El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Autodiálogos

De ver la vida con ojo

"¿Por qué no vamos a que nos vuelvan a mimar al SPA del George V?" se pregunta el autor. Y vaya si lo hace.

Sobre tratamientos en spa de lujo, productos naturales de belleza y viajes a Madrid.

YO MISMO: Me acabo de mirar al espejo y el contorno de mis ojos parece gritarme: ¡Ocúpate de mí!
MI OTRO YO: ¿Por qué no vamos a que nos vuelvan a mimar al SPA del George V?
YM: No estaría nada mal, entre otras cosas porque el último tratamiento, a base de productos naturales Sodashi y sus cristales de cuarzo, fue estupendo.
OY: Recuerda que a la fundadora de la marca la alzaste a Talento del mes, en aquella sección que tenías dentro de tu blog Agenda Secreta.
YM: Lo recuerdo. Megan Larsen es una emprendedora que apuesta por productos de belleza naturales al máximo.
OY: Tú la pusiste por las nubes.
YM: No exactamente. Simplemente di a conocer a esta dinámica neozelandesa y a su marca, una gran desconocida en Europa.
OY: Volvamos entonces al SPA del George V…
YM: Cualquiera que nos lea va a pensar que tenemos algún acuerdo con dicho hotel, porque no es la primera vez que hablamos de él.
OY: Pues, visto así, es posible.
YM: Lo que ocurre es que uno, con los años, cuando le tratan bien en un sitio, repite.
OY: Además, Hélène Avril y Caroline Mennetrier son un encanto.
YM: Ahora que citas a Hélène, me ha gustado descubrir, por un vídeo, que porta en su muñeca el Vacheron Costantin de su abuela; toda una joya,
OY: Qué bonito llevar piezas antiguas. Tú también eres amigo de eso.
YM: Sí, sobre todo cuando miro mi Movado de los cincuenta. Eso sí, no es herencia de familia.
OY: A ver si te ocupas, además de tus ojos, de responder a quienes te han felicitado el año.
YM: Tienes toda la razón. En cuanto alzo la mirada sobre la mesa y veo las tarjetas navideñas aguardando respuesta, me viene la misma idea.
OY: Has titulado algo así como que hay que ver la vida con ojo.
YM: Con ojo. Atento, precavido, seductor, seducido, infantil…
OY: Muchos ojos hay ahí.
YM: Pues, sí, muchos.

OY: ¿Con cuál miras a las mujeres?
YM: Depende
OY: ¿De qué?
YM: De cómo sea la mujer.
OY: Me imagino que no miras de igual forma a tu madre que a una chica que “te ha entrado por el ojo”.
YM: Lo que he querido decir con ese título, que parece de desconfiado, es que tenemos que encarar lo que venga con inteligencia.
OY: Las palabras son muy bonitas, pero luego los hechos, cómo actuamos, no suelen acompañarnos…
YM: Hay de todo. A veces acertamos y otras veces, no, pero desde la consciencia y el tesón, los aciertos pueden ser mayores.
OY: ¿Cómo crees que te verán la próxima semana tus alumnos del Máster de Vogue?
YM: Habrá de todo. Lo que me importa es que asimilen bien lo que les cuente en torno a los grandes nombres de la moda, que les resulte provechoso.
OY: ¿No te importa la mirada del otro, en este caso de los otros?
YM: Te diré que mucho menos que antes. Con los años uno se va dando cuenta de que ya perdió muchísimo tiempo en ese tema y sobre todo grandes dosis de energía que, de haberlo sabido, la habría empleado en algo más interesante.
OY: Me apetece ir a Madrid.
YM: A Madrid siempre apetece ir. Es una ciudad abierta, con vida.
OY: Antes más que ahora.
YM: Recorrer sus calles, visitar sus bares, sus tiendas, sus museos… Uno vuelve cargado de buena vibra, que dirían en México.
OY: De México llegan muchos turistas a esa ciudad.
YM: Sí, y de Brasil, Rusia, China… Gracias a esa clientela, las boutiques de alta gama de la capital siguen vendiendo sus productos, al frenarse la demanda local y nacional.
OY: Ya pasará.
YM: Creo que sí, aunque ya nunca será como antes. Y mejor, porque la bulimia de compra llevó a muchas y muchos a hacer auténticas locuras y a querer mostrar ante el mundo lo que tenían.
OY: Inteligencia, inteligencia.
YM: O cabeza, como dirían las abuelas. Hay que tener cabeza.
OY: Hombre, y perderla de vez en cuando!
YM: Muy de vez en cuando, para luego volver al trabajo, a la familia, a los amigos, la pareja. A los valores de peso.
OY: Con esto último que dices, me da la sensación de estar escuchando a un sacerdote.
YM: Ya sabes que en todo ser humano habitan la razón y la locura.
OY: Eso de locura me gusta más.
YM: Sí, pero ojo.
OY: Que sí, que sí, que hay que ver la vida con ojo, como has dicho. Pero con ojos bonitos. Así que vete pidiendo cita en el SPA del George V…

Autodiálogos

Autodiálogos

De cuidarse (y bien)

Abraham de Amézaga

¿Hemos puesto en la palabra spa demasiadas expectativas? Seguramente. Y también de la llamada del amor y de sérum faciales que funcionan. leer

Todo esto
y mucho más
en Autodiálogos
+