El Hedonista El original y único desde 2011

“La habilidad de observar sin juzgar es la forma más alta de inteligencia.”. Krishnamurti

Menu abrir sidebar

Modo on

Es decoradora de formación y periodista de profesión, y en su club se viven experiencias únicasAna Fernández Parrilla, de Black Sense Club

El club colabora con American Express en la creación de experiencias vinculadas con el mundo del arte, la gastronomía o los viajes.

Ana Fernández Parrilla, de Black Sense Club, es periodista aunque estudió Diseño de Interiores en el IED. Lo que empezó como un trabajo esporádico en el periódico El Mundo acabó por convertirse en su profesión. Desde entonces ha colaborado en revistas como Elle, Marie Claire, Woman, la edición española de Citizen K o El País Semanal, además de trabajar como consultora freelance para L’oréal y LVMH.

En 2010 dejó su puesto de Directora de Belleza en la revista Harper’s Bazaar para enfocar su carrera hacia el sector cultural. Cuatro años más tarde traía a España la exposición “El Arte del Perfume”, comisionada por el ex-crítico de perfumes de The New York Times, Chandler Burr. Desde ese mismo año colabora con American Express en la creación de experiencias vinculadas con el mundo del arte, la gastronomía o los viajes para sus titulares más premium –Platinum y Centurion– a través de su empresa Black Sense Club.

Ana es una mujer vitalista y emprendedora a la que le gusta ser feliz: “Estoy de acuerdo en que no hay mejor cosmético que la felicidad. En mi caso, disfruto mucho comiendo rodeada de amigos y, aunque no soy ninguna experta, sé distinguir un buen vino”. Leer es otra de sus aficiones –recomienda Historia del Amor, de Nicole Krauss. Bellísimo– junto con el arte (el último cuadro que compró pertenece a una serie sobre ciudades del pintor Miguel Galanda).

– ¿Cuál es el nombre y a qué se dedica su empresa?

Con Black Sense Club queríamos dar a conocer de una manera innovadora y lúdica lo último en belleza y bienestar a través de experiencias que la vinculan a otros campos como la gastronomía, la enología, la botánica, la gemología, los viajes, la tecnología, la moda o el arte. Lo logramos uniendo a profesiones del mundo del lujo para diseñar eventos, ya sean citas gastronómicas, talleres o presentaciones exclusivas y en primicia.

En octubre pasado lanzamos una nueva suscripción más asequible. Cada trimestre enviamos una caja –para hombre y para mujer– que contiene los best-selles y las novedades de las marcas de Isolée. Estos suscriptores también reciben un 10% de descuento en estas tiendas multimarca, además de tener acceso a actividades y ofertas especiales.

En estos momentos nuestra cuota de socios está completa, pero sí brindamos la opción de organizar eventos privados para pequeños grupos y empresas con un número mínimo de personas dependiendo de la actividad.

Otra parte de nuestro trabajo ahora está enfocado a la creación de experiencias para marcas, para que reciban una mayor visibilidad en los medios,  y también colaboramos con una empresa que diseña viajes a medida elaborando experiencias “made in Spain” para turistas extranjeros.

– ¿Cuándo y por qué nace?

Empezamos en mayo de 2015. Por mi trabajo como periodista especializada en temas de belleza y estilo de vida soy consciente del esfuerzo y la inversión que hacen las firmas por mostrar sus novedades de la forma más sorprendentes (y hay muchos consumidores que están interesados en participar en esta clase de experiencias). También me ha permitido conocer de primera mano el trabajo la mayoría de las agencias que trabajan con estas marcas, lo que me ha ayudado a aprender tanto de sus errores como de sus aciertos.

Era indiscutible que para las firmas sería una iniciativa interesante porque sabemos posicionar y dirigir su producto al target más premium existente.

– ¿Cuántos socios son? ¿Cuántas persona trabajan en ella?

