de los pocos lugares donde se sigue haciendo un trabajo realmente artesano. Además de trabajos para el caballo, también crea y restaura fundas para instrumentos y para armamento. Trabajo no le falta.

La Guardia Real. Crear y cuidar los instrumentos de los 180 caballos de la Guardia Real tiene mucho trabajo. Estos caballos, y sus jinetes, realizan un tipo de actividad que les obliga a ir bien equipados. Desfilar, hacer servicios en el Palacio de la Zarzuela y realizar los cambios de guardia en el Palacio de Oriente son algunas de las tareas en las que participan.  Detrás de lo que vemos hay todo un equipo de profesionales que trabaja en la sombra, pero cuya labor no es menos importante.

En torno al cuero. Cinchas, pechopetrales, tiros, cabezadas, correíllas, faldones, baquetas, baquetillas… El léxico en torno a los elementos de cuero que ‘visten’ los caballos son amplias y generalmente desconocidos y en desuso. “La lista es larga, pero nosotros aquí lo usamos a diario”, comenta del Cura. Si bien la reina es la silla de montar, pues en torno a ella gira el reto de los elementos. “Cada silla es diferente en función de para lo que esté destinado el caballo que va a llevarla -continúa el cabo primero. Los caballos de carrera llevan generalmente sillas que pesan muy poco”. Pero no sólo el caballo cuenta, pues la silla ha ser al gusto del jinete que va a sentarse encima. “Hay jinetes muy exigentes, que demandan un trabajo muy específico; y para nosotros es muy importante que se queden satisfechos”, explica del Cura.

Claves de una buena silla. Una semana es lo que tardan del Cura y su equipo en hacer una silla de montar. “Me imagino -comenta- que fuera del ejército tardan menos pues existen las cadenas y los trabajos mecanizados; pero aquí, que trabajamos de manera totalmente artesanal, tardamos eso”. Importante para conseguir una pieza de calidad que el cuero sea bueno y esté bien curtido, que el fuste o esqueleto sea resistente y que los herrajes donde van los estribos sean fuertes. El caballo nota si los acabados de la silla son finos o están mal hechos, lo que repercute en la satisfacción del jinete. “Es lo más complicado de mi trabajo, cumplir con las expectativas del jinete”.

Un buen mantenimiento. La vida media de una buena silla es de 10-12 años. “Nosotros en el taller hacemos trabajos de restauración en profundidad, pero es importante que tengas un buen mantenimiento” comenta Luis A. del Cura. Este mantenimiento incluye lavar la silla con jabón de glicerina ,y una vez seca, aplicarle aceite de pata de buey, ” es el mejor para todas las piezas de cuero” concluye el experto.

El reloj. La colección The Longines Saint-Imier Collection saca su inspiración de la fuente de la tradición relojera de la marca Longines . La sutileza de las líneas y los cuernos disociados de la caja confieren a estas piezas equipadas con movimientos mecánicos un ingenioso equilibrio entre clasicismo y modernidad.

El reloj que presentamos tiene una caja de 39 mm y alberga el movimiento con rueda de pilares L688, desarrollado y realizado en exclusividad para Longines. Su caja de oro rosa está provista de una esfera plateada.

PVP recomendado: 7.010 €.

Relojes

Todo esto
y mucho más
en Relojes
+

TIempo de tradición

Relojes

Barcelona con la hípica

Miguel de Santos

Durante tres días, del 26 al 29 de septiembe, la ciudad acogió la 102 edición del CSIO (Concurso de Saltos Internacional) con Longines como patrocinador. leer

Relojes

Miguel Gómez: guarnicionero

Miguel de Santos

Con este reportaje iniciamos una serie que hemos llamado ‘Tiempo de Tradición’, y que tiene el mundo del caballo y sus artesanos como protagonistas. La marca relojera Longines nos acompaña en la aventura. leer

Todo esto
y mucho más
en TIempo de tradición
+