El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

En un café

Mariona Niell y Marta PeracaulaCon la innovación educativa

¿Cómo trabajan juntas una doctora en Físicas y una licenciada en Bellas Artes? Pues lo hacen y muy bien en un proyecto llamado UdiGitalEdu.

Marta es profesora de Físicas e investigadora en Astrofísica y Mariona está especializada en Educación y Artes Visuales. Ellas, junto a un equipo multidisciplicar más amplio y altamente especializado, pusieron en marcha el proyecto de innovación educativa UdiGitalEdu hace ya cinco años. Y aunque sus programas pueden parecer muy diferentes entre sí (unos promueven la colaboración Norte- Sur, otros se centran en alumnos de altas capacidades, otros llegan a colectivos desfavorecidos de Girona… ) todos persiguen un mismo fin: desarrollar actividades para el fomento de la creatividad y el uso crítico de la tecnología, a través de la ciencia y el arte para impulsar que los niños sean agentes de cambio.

Trabajan desde el constructivismo “porque como dijo un gran pedagogo ya en 1915 las escuelas del mañana no serán instruccionistas sino constructivistas”. Es cierto que ese día está tardando pero hoy ya hemos comprobado que ‘palpar’ los contenidos sobre los que hablan los libros es la base del aprendizaje eficiente. Porque si Mariona y Marta quieren hablar a los alumnos de 5º de Primaria del sistema sanguíneo ¿qué hacen? “Pues invitamos a los niños a construir un robot con unas piezas Lego, a dibujar el cuerpo humano con las venas y las arterias y a resolver un dilema como, por ejemplo, cómo conseguir que una supuesta célula, -una pelota roja- llegue desde el corazón del robot hasta el pie derecho. Ellos buscan soluciones empleando un lenguaje computacional al que responde el robot y profundizando en el conocimiento exacto del cuerpo humano para mover la pelota”.

¿Cómo empezó todo?
Marta- En el año 2009 un ingeniero de Girona volvió de la India, tras haber contactado con algunas escuelas, con una idea en la cabeza: “la creatividad puede convertirse en un motor del Desarrollo Humano”. Así puso en contacto a escuelas de Girona y la India, para que los chavales desarrollaran proyectos utilizando tecnología digital y creó un equipo. Así nació y creció Invertors4Change.

¿Qué es exáctamente Inventors4Change?
Mariona- Un proyecto de cooperación de niños de aquí con niños de allí, que pueden hablar en inglés mientras hacen proyectos de programación, juntos, y que deciden, juntos, la historia que van a programar a través de una plataforma digital llamada scratch.

¿Scratch?
Mariona- Sí un lenguaje de programación que tiene un aspecto gráfico bastante infantil pero que es muy potente porque alguien que no se había imaginado nunca como programador de ordenadores puede programar y bastante fácilmente. Además permite comunicarse con otras personas (tienen colgados más de cuatro millones de proyectos).

Pero en 2011 empezáis a trabajar también en colegios de Girona con unos talleres
Marta- Sí, el ayuntamiento conoció nuestro trabajo y nos comentó que tenían un problema en ciertas escuelas públicas en barrios envejecidos, donde el 80% de los alumnos provenían de familias migrantes… Los padres locales llevaban a sus hijos a las guarderías públicas pero después, al cumplir los tres años, buscaban colegios en otras zonas.

Y..
Marta- El ayuntamiento habló con la Universidad de Girona y nos ofrecimos a intervenir diferentes grupos dispuestos a encontrar una solución. UdiGitalEdu fue uno de ellos pero hay otro de didáctica de la ciencia, otro que investiga y divulga en Química… El objetivo que nos planteamos fue convertir el colegio Carme Auguet en una escuela magnet en ciencia y tecnología. Para ello fue decisivo contar con el apoyo del profesorado y de todo el equipo.

¿Qué son las escuelas magnet?
Mariona- Escuelas especializadas, con una entidad fuerte en alguna especialidad por decirlo de algún modo. Por ejemplo hay escuelas magnet asociadas a un conservatorio de música donde se trabajan todas las materias del programa oficial como en cualquier colegio pero donde destaca la música.

