El Hedonista El original y único desde 2011

“Si te encuentras solo cuando estas solo, estas en mala compañía.”. Jean Paul Sartre

Menu abrir sidebar

Modo on

Impulsa el Marketing Reposado®Víctor M. Huertas, de Método Helmer

Está al frente de una peculiar y exitosa agencia de marketing y comunicación.

Lleva más 20 años en el sector de la investigación de mercado, marketing  y comunicación integral compaginándolo siempre con la dirección general de Método Helmer. He desarrollado nuevas metodologías de investigación para realizar estudios sobre tendencias en mercado a través del observatorio FUTUR:E de Método Helmer y has sido pionero en hablar de las necesidades de marketing de las marcas y de su vinculación con las tendencias de consumo y estilo de vida de las personas (Marketing to Persumer®).

Actualmente, impulsa el Marketing Reposado®, un método de trabajo propio que apuesta por la calidad y aprovecha el potencial de la investigación y la creatividad para crear estrategias sólidas en el tiempo. Este método pionero realmente ha sido el resultado de una evolución. “Nunca me he sentido identificado con el ritmo y las prisas que imperan en el sector y hace nueve años, por un revés de la vida, decidí cortar por lo sano. Me di cuenta de que no podía ir en contra de mis valores; cuando te apasiona tu trabajo, no puedes conformarte con resultados ‘aceptables’, quieres los mejores, pero que sean de verdad… y eso solo se puede lograr mimando cada detalle, generando lazos emocionales con cada cliente y dedicándole el tiempo necesario, consiguiendo la máxima credibilidad sin pasos en falso”.

Preséntense ustedes mismo

Como observador nato de la sociedad y de los hábitos de los consumidores que soy, he conseguido trasladar a mi equipo la necesidad de desmarcarnos de lo hecho hasta ahora en el sector, del estrés marketing y de los plazos imposibles, pero siempre manteniendo  la calidad como objetivo ineludible. Realmente pensar bien las cosas no es sinónimo de pérdida de tiempo, todo lo contrario, está demostrado que al final lo ganas porque estás creando una estrategia sólida que no puede fallar.

¿Cuál es el nombre y a qué se dedica su empresa?

Método Helmer, agencia estratégica de marketing y comunicación, experta en proyectos innovadores.

¿Cuándo y por qué nace?

Nace hace casi 20 años con el objetivo que hoy sigue en pie: fusionar los servicios de investigación con la parte de diseño de acciones, y siempre diferenciándonos de la competencia. En principio nació como Arcoiris, convirtiéndonos en expertos en público gay. Pasados diez años cambiamos el nombre y ampliamos el abanico al público de tendencias en general, donde se encuentra el público gay, pero también ese otro sector del público innovador, de vanguardia.

¿Cuántos socios son? ¿Cuántas personas trabajan en ella?

Empezamos siendo dos, pero ahora mismo soy yo solo como socio y en plantilla somos 14, aunque después en giras y campañas podemos llegar a ser hasta 80 ó 90.

¿Con qué dificultades se ha encontrado en los inicios?

Me imagino que como toda empresa que empieza de cero y sin padrino, la principal dificultad fue la de encontrar clientes. En nuestro caso, y gracias a las ponencias en foros y asociaciones –y a un golpe de suerte- el primer cliente fue Diageo, quien nos catapultó en nuestros inicios.

¿A qué tipo de clientes se dirige?

Nos dirigimos a los clientes que trabajan con la Innovación (tanto en producto, como en presencia, etcétera…); suelen ser siempre empresas de gran consumo, muchas de ellas de espirituosos que, como es lógico, van a la vanguardia de la innovación. Pero sobre todo con clientes que necesitan estímulos, que no se conforman con “lo de siempre”… Nosotros no somos una agencia dócil, si su briefing no nos convence, le damos la vuelta y en la mayoría de los casos acabamos convenciéndoles nosotros a ellos.

¿Qué parte del negocio se produce en España y cuánto se produce/fabrica fuera?

Por el momento, todo se produce en España, aunque no decimos que no a nada, o a casi nada (ríe).

¿Qué satisfacciones ha encontrado? ¿Merece de verdad la pena?

Echando la vista atrás sí que merece la pena, aunque en el día a día haya momentos en los que te lo cuestionas. Es un proyecto profesional en el que embrionariamente éramos dos personas y ver cómo ha ido creciendo e incorporando nuevas áreas de trabajo, alcanzando campañas de más envergadura… es muy satisfactorio. Aunque esa misma fuente de satisfacción, también sea fuente de problemas… Pero sí, merece la pena.

¿Qué consejos daría a otros que, como usted, quieran montar su propia empresa?

Ufff! Yo no soy quién para dar consejos… A mí me ha funcionado actuar conforme a mis valores, ser honesto con los demás, pero también conmigo mismo; si no crees firmemente en lo que haces, no puede salir bien.

¿Montó la empresa que querías o la que pensó que era rentable? ¿Volvería a meterse en una aventura similar?

Sin duda montamos la empresa que queríamos tener, aunque no supiéramos cómo hacerlo al principio. De hecho, en veinte años ha dado tiempo a vivir ocasiones en las que para nada era rentable,  pero seguimos adelante.

Tengo espíritu innato de emprendedor, por supuesto que volvería a hacerlo, ahora más que nunca, aunque quizás me lo plantearía de otro modo, ahora que sé todo lo que hay detrás por organizar para conseguir tus objetivos.

 

Modo on

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+