El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Cherchez la femme

… reflexionando en la “rive gauche”

En la presentación a la prensa de las próximas colecciones de invierno del Bon Marché, el gran almacén de la rive gauche que este 2012 cumple 160 primaveras.

Dentro de nada termino de leer el último libro del gran François Weyergans, Royal Romance, del que he ido subrayando frases en torno a la relación con el género femenino, como éstas: “Siempre fui torpe con las mujeres; quiero decir, no solo en la cama” (Le Pitre, 1973); “a veces me prohíbo salir a la calle para impedir cruzarme con mujeres con las que me gustaría pasar la tarde, la noche, una semana, mi vida, teniendo la pretensión de creer que ellas estarían de acuerdo”. Hace un rato que he venido a la presentación a la prensa de las próximas colecciones de invierno del Bon Marché, el gran almacén de la rive gauche que este 2012 cumple 160 primaveras. Aquí son todo mujeres: periodistas, estilistas, pasantes, copine de la periodista, de la estilista… hasta de la pasante!

Caminando hace días con J.M.T., que me visita en su moto en París camino de Londres, me comenta: “A las mujeres les gustan más las tiendas que a nosotros los hombres las mujeres; que ya es decir”. No a todas, pero sí a la mayoría. No quiero ser simplista, sino realista. Hubo quien soltó una vez que bastantes prefieren un par de lindos zapatos que un orgasmo. En realidad, buena parte de las que son de esa opinión o no lo sintieron nunca o lo fingieron siempre. Y aquí, señores, nosotros tuvimos mucha culpa, por aquello de que no hay que buscar antes de todo el placer, sino que primero lo que hay que hacer es darlo. Le comento la reflexión de J.M.T. a R., que es mujer. “El hecho de comprar sola es una manera de buscarte a ti misma. El hecho de mirarte al espejo es una manera de enfrentarte a ti, con tus defectos y virtudes. A la hora de buscar la ropa y encontrarla intentas limar tus defectos y realzar tus virtudes”.

La terapia femenina, cuando se encuentran deprimidas o un tanto apáticas. Quieren volverse a ver bonitas, quererse y ser queridas. El hombre prefiere irse de copas solo o con los amigos con el propósito de ahogar penas. “¿Por qué no hay antiinflamatorios para la tristeza”, nos dirá Justine, una de las protagonistas de Royal Romance. No estaría mal, ¿verdad? Comienzo a leer en casa al Hemingway de A moveable feast (Paris est une fête, en mi libro). Me llega ese pasaje en el que sentado en un café, y al irse la muchacha en la que ha reparado, el escritor confiesa: “me sentí triste”. Ese debe de ser un mal muy extendido, porque muchos nos sentimos también así en tal circunstancia. Y eso que el alcohol era el primerísimo aliado del autor gringo…

El invierno parisino ha sido largo, con lo que se espera un verano muy caluroso, tórrido, también en temperatura corporal. La gente empieza a salir, a ocupar las terrazas, a hablar con el vecino de al lado, a coquetear sin reparo. Con la llegada del buen tiempo, se calcula que el amor carnal va a ocupar, además de las clásicas casas, calles y plazas. A mí lo que me gustaría es que tanto hombres como mujeres dejáramos tanta pose, tanta superficialidad, tanta careta y artificio y empezáramos a mirar más en el otro (o en la otra). Nos creemos libres y hemos permitido, paradojas de la vida, caer en la trampa del sistema, sus engranajes y sus artificiosos convencionalismos. Y lo que es peor, sin la consciencia de que en la película de nuestra vida no hay replay.

3 respuestas a … reflexionando en la “rive gauche”

  1. G. dijo:

    -¿Por qué no hay antiinflamatorios para la tristeza?
    -Porque por suerte no estamos solos y vivimos rodeados de personas. Además, medicamentos cuantos menos, mejor ;-)

    Feliz llegada del buen tiempo, A.

  2. Tania dijo:

    Paris n’est pas une fête encore, el gris se ha posesionado del cielo que aun no es azul; la luz es triste, no es la luz de Paris; tal vez por éso nos guste ser diletantes hedonistas que visitan las tiendas de la rive gauche.
    Tania

  3. Guillermo dijo:

    con lo sencillo que era eso del ‘baisons sans philosopher’.

Cherchez la femme

Todo esto
y mucho más
en Cherchez la femme
+