El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

En Noruega, dentro del Círculo Polar Ártico, pervive un pueblo dedicado al pastoreo de renosEl pueblo Sami: los indígenas del norte

Considerado el último pueblo indígena de Europa, los Sami conservan aún sus costumbres ancestrales y conviven con los renos.

En el extremo norte de Europa, dentro del Círculo Polar Ártico, los sonidos ancestrales, una artesanía singular y una lengua muy particular coexisten con la tecnología más moderna. Sápmi es la tierra de los Sami, un pueblo diseminado por cuatro países: Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. Y formado por unas 80.000 personas, de las cuales aproximadamente la mitad vive en Noruega.

De los 40.000 Sami noruegos, sólo unos 2.600 viven aún del pastoreo de renos. La mayor parte de la región del Norte de Noruega sirve de base para la cría de estos animales. Tradicionalmente, los Sami han vivido de la pesca, de sus rebaños y de la caza, en la costa, en los fiordos y a lo largos de los grandes ríos en el interior. Muchos se han trasladado a vivir a las ciudades del norte de Noruega y al área de Oslo, pero su cultura atraviesa hoy por un periodo de renacimiento.

El calendario sami
En la tierra de los Sami, el año se divide en ocho estaciones y éstas se rigen por los ciclos de vida de los renos, tan estrecha es la relación de este pueblo con estos astados.

Gákti
El símbolo más destacado de los Sami es el gákti, su traje tradicional, que encarna su historia y es parte importante de su identidad. Los motivos y diseños de cada traje, vestidos, zapatos y sombreros se llenan de bordados rojos, amarillos y azules, que indican de qué zona geográfica proviene su dueño e incluso a qué familia pertenece.

Duodji
La artesanía tradicional o duodji es un elemento cultural clave para los Sami. Los utensilios, los tejidos y prendas son funcionales y prácticos, y al mismo tiempo todos tienen un toque artístico: cuchillos, cajas de madera, bolsos, tazones de madera, abrigos y chaquetas de punto, botas que mantienen los pies calientes incluso a 40º bajo cero… Las técnicas y habilidades se transmiten de generación en generación, hasta hoy. Es artesanía viva.

Luohti o Joik
La música es una expresión muy distintiva del pueblo Sami. El luohti o joik es una combinación de cánticos, donde la voz se utiliza como instrumento. El luohti son melodías dulces e improvisadas en las que los Sami expresan sentimientos a través de sonidos. Intentan evocar y describir lugares, animales, personas y acontecimientos a través de armonías que reproducen el objeto al que va dedicado el cántico. Son sonidos profundamente personales llenos de espiritualidad.

La cocina sami
Está basada en los productos locales: pescado, caza, reno y bayas. El núcleo familiar es esencial para los Sami, y las fiestas y celebraciones, como casamientos y bautizos, reúnen a muchos invitados, en ocasiones hasta mil, en torno a platos sencillos: el más popular es el bidus, un puchero a base de reno, patatas y zanahorias.

Los rebaños de renos
También forman parte esencial de la cultura Sami. Hace miles de años, los Sami eran cazadores de renos salvajes. Hoy, los rebaños se pastorean con ayuda de vehículos a motor. Los renos pastan en invierno en las tierras del interior y en verano se trasladan a la costa. Una o varias familias se organizan para atender a los rebaños. Los renos sirven de alimento y abrigo y sus cuernos se utilizan en artículos de artesanía.

El idioma
Las lenguas Sami tienen su origen en la región de los Urales, igual que el estonio, el finés y el húngaro. Hay nada menos que 10 lenguas habladas y 6 escritas. Es curioso que los Sami del sur de Noruega Norte no puedan entenderse con los Sami del extremo norte, mientras que sí se entienden con sus paisanos de Suecia. El idioma sami es extraordinariamente expresivo y, aunque algunos sostienen que es una exageración, se dice que contiene más de cien palabras para referirse a la nieve y más de cincuenta para llamar a los renos.

Karasjok, en el norte de Noruega, es el centro cultural de esta comunidad. Aquí se encuentra el Parlamento, el Centro de Artistas y el Parque Cultural Sami. Uno puede pasar un tiempo con una familia Sami para conocer sus costumbres y participar en su día a día.

Artículos relacionados
La magia de las auroras boreales 
El pueblo Maasai

El hedonista elige

El hedonista elige

Colección Alicia Koplowitz

Gabriela Domingo

La representación de la mujer y el ideal de belleza clásico como hilo conductor de esta exquisita colección de arte. Hasta el 23 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. leer

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+