El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

En un café

Con Javier Zarzuela

Empezó en el ecologismo reivindicativo y ahora promueve la acción local transformadora desde la Transición. Es impulsor de este movimiento en España.

Maestro de primaria en el colegio público de Fresnedillas de Oliva -un municipio de la provincia de Madrid de poco más de 1.500 habitantes-, Javier Zarzuela atesora una larga trayectoria en el movimiento ecologista y en la educación ambiental. Pero fue en enero de 2009 cuando sintió una gran inquietud por “transformar mi entorno junto a otras personas. Fue entonces cuando cayó en mis manos un reportaje sobre la Transición en el Reino Unido y me fascinó. Era justo lo que estaba buscando”.

La Transición (que nada tiene que ver con la transición política española) implica un nuevo concepto de convivencia entre vecinos y de consumo basado en el decrecimiento. Totnes, una ciudad del sur de Inglaterra históricamente depositaria de ideas vanguardistas, fue una de las pioneras en materializarlo. En España, Zarzalejo –un pueblo de Madrid donde siempre ha existido interés por lo alternativo-, la Transición ha movilizado a más de 100 familias. “Por ejemplo, hemos alquilado 2.000 m2 de terreno y hemos vuelto a dar vida a una huerta que antes había sido explotada durante generaciones. Es una experiencia preciosa”. Pero la Transición es mucho más y se impulsa desde muchos más grupos en toda España.

Imagina que soy una marciana que cae en la Tierra y quiere saber qué es eso de la Transición. ¿Cómo me lo explicarías?
Me subiría en tu nave y te mostraría nuestro modo de consumir y el estado de agotamiento y degeneración de los recursos que sostienen ese consumo. Enseguida te darías cuenta de que se necesitarían varios planetas para seguir viviendo como vivimos. Y entonces te explicaría que la Transición es la decisión de ciertas comunidades de personas de adaptarse a los límites de nuestra Tierra y crear condiciones de vida sostenible en barrios, urbanizaciones o pueblos.

Pero eso sería ir a peor ¿no?
Ir a peor es no cambiar con determinación el rumbo, que va directo al abismo. La Transición se enfoca sobre los aspectos básicos de la vida que garantizan el bienestar (alimentación, salud,  calor, vestido, vínculos sociales…), reducen la dependencia de los recursos no renovables y rebajan la huella ambiental negativa.

Si yo quisiese formar parte de esto, ¿qué me propondrías además de participar en huertos como el de Zarzalejo?
Para empezar te propondría aprender a cocinar con menos energía, optar por la reparación de aparatos, reducir necesidades de transporte, aprender habilidades, aislar bien tu casa, cultivar en tu jardín, montar un sistema de intercambio o banco de tiempo, organizar un comedor comunitario, aprovechar los residuos, montar una red de apoyo mutuo y reaprender a divertirse con lo cercano.

Y si te preguntase sobre el origen del movimiento…
Pues te hablaría de que la Permacultura (Cultura para la Permanencia) está en la base de este enfoque social. Aplicada en principio a nuevos asentamientos humanos como ecoaldeas o granjas, el permacultor Rob Hopkins se preguntó si también podría ser válida en pueblos, barrios, urbanizaciones, etc. que ganasen autosuficiencia en los aspectos básicos de la vida, en una perspectiva de decrecimiento. Este enfoque de la Transición se extendió como un virus en los países anglosajones a partir de 2007.

¿Me hablarías del Pico del Petróleo?
Seguro, porque es un concepto geológico-económico importante. Con este término nos referimos al momento o período (en cuyo caso hablamos de “meseta”) en el que no es posible aumentar la producción de petróleo. Cuando exprimo un limón, el flujo de zumo que consigo al principio es abundante, creciente y me cuesta poco, en términos energéticos. Pero llega un momento en que el flujo de zumo exprimido ya no puede aumentar y para mantenerlo tengo que hacer más esfuerzo.

Presionar más…
Así es. Ése sería el “pico”. A partir de aquí, se produce un inevitable declive en la disponibilidad del recurso. Los esfuerzos por aprovechar yacimientos cada vez más costosos de explotar (en aguas profundas, yacimientos bituminosos, estratos de pizarra…) y la desaceleración productiva, mantienen el Pico del Petróleo -al que por cierto se llegó en 2007- como una “meseta”. Al borde de esta meseta llegaremos en los próximos años, antes de comenzar el declive.

