El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Miguel Poveda, el concierto de una noche de verano

Si hay luna llena y si el cante lo pone Miguel Poveda lo mágico pasa a excepcional, y como tal, a inolvidable. Noches segovianas.

Con muy pocos ingredientes una noche de verano es susceptible de convertirse en mágica. Pero si la cita es en el Patio Central de La Real Fábrica de Cristales de La Granja, si hay luna llena y si el cante lo pone Miguel Poveda lo mágico pasa a excepcional, y como tal, a inolvidable.

La pasada noche del viernes 3 de agosto todo prometía, y el lleno era total. Parte del público venía buscando al cantaor de copla de fama mediática (gracias a su reconocida amistad con cierta tonadillera); la vida, y la amistad, son así de caprichosas. Pero si algo tiene el público segoviano es paciencia y respeto. Y a la espera de su momento, disfrutó y aplaudió un concierto que en su primera parte transcurrió entre tientos, fandangos, malagueñas, bulerías de caí… Un desfile elegante y contundente, trazado con escuadra y cartabón, con precisión y rigor, en el que conocimos en directo el repertorio de “ArteSano”, el último trabajo de Poveda. Por momentos, el artista estuvo acompañado por la bailora malagueña “La Lupi”, con la que interpretó varios números, entre ellos unas alegrías en las que pudimos apreciar su maestría moviendo la bata de cola ( a lo clásico: con fuerza, pero sin aspavientos, con contención). Hacia el final, con el público a favor y el artista caliente de energía lunar y humana, llegaron las coplas en un sin fin encadenado que levantó del asiento al personal en varias ocasiones. Los músicos, a la altura. Y en Miguel, generosidad (dos horas largas de concierto), entrega y maestría. Y mucha mucha elegancia.

Etiquetas

El hedonista elige

El hedonista elige

Colección Alicia Koplowitz

Gabriela Domingo

La representación de la mujer y el ideal de belleza clásico como hilo conductor de esta exquisita colección de arte. Hasta el 23 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. leer

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+