El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Autodiálogos

De largas caminatas neoyorquinas (2/3)

Una buen paseo por Manhattan, con descubrimientos y reflexiones sobre la obsesión por comprar, compra y comprar...

Chute de energía que comienza en la Quinta y acaba en Times Square.

YO MISMO: Subir por la Quinta, para luego bajar por Madison y meterte por la 43 hasta Times Square, es como si te cargaras de energía.
MI OTRO YO: Nueva York es igual que un buen chute.
YM: Uno no parece cansarse de caminar, aunque en realidad lo esté. Además, te plantas tus zapatillas deportivas y no te las quitas.
OY: Eso has hecho tú con tus viejas Stan Smith.
YM: Una pena que Adidas haya dejado de crear este modelo…
OY: Sí, pero a falta de otro par nuevo de Adidas, bien hiciste comprándote unas New Balance.
YM: Qué bien está ese gesto comercial a los no gringos del 10% de descuento en Macy’s.
OY: Sí, pero había tanta gente que parecía el Black Friday.
YM: Era Saturday…
OY: No, tonto, me refiero al día después de Acción de Gracias, cuando las tiendas abren de madrugada y tiran los precios.
YM: ¡Cómo es Gringolandia! Comprar, comprar y comprar…
OY: Nueva York es eso, pero mucho más en otros campos.
YM: Ahora que dices otros campos, me pareció lo más la expo en el MET de Warhol.
OY: ¿Recuerdas la segadora Chanel chainsaw, del artista Tom Sacks?
YM: Qué pena que no tengamos foto para mostrárselo a nuestros lectores, aunque seguro que si bucean por Internet la encuentran.
OY: En aquella muestra nos enteramos de que en 1991 el Sida era la causa número 1 de muerte en mujeres entre 22 y 29 años en NYC.
YM: Realmente escalofriante… Cambiemos de tercio. Me gustó el libro de Antonio López y sus ilustraciones de moda.
OY: ¿Quién, el artista español?
YM: No, hombre, no. Ahora el tonto eres tú. Aquel genial puertorriqueño, aunque más neoyorquino, amigo de Lagerfeld.
OY: A mí lo que me gustó es cuando entraste en Henri Bendel y, tras descubrir que distribuyen los perfumes del parisino Jovoy, te fuiste al stand Chanel a oler Cristalle.
YM: Es una costumbre que tengo y que desarrollo de cuando en cuando. Me recuerda a una mujer.
OY: ¿Una mujer? Cuenta, cuenta…
YM: Si tú ya sabes la historia mejor que nadie.
OY: Sí, pero quienes nos leen, no.
YM: Era una mujer mayor que yo, profesora mía de francés. La más elegante que nunca tuve. Utilizaba este perfume. A veces, hasta llegaba a perfumarse en clase.
OY: ¿Fue aquella a la que un día una alumna, delante de todos le soltó que su bolso de Prada valía 60.000 pesetas?.

YM: La misma, pero no nos desviemos del tema. Estamos reviviendo nuestros intensos días en la Gran Manzana.
OY: Había mujeres lindas.
YM: Sí, y sin ese delicado refinamiento de la parisina, pero con una belleza, naturalidad y lado práctico de la americana que la hace atractiva.
OY: ¿Te acuerdas aquella que vimos cruzando Madison con la 57, con un Bottega Veneta vintage?
YM: Me fijé más en ella que en el bolso. De eso no hay la menor duda. Yo sé que tú reparaste más en lo segundo.
OY: Sí, tengo esa manía de fijarme primero en el hábito y luego en la monja.
YM: Cuentero, que eres un cuentero…
OY: ¡Qué bien eso de que, además de en inglés, puedas comunicarte en español!
YM: Es algo que ocurre también en Miami. Primero hablo en inglés y hacia bien entrada la tarde y cuando la fatiga comienza a hacer acto de presencia, paso al castellano.
OY: Hay que ir a NY todos los años.
YM: Buena idea y sobre todo una manera de estar al día de lo que se cuece en arte y otros campos.
OY: Hay quien dice que ahora hay que ir a Shanghai.
YM: Nosotros estuvimos en Pekín.
OY: Sí, pero de eso hace más de diez años, bonito. Dicen que Shanghai es el nuevo NY…
YM: Al grano, que seguimos en Big Apple, Otro yo. No te desvíes tanto. Decías que hay que venir aquí cada año.
OY: Decía.
YM: Convendría que recomendemos alguno de los últimos restaurantes que hemos descubierto y algún hotel.
OY: Sí, aunque esto, si te parece, lo dejamos para la semana que viene.
YM: ¿Qué, ya estas cansado del autodiálogo?
OY: ¡Qué va, es para alargar el placer de recordar los estupendos días pateando la ciudad!
YM: Bueno, pues si es por eso, dejémoslo aquí por hoy, no vayamos a ir a mayores y que los pocos que nos siguen, nos abandonen.
OY: De acuerdo, Yo mismo.
YM: Hasta la próxima semana, con más de NY, NY, NY…

Una respuesta a De largas caminatas neoyorquinas (2/3)

  1. Lola Gavarrón dijo:

    Qué ganas de volver a Nueva York despues de leer esto, querido vasco!!!!

Autodiálogos

Autodiálogos

De cuidarse (y bien)

Abraham de Amézaga

¿Hemos puesto en la palabra spa demasiadas expectativas? Seguramente. Y también de la llamada del amor y de sérum faciales que funcionan. leer

Todo esto
y mucho más
en Autodiálogos
+