¿Qué relación tiene todo esto con la crisis económica actual?
Veamos. Si junto a nuestra Tierra tuviéramos otra idéntica pero virgen, con sus recursos naturales intactos, no tendríamos crisis económica. El sistema financiero que sostiene la sociedad del mercado capitalista se basa en la perspectiva del crecimiento es decir, en utilizar recursos para consumirlos, lo cual da lugar al crédito y la inversión, a la espera de que lo prestado retorne con creces. La perspectiva de crecimiento en un planeta virgen sería enorme pero ese segundo planeta no existe: solo tenemos éste y la perspectiva de crecimiento global agoniza, pues la Tierra no da más de sí.

Es un mensaje rotundo el tuyo.
Es que para mantener la maquinaria del sistema de producción y consumo actual hay que crecer un 3% anual.

¿Y?
Y eso significa que en 25 años todo se multiplicaría por dos: el consumo de recursos, los desechos, el agotamiento de yacimientos. Y como esto no es un cuento de hadas hay que admitir que el decrecimiento –consumir menos- tiene que ser una realidad, una realidad que ya está aquí para todos, no solo para los países del Sur.

Explícame, como marciana, qué es el decrecimiento
Es la era que estamos estrenando, como en otros momentos fueron la Romanización, el Renacimiento o la Revolución Industrial. La Transición es la creación de realidades tangibles en la localidad para vivir de la manera más sostenible y plena posible la era del Decrecimiento.

¿Me pones un ejemplo concreto en sintonía con todo esto?
Mira, a nuestros cursos viene gente de todo el país (en enero haremos uno, por ejemplo) y hablamos mucho de eficiencia energética en los hogares a pequeña y gran escala. Por ejemplo, hablamos de cómo colocar paneles solares para generar agua caliente reduce en un 50% la factura de la luz, pagando unos 2.000 euros y sin rebajar el consumo de agua. Pero también hablamos de que colocando unos “perlizadores” en los grifos -que se venden por internet-  se consigue el mismo objetivo al mezclar el agua con aire y consumir la mitad. Y cada uno cuesta seis euros.

¿Qué está pasando en La Vera o Zarzalejo?
Pues que se generan vínculos y se crea comunidad. Las formas que la Transición toma en cada lugar son diferentes. Si en Fuengirola surge con fuerza como banco de tiempo e intercambios, en Coín puede ser fomentando el empoderamiento de los agricultores para alimentar a la población, y en el barrio barcelonés de San Martí y la Verneda como una campaña de aislamiento energético de los hogares.

Ponme más ejemplos de puntos españoles en Transición.
En España hay reconocibles unas 25 iniciativas, en ciudades (Granada, Vitoria, Valencia, Valladolid…), poblaciones más pequeñas (Marbella, Zuera, Granollers, Portillo, Vilanova i la Geltrú, Torremolinos…) o en comarcas naturales (Butroi, Menorca…). Incluso hay un grupo de Transición en el seno de la Universidad de Santiago de Compostela.

¿Cómo son las personas que se integran en este movimiento?
Son personas con una conciencia global sobre la realidad, bien informadas y honestas. La honestidad es fundamental para no autoengañarse y seguir en las inercias.

Ya…
Las personas que se han integrado en iniciativas de Transición han superado, tras vincularse a la comunidad local, el estadio del miedo paralizante  La superación de esta fase da luz a otra en que prevalecen la alegría, la creatividad y la disposición a andar el camino, que no sabemos a dónde nos llevará, pero que hay que recorrer. Se habla de todo esto porque el amor a la Tierra y a la Humanidad están en la base de esta fuerza impulsora.

Oye, una cosa ¿tus amigos te miran raro cuando hablas de todo esto?
Un poco, pero no pasa nada (se ríe). Sé que, en el fondo, comparten mucho de lo que estoy hablando.

¿Y tus hijas?
También (se ríe de nuevo) pero ellas no sólo por la Transición. Sin embargo la mayor ha llegado a entender el sentido de su mensaje porque a sus 18 años ha conocido a gente en su entorno y de su edad que también habla de esto.

Antes de acabar, cuéntame alguna limitación de este movimiento, anda¡
Las mismas que tiene el ser humano. La Transición no es un esquema de ideas es una actuación de las personas concretas sobre la realidad , y ahí…

Una respuesta a Con Javier Zarzuela

  1. Pablo dijo:

    crecer al 3%?
    consumir menos? o sin producción intensiva que es lo mismo
    que se lo cuenten a China, India, África…

En un café

Todo esto
y mucho más
en En un café
+