El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Fabricado en madera de abedul y con cuidados detallesTimberleaf, para pequeñas escapadas

Un ligero y atractivo remolque que incluye lo esencial: cocina y cama

Mejor que ir a casa es que tu casa vaya a contigo. Este remolque es perfecto para esa gente que no cambiaría la libertad de plantar su hogar en un buen paisaje por las comodidades de un hotel de cinco estrellas.

El Timberleaf  es un pequeño remolque, ideal para sentir que puedes vivir donde quieras, con las vistas que prefieras y con tu orientación favorita.

Resulta infinitamente más cómodo que una tienda de campaña y muchísimo más fácil de manejar que una caravana estándar porque su peso no llega a los 550 kg.

Por fuera, es una estructura con forma de lágrima, con una hermosa claraboya, amplias puertas y ventanas, más un gran portón trasero.

Una capa de espuma de una pulgada, emparedada por dos láminas de contrachapado en madera de abedul, más un revestimiento de aluminio anodizado, permiten que la cabina quede aislada del viento, el calor y el frío.

Por dentro, el Timberleaf tiene lo justo para comer y dormir. Pero este remolque está lleno de detalles agradables, con bonitos acabados y una cuidada carpintería a medida.

La cocina tiene muchos compartimentos para guardar cosas y cositas. La nevera no podía faltar; viene instalada sobre una bandeja extraíble, fabricada en abedul báltico, con un tirador de auténtico cuero. Hay un grifo de agua fría sobre el fregadero que se nutre de un tanque oculto bajo la cabina en el que pueden almacenarse hasta 45 litros.

Cuenta con unas estanterías exteriores que se ocultan cuando no se necesitan, pero que resultan muy útiles en los momentos «dónde apoyo yo esto».

Todo está pensado: iluminación de LED en la cabina y la cocina, gracias a la corriente que se genera a partir de la batería de 12 voltios, y cuatro conectores USB.

Dormir como en casa

La cama es amplia: 1,44 m de ancho x 2,03 m de largo, con un colchón de espuma de doble densidad, de cuatro pulgadas de espesor más un aislamiento. Por eso los fabricantes se permiten afirmar que uno puede dormir tan a gusto como en su propia cama. Y mejor, gracias a la gran claraboya del techo que permite ver el cielo abierto (o evitar la luz con su persiana). En la cabecera y a los pies hay varios compartimentos útiles, siempre con puertas de corredera.

Como se fabrica artesanalmente, se puede conseguir en multitud de colores y con los extras que uno necesite, como aire acondicionado, paneles solares, estufa… El precio básico no llega a los 15.000 €. Y lo envían en un plazo de entre 6 y 10 semanas. Ahora bien, esta gente está en Denver. Hay que ver los gastos de envío. O mejor, acercarse a recogerlo.

El Timberleaf no tiene retrete, pero el campo es muy amplio, ni ducha, pero hay muchos ríos por el mundo. En cualquier caso, es tan bueno para viajes como para ir de picnic con derecho a siesta.

Una respuesta a Timberleaf, para pequeñas escapadas

  1. María dijo:

    Me encanta!!!!

El hedonista elige

El hedonista elige

Colección Alicia Koplowitz

Gabriela Domingo

La representación de la mujer y el ideal de belleza clásico como hilo conductor de esta exquisita colección de arte. Hasta el 23 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. leer

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+