El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Autodiálogos

De la clase de Florencia (1/2)

De las razones por las que la ciudad toscana se convierte en favorita. Y de algunas decepciones relacionadas con las compras y la moda.

Primer acercamiento a la capital de La Toscana, con oulets llenos de desilusiones y chinos invadiéndolo todo.

YO MISMO: Uno de los primeros descubrimientos de este año ha sido la ciudad de Florencia.
MI OTRO YO: Cien por cien de acuerdo contigo.
YM: Me parece que ya figura en la lista de mis favoritas.
OY: Cien por cien de acuerdo contigo.
YM: ¿Pero es que no sabes responder de manera diferente?
OY: Cien por cien de acuerdo contigo.
YM: Está claro que hoy es unos de tus “días”…
OY: Ahí no estoy cien por cien de acuerdo contigo.
YM: Déjate de cuentos y, si te parece, iniciamos nuestro diálogo semanal. Pero con coherencia.
OY: Ok, jefe. Hoy quieres hablar de Florencia, pero no te olvides que yo soy esa parte de ti más guerrera o, si lo prefieres, menos políticamente correcta.
YM: Que sí, que sí. Por eso quiero que charlemos…
OY: Antes de nada te diré que ir al outlet en busca de gangas Prada, Loro Piana, Bottega Veneta y demás grandes nombres, resultó un fiasco.
YM: ¿Por qué lo dices? ¿Porque vimos neceseres “made in China” de Prada, camisas de Miu Miu “made in Romania” y zapatos “made in Vietnam”?
OY: No solo por eso, sino porque de chollos nada.
YM: Ahí no estoy muy de acuerdo contigo. En rebajas, había productos hasta el 60 o 70% menos, en algunos casos…
OY: Sí, pero vaya productos. En Gucci unos bolsos que ni a los chinos gustan, clientela que por cierto acaparaba el outlet.
YM: Fue interesante la experiencia, esa de conocer un outlet de alta gama en Italia. Ya conocemos los de España, Francia, Suiza, Estados Unidos… y no estaba nada mal el visitar un italiano.
OY: No, si eso es verdad. Además, estando en Florencia…
YM: Pues de eso vamos a hablar, de esa ciudad con arte y clase, que como te decía al principio ha sido el primer gran descubrimiento del año.
OY: Es una maravilla que esté tan cerca del aeropuerto, que se pueda recorrer a pie y que tenga tanto museo interesante, tanta bella fachada…
YM: No te olvides de que fue capital de Italia, antes que Roma, y que aquí se acuñaba el florín, la que fuera moneda de Holanda.
OY: Pues no lo sabía… Bueno, en realidad tú tampoco hasta que alguien te lo contó el otro día.
YM: Lo de la capital lo leí antes.
OY: ¿Antes de esta charla?
YM: No, tarado, antes de ir.

OY: ¿Nos habían recomendado un restaurante?
YM: Sí, la Osteria delle Brache, al que al final no pudimos ir y del que mi amigo Chisco me había hablado maravillas. “Allí descubrimos el Marecaldo”, me dijo. Una pena.
OY: De eso nada. En otra ocasión, porque a Florencia, se vuelve.
YM: Hay que tenerla también como amante.
OY: ¿Lo dices por eso de ir de cuando en cuando, disfrutar de sus encantos unos días, y después marcharse?
YM: ¡Sí! Si no, uno se acostumbra a tanta belleza. Me atrae más que Venecia.
OY: Hay bastantes menos turistas y sobre todo no tanto puente, canal, canalillo…
YM: No solo en la calle. También los ves en Chanel, Gucci, Vuitton… Me refiero a los chinos. Menos en los restaurantes y hoteles de lujo, por aquello de que escatiman más en alojamiento y almuerzos, y nada, o casi nada, en shopping.
OY: En Europa les cuestan casi la mitad los productos, en comparación con sus países, en el aeropuerto les devuelven, si mal no recuerdo, el 10% de lo que pagaron en compras, la detax, y además se ven nuestros monumentos.
YM: ¡Qué orgulloso estoy de la riqueza artística y creativa de Europa! ¡Y qué avergonzado de su gobierno!
OY: Dirás de sus gobiernos, empezando por el que nos gobierna a todos. Esa señora germana que es la Rothenmayer de la Unión…
YM: En Italia habrá elecciones en una semana.
OY: ¿Pero no eras tú al que no le gusta hablar de política?
YM: Tienes toda la razón. Menos mal que tenemos la próxima semana también para hablar de Florencia, porque entre una cosa y la otra, al final poco hemos dicho de esa ciudad con clase.
OY: Es la San Sebastián de Italia, pero sin mar.
YM: ¡Qué contento se va a poner un donostiarra cuando te oiga!
OY: … y qué poca gracia le va a hacer al bilbaíno que tú eres…
YM: Entonces, si no tiene mar, sino ría, el bilbaíno que yo soy diría que es la Bilbao de Italia. Bueno, hasta la próxima semana, con más sobre nuestra visión florentina,..

Autodiálogos

Autodiálogos

De cuidarse (y bien)

Abraham de Amézaga

¿Hemos puesto en la palabra spa demasiadas expectativas? Seguramente. Y también de la llamada del amor y de sérum faciales que funcionan. leer

Todo esto
y mucho más
en Autodiálogos
+