El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

La Agenda Secreta

Óscar Sánchez Lozano

Tiene un taller de encuadernación en Madrid llamado La Eriza, habitado por seres marinos y mucha fantasía.

Tímido y de maneras exquisitas. Su mundo es un taller de encuadernación llamado La Eriza, habitado por seres marinos y mucha fantasía. En este espacio onírico, junto al papel, las sedas y otros materiales, también tienen cabida las obras de arte de otros artistas, tan geniales como él.

Artífice del Taller de encuadernación La Eriza. Licenciado en Historia y en Bellas Artes, su porte, sus gestos y su elegancia no parecen de este tiempo. Tras su apariencia, se encuentra un absoluto hedonista que ama la música, la vida con amigos y la piel y el papel con los que trabaja. Nos ajustamos la escafandra y nos sumergimos en la agenda de este auténtico gentleman. Pura sensibilidad, nos da sus claves.

cuestionario

Una ciudad: Estambul.

Un hotel: The Rookery, Londres.

Un rincón (secreto) para desconectar: Mi casa.

El viaje pendiente: Son muchos. Groenlandia, Perú, El Tibet, Japón o la Isla de Pascua.

El cosmético de tratamiento: Agua fresca y jabón.

Una rutina de cuidados: Agua, jabón, y secar amorosamente.

Un truco que nunca falla: Descansar y beber agua.

Último regalo que ha hecho: Fue una cena en mi casa; no faltó un camembert inmejorable.

¿Qué locura(s) se permite?: Escaparme a la ópera de vez en cuando.

Un capricho reciente: Me he quedado bloqueado. Hace tiempo que no me doy un capricho… ¡y no puede ser bueno!.

En su frigorífico/despensa siempre hay…: Queso, queso y queso.

El restaurante que no falla: En Madrid, In situ, en la calle Valverde, cerca de mi taller y perfecto para el menú del día. Y en cualquier momento, Taberneros, en la calle Santiago. En Londres, St. John’s, en St. John Street.

Bebida: Cerveza Mahou,vino tinto y champagne, para comer. No falla.

Un cóctel: Negroni en Del Diego. No sé cómo lo preparan pero es el que más me gusta. Y solo en esa barra, la de Fernando y sus hijos.

¿Cómo define su estilo?: Personal sin ser del todo evasivo.

Última adquisición: Una chaqueta en L’Habilleur, en la Plaza de Chueca. No recuerdo la marca pero si me guía Javier, su propietario, siempre acierto.

Un complemento imprescindible: El cinturón. Pero también una pulsera que siempre va conmigo, por ello, no puedo considerarla un complemento. Es parte de mí. Además, tengo un vicio confesable: los calcetines.

La marca a la que es fiel: Soy ‘polígamo’. Comparto amores con Vivienne Westwood, Dries Van Noten, Etro, Gstar… ¿Con cuántos me pueden tildar de promiscuo?

Museo y un pintor/escultor/fotógrafo: El Prado, nunca deja de sorprenderme. Y artistas como Picasso, Moureau, Max Ernst, así como un largo etcétera.

Película: ¿Tiene que ser una? Amarcord de F. Fellini, y Los paraguas de Cherburgo. Además, hace poco me he reencontrado con Johnny Guitar, y me impactó enormemente. Los clásicos cambian según los revisitas y lo hacen, en general, para mejor.

Libro: En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust.

Canción, un disco: Mediterráneo de Serrat. Escucho música de todo tipo y me resultan imprescindibles Lou Reed, Nick Cave, Owen Pallet… y no puedo olvidar Tabula rasa, compuesta por Arvo Pärt. La grabación de 1984 es sencillamente impresionante.

El plan perfecto: Aquel del que solo eres consciente cuando lo recuerdas con mucho cariño, pero que sucedió de manera inconsciente y espontánea. Suele ser con amigos y/o en familia.

La Agenda Secreta

Todo esto
y mucho más
en La Agenda Secreta
+