El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Pasiones

Pablo de la Chica

Contundente y camaleónico, este joven actor, formado en la mejores escuelas, presenta el aval del teatro (¡y de Valle-Inclán!) como experiencia. Lo próximo será "Cobradores" un paella-western.

Con 27 años, su físico rotundo le ha llevado a protagonizar con éxito al Afilador de la obra de teatro Ligazón, a Valerio “el Pajarito” en la obra La Cabeza de Bautista, ambas de Valle-Inclán. ¿Desinhibido? Mucho. Se nota su paso por las escuelas de arte dramático Laboratorio de William Layton, Fundación Internacional First Team o los talleres de arte en Toronto, Nueva York y Londres. No ha empezado mal este joven actor, que ha montado una productora, va a dirigir su primer documental y se ha estrenado con importantes obras de teatro contemporáneo como Bent, Un sombreo lleno de lluvia, Historias del Zoo, De noche justo antes de los bosques y Jaula o relevantes obras españolas como LigazónDivinas Palabras.

En su próximo papel es el cobrador de un western, un malo bastante malo. “Cobradores” es un paella-western dirigido por el francés Fabien Oliva y producido por Pistachio Pictures y Village 42 que, si todo va bien, se rodará en pocos meses en Almería. Pablo ya está preparado y listo para la acción, con el atuendo principal a punto: una barba espesa con la que reclamar lo que haga falta.

Primero la barba… ¿ y después?
Lo primero, ejercicios de concentración. (En la sesión de fotos, Pablo respira hondo y canta un mantra). Antes de los ensayos o después de entrenar me gusta cerrar los ojos, tumbarme en el suelo y calentar el diafragma y la voz. Me ayuda a relajarme.

¿Te ayuda también saber boxeo?
Mucho. Cuando boxeo te cargas de adrenalina con un respeto extremo por el compañero. En el teatro, como en el boxeo, tienes que aprender a controlar las emociones: el más técnico es el que gana. Otro deporte que me ha ayudado mucho es correr, llevo casi 1.000 km este año y he corrido un par de media-maratones. Es tan importante o más que el boxeo, un momento para estar solo y conmigo.

Actor, productor y director de un documental, cobrador en un western, 9 obras de teatro… ¿Cuál es tu secreto para abordar tantos proyectos?
La disciplina. Sin ella no podría sacar todo adelante. Sólo el documental sobre los niños soldado y el fútbol en Uganda me está quitando horas y horas de sueño.

En uno de tus twits pusiste: “Exígete mucho a ti mismo y espera poco siempre de los demás. Así te ahorrarás disgustos”… parece que la experiencia te ha hecho darle la razón a Confucio…
Cierto, me gusta ese gesto de “la primera vez que me falles, estás en la lista negra”.

Mucho malo veo por aquí…
(Pablo se ríe) Si me das a elegir entre Batman y Joker, me quedo con Joker. Me gusta hacer de malo, es más divertido y se me da bien. El deporte te exige disciplina, pero lo duro viene de criarse como el chico mayor de seis hermanos en el barrio de La Elipa (Madrid).

¿Tus actores favoritos son también duros?
Lo que admiro es lo contundente y camaleónico de actores como Sean Penn, Javier Barden, Vincent Cassel y Danny Day-Lewis. Me flipan.

Pues habrá que esperar un poco a ver a este Pablo duro en el western “Cobradores”, del que ya podemos escuchar la banda sonora: “Cobradora”

Una respuesta a Pablo de la Chica

  1. Montserrat Fernández dijo:

    No conocía al actor pero me encanta la personalidad que muestran sus fotos y la acertada entrevista

Pasiones

El hedonista elige

Colección Alicia Koplowitz

Gabriela Domingo

La representación de la mujer y el ideal de belleza clásico como hilo conductor de esta exquisita colección de arte. Hasta el 23 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. leer

Todo esto
y mucho más
en Pasiones
+