El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

La Guía Hedonista

Su Big Band es una de las más importantes de EuropaValencia, por Javier Botella

Es un crooner español con éxito en toda Europa. En solo tres años su big ban ha destacado por una gran calidad.

Tras varias idas y venidas, también en Madrid en la época de ‘la movida’, Javier Botella llegó al mundo de la empresa, a la hostelería y más concretamente al catering. Eso, claro, es lo que le daba de comer, pero no lo que le hacía feliz. La música y sólo eso es lo que ha movido su emoción desde que era bien pequeño. Por eso, en el año 2012 decidió dar un giro a su vida, y con muhco swing y bastante jazz se reinventó como músico. En los últimos 3 años ha actuado en más de 500 conciertos, y el cuarteto con el que  inició su andadura  ahora es una big band,Copa Ilustrada Band, con 15 músicos, con los que en cada actuación rinde un homenaje continuo a grandes como Sinatra, Nat King Cole…
Este ‘croner’ español no slleva de la mano por la ciudad en la que vive, y que conoce como la palma de su mano.

10 pistas para disfrutar de Valencia:

1 – Dormir en:
El Caro Hotel, en la Valencia más histórica, es una de esas joyas producto del buen hacer. Conserva uno de los fragmentos de muralla mejor conservados de la ciudad. Todo destila clase y elegancia. También me gusta mucho el hotel Palau de la Mar, que es quizá el mejor lugar para el descanso. Además trabaja allí mi amiga Marta Nava, garantía de trabajo impoluto. Un palacio en su expresión más íntima.

2- Una excursión recomendable por los alrededores:
No hay duda, el Parque Natural de El Saler, el bosque latiendo. Siempre sorprende a los que son de fuera cómo tan cerca de la ciudad hay un espacio natural tan imponente. A los que somos de aquí nos chifla disfrutarlo porque es discreto, la vegetación es salvaje y es el mejor de los caminos hasta la playa.

3- Un paseo dentro de la ciudad:
Un sábado por la mañana perdiéndose por el barrio del Carmen, a merced de sus calles retorcidas, provocando que ellas marquen el ritmo. Y siempre desembocar en el viejo cauce del Turia, hoy un jardín eterno, por donde Valencia respira.

4- El aperitivo:
La Tasca Ángel, precisamente entre eses calles del Carmen. Un bar infalible que recoge las esencias de toda la vida. Cero alharacas, pero total verdad.

5- De compras:
La plaza de Tapinería es buen ejemplo de conversión. De ser un solar inaccesible a un centro donde pasar la tarde hasta el anochecer rebuscando entre sus pequeños comercios que van cambiando continuamente; tomando cualquier cosa sobre los bancos de sus terrazas.

6- Para comer:
En un lugar reservado para los días muy especiales: la barraca de Mariano, un lugar casi desconocida, a las orillas de l’Albufera; un espacio sin web ni correo electrónico donde consagrar una buena paella valenciana de pollo, conejo y pato. Y antes que eso, esgarraet y all i pebre. Se respira amistad.

7- Un buen plan:
El mar, siempre el regreso al mar. Navegar con mi amigo Silvino Navarro y su hijo Álvaro es un placer inigualable. Otear Valencia desde el Mediterráneo.

8- La puesta de sol:
El embarcadero de l’Albufera es uno de los paisajes de nuestra vida. Pocos escenarios donde el sol caiga con esa plenitud.

9- De copas:
La copa al entrar en la noche en la terraza del restaurante La Mirona. Gozar de la ciudad al aire libre siempre es la mejor opción.

10- Una dirección (muy) secreta:
En la calle de La Paz, una vía que fue arteria principal en la Valencia capital de la República, hay un edificio lleno de misterio: La Joyería Gracia. Visitarla de la mano de su cicerone, Vicente Gracía, ver todos sus secretos y escuchar todas las historias que han ocurrido allí. Un lugar inspirador.

Una respuesta a Valencia, por Javier Botella

  1. maría dijo:

    qué ganas de visitar ya Valencia!

La Guía Hedonista

Todo esto
y mucho más
en La Guía Hedonista
+