¿Y en vuestro caso?
Mariona- Nosotros desarrollamos talleres durante todo el curso escolar en ciencia y tecnología, pasando por el arte.

¿Me podríais contar algo que hayáis hecho en alguna de las últimas clases?
Marta- Pues mira hace poco dimos un taller sobre luz y color a niños de 3º a 6º de Primaria. Sacamos a los niños al patio y yo, que soy física, les hablé de la luz desde el punto de vista de la naturaleza y de la física y les dimos un prisma para que pudieran descomponer la luz y ver los colores. Luego, les dimos un termómetro para que pudieran descubrir qué marcaba en cada color (en el rojo más que el azul por ejemplo).
Mariona- Después entramos en el campo del arte. Trabajamos la descomposición de los colores -en cálidos y fríos-, lo asociamos con sentimientos, investigamos la representación del color y luego, aprovechando la tecnología con scratch, los niños crearon sus propias obras de arte. Con esta dinámica entienden muchos procesos sobre la luz y el color, disfrutan y no pierden el interés por aprender, tienen gran motivación, porque esto nos preocupa mucho.

Es fantástico…
Marta- Mira cuando damos las proporciones ponemos un audiovisual en el que se puede ver a un grupo de gente en un parque haciendo un picnic donde la cámara, con un objetivo muy potente, se va alejando y alejando y llega a millones de años luz de la Tierra para hacerte una idea de las dimensiones del universo. Pero luego vuelve al parque y se acerca a la mano de un señor que está tomando algo y entra en su cuerpo y muestra las células, las moléculas, los quarks… Esto lo hacemos en uno de los tres espacios de los que disponemos. Para construir y manipular pasamos a otro donde los niños no están sentados formalmente sino que se mueven para trabajar. Y, por último, tenemos una tercera sala con ordenadores.

¿Habría una edad mínima para trabajar así?
Mariona- Para programar con scratch lo ideal es a partir de 3º de Primaria


Marta- Mira me acabo de acordar de otro taller que les gusta mucho. Con un pequeño telescopio solar los chavales ven las manchas del sol en diferentes días, y viendo la posición de estas manchas pueden deducir que el sol también gira sobre sí mismo pero ¿cuánto tarda? Nosotras no se lo decimos sino que ellos hacen cálculos a partir de imágenes tomadas de la Nasa. Ven qué día se tomó una imagen y dónde está la mancha y, luego, qué día se tomó otra imagen en la que la mancha empieza a desaparecer de la vista. Acaban sabiendo que el sol tarda unos 28 días en girar sobre sí mismo.”

Y al mismo tiempo tenemos talleres para niños con altas capacidades…
Marta- Los niños de altas capacidades también tienen sus problemas, son otros pero los tienen.

¿Cuál sería la máxima de vuestros programas?
Marta- Que los niños imaginen y piensen. Que construyan, que creen. Y todo eso lo compartan incluso con personas que están muy alejadas de ellos.
Mariona- Todos pueden acabar siendo motor de cambio de sus comunidades, de los problemas que vean en su entorno social o más allá. Y eso es lo que nos interesa.

Pero como lo hacéis de ese modo tan divertido… hasta emociona
Marta- Pero no te equivoques, potenciamos mucho la observación, la tenacidad, la constancia, el esfuerzo… lo que pasa es que es verdad que así los niños están motivados. Las encuestas nos reflejan que aprenden y reflexionan sobre lo que hacen, trabajan mejor en equipo y pierden el miedo al error.

Qué estamos haciendo, entonces, enseñando cómo enseñamos en la mayoría de las escuelas me pregunto yo…

Si te ha interesado esta entrevista tal vez también te puedan gustar:
. Maite Rodríguez
. Elsa Punset
. Ángela Matallanos

1828384858687888scroll down

En un café

Todo esto
y mucho más
en En un café
+