David Herráez es responsable de todo lo relacionado con la imagen del club e Instagram (por nuestro perfil no estamos interesados en alimentar otras redes como Twitter o Facebook); Candela Catalán es quien se ocupa de coordinar las experiencias y Patricia Bueno participa en la creación de viajes tematizados. Puntualmente, Blanca Jiménez de la Hoz se encarga de introducirnos a influencers y nuevos colaboradores. Por ahora no he sentido la necesidad de hacer partícipe en el negocio a nadie más. Mientras pueda permitírmelo, prefiero mantener mi independencia.

– ¿Con qué dificultades se ha encontrado en los inicios?

El titular Centurion paga una cuota elevada por su tarjeta American Express y  considera que los servicios que ofrecemos deberían estar incluidos. Hemos tenido que hacerle entender que, si bien mantenemos una colaboración muy estrecha con esta compañía, acceder a las experiencias que Black Sense Club tiene un valor en sí mismo porque se trata de actividades para grupos muy reducidos y en un ambiente de intimidad que no es al que están acostumbrados.

Durante este tiempo, además, nos hemos dado cuenta de que hay bastantes empresas interesadas en nuestros servicios, razón por la que en estos momentos ya no trabajamos sólo para el cliente final.

– ¿A qué tipo de público se dirige?

Empezamos siendo un club exclusivo para titulares Centurion de American Express y ahora también trabajamos con clientes VIP y altos ejecutivos de compañías internacionales. Debemos mantener un nivel muy alto porque es lo que nos garantiza que firmas como Guerlain o Yves Saint Laurent quieran participar en nuestras propuestas.

– ¿Qué parte del negocio se realiza en España y o fuera?

Trabajamos en colaboración con los grandes grupos de la industria de la belleza; en ese sentido puede decirse que somos un negocio mundial. Sin embargo, nuestros proveedores (en realidad los consideramos más bien aliados), son españoles o están asentados aquí. Buscamos siempre negocios pequeños, como Depapel, Estudio Cano, Aldao, La Gastroteca de Santiago o los restaurantes del chef Pedro Larumbe, que son los que pueden atender a nuestras peticiones con el detalle y cariño que requiere un producto de lujo como Black Sense Club.

– ¿Dónde está la sede?

Nosotros no contamos con un espacio físico como otros clubs. Esto es así porque parte del atractivo de las experiencias que diseñamos consiste en dar cita a nuestros socios en lugares diferentes. La mayoría de nuestras actividades están programadas en Madrid, aunque en 2017 tenemos previsto expandirnos a Barcelona, donde se concentra buena parte del turismo del lujo.

– ¿Qué satisfacciones ha encontrado? ¿Merece de verdad la pena?

Lo más gratificante es ver cómo el club va creciendo, no tanto por el número de socios –para mantener la calidad de los servicios que ofrecemos contamos con un número limitadísimo y vamos a seguir así a pesar de las peticiones que recibimos– como por la cantidad de empresas que contactan con nosotros para que diseñemos experiencias que permitan acercar su producto a estos consumidores. Además, en un año hemos pasado de ser unos desconocidos a que nos recomienden en revistas como Harper’s Bazaar y Esquire y programas de televisión como Flash Moda.

– ¿Qué consejos daría a otros que, como usted, quieran montar su propia empresa?

Armarse de paciencia y contar con una cantidad inicial que permita realizar las inversiones necesarias sin andar agobiado. Pueden pasar muchos meses hasta que tu producto cuaje y desesperarse sólo conduce a tomar malas decisiones. Constantemente hay que plantearse qué se está haciendo bien y en qué se puede mejorar.

– ¿Montó la empresa que quería o la que pensó que sería más rentable? ¿Volvería a meterse en una aventura similar?

Creo que ambas cosas. Conseguir que personas que tienen acceso a casi todo pasen un rato agradable que permanezca en la memoria es complicado, y al mismo tiempo muy divertido por el reto que supone. Hoy la palabra “experiencia” está en boca de todo el mundo, pero eso no significa que haya tanta gente que sepa cómo hacerlo. Por eso pensé que ahí había un hueco importante para Black Sense Club. ¿Volvería a hacerlo? Pienso que sí, aunque para valorar si la inversión ha merecido la pena todavía nos falta otro año. Como experiencia personal, sin ninguna duda.

Modo on

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+