El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Cherchez la femme

… almorzando en Épicure

Un restaurante, Épicure en Le Bristol, con tres estrellas Michelin. Y eso en París es mucha garantía.

No hay nada que atraiga más a mi paladar que almorzar o cenar en un buen restaurante y sobre todo, cuando hay compañía femenina, entre dos mujeres. Somos cuatro. Dos y dos, con lo que ambos estamos entre T., 57 primaveras el 26 de junio, y M., casi la mitad, 31. Una rusa y una francesa. Una vivida y otra a medio vivir o viviendo exprés. Lo hace en el distrito 11. Sola. Tiene pareja. Llegué tarde. Siempre nos queda la de 57… Estamos en una de las mesas del Épicure, restaurante de tres estrellas Michelin. 45 cubiertos. La mayoría son mujeres. Asiáticas. Les encanta la buena cocina. Las estrellas. El tralalá galo… No faltan las que hacen fotos con sus cámaras, muy Japón. Ellas y sus cámaras. Veo madres solas con sus hijas. En una de éstas me percato de una cara conocida. Es Isabelle Adjani. La actriz. La cantante. Menos conocida por esta faceta. Inolvidable su canción Pull marine de los 80.

La inteligencia y el poder de observación femenino me asombran. Doy gracias al cielo por tener una parte femenina observadora. El paladar de ellas lo percibo más sensible que el nuestro. Lo mismo opino de su sexo. Ellas dan más vueltas a las cosas. Nosotros apenas. Ellas son más reflexivas. Nosotros más impulsivos. Ellas comen más que beben. Nosotros al revés. Adjani sigue con sus gafas de sol. No estamos en la terraza. Ellas temen a sus arrugas. Temen a no ser deseadas. Nosotros no tememos tanto a nuestras arrugas sino más a que ellas nos dejen de desear. Al fin y al cabo es lo mismo. Fuera dramas, y menos en este restaurante tres estrellas, capitaneado por el brillantísimo Éric Frechon.

La Adjani de negro –así viste– está sentada en una mesa al fondo, con otras dos mujeres. Una de ellas tiene un Kelly naranja. De quedarme con algo, no tendría duda. No lo tomen a mal. No porque entre las tres sobrepasen el siglo y medio, sino porque el Kelly resiste más… y aparte no se queja ni te pide joyas. En mi mesa, y entre los cuatro, sumamos más de un siglo. Calculo que siglo y medio. O por lo menos no andamos lejos. Sarkozy viene mucho a este lugar –aún hoy es presidente–. Le encantan los macarrones rellenos de trufa negra y foie-gras. A mí también. Los he vuelto a pedir. Sarkozy no los volverá a degustar como presidente –por lo menos en este quinquenio–.

“La base de todo seductor es comenzar seduciéndose a sí mismo. Es como que no se puede amar al prójimo si uno no se ama a sí mismo”. Me viene esta frase a la cabeza mientras degusto mi turbot sauvage cuit à la vapeur de citronnelle, purée de carotte au gingembre et pak choï –todo un poema–. No sé si la frase la leí en algún lugar, me la inventé o es una mezcla de realidad y ficción. Mis queridas T. y M. han pedido también pescado. Antes, tanto la joven como la menos joven han degustado una tartine de caviar. Es de Sologne, no muy lejos de París. Este restaurante no tenía nombre en sus comienzos. Cosa rara en la Francia de herencia napoleónica, colbertiana… y el bidé. Yo le hubiera puesto uno. De mujer, claro. De mujer…

2 respuestas a … almorzando en Épicure

  1. ANAP. dijo:

    ¡Qué hallazgo!!! no tenía ni idea de que ‘fou’ Adjani hubiera tenido relaciones musicales con el Gainsbourg pero, pensándolo bien, no me extraña. Las ponía a todas a cantar con esa vocecita de ‘me falta el aliento’ y ¡quiero penetración!. Y ella, que está muy malamente estirada, no me extraña que no se quitara las gafas… Bueno, el caso es que es un restaurante maravilloso al que estoy encantada de no poder ir porque es de los que engorda ¡y mucho!!! Y totalmente de acuerdo, de quedarse con algo, con el kelly sin dudarlo, y ¡encima naranja’ una maravilla
    Te mando beaucoup de baisers
    Ana P.

  2. María dijo:

    yo tambien me quedaría con el Kelly naranja, ;) !!!
    Se echan de menos este tipo de entradas, que informan de lugares y a la vez nos sacan más de una sonrisa. Me gusta esa visión que tienes de nosotras las mujeres.
    Ánimo Abraham!!!!!!!

Cherchez la femme

Todo esto
y mucho más
en Cherchez la femme
+