El Hedonista El original y único desde 2011

“Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron.”. Michel de Montaigne

Menu abrir sidebar

Al punto

Volveremos a esos restaurantes y hoteles que tanto nos gustaronGracias, hoteleros, restauradores, chefs, restaurantes, bares… Volveremos

Demostrando responsabilidad social, los equipos de hoteles, bares, restaurantes y otros establecimientos de nuestro país, bajaron la persiana antes del mandato oficial

Nos encanta viajar, comer y beber (con moderación), dormir en lugares especiales, reír, brindar, comprar cositas ricas… Nos encanta y volveremos a hacerlo. Y cuando esto haya pasado, será el momento de apoyar a todos esos propietarios, empleados y colaboradores de nuestros restaurantes, bares, hoteles y tiendas favoritas. Aquí va nuestro homenaje.

En estos años de hedonismo, hemos visitado hoteles y restaurantes; hemos cocinado recetas que algunos catering nos brindaron; hemos viajado a lo largo y ancho de España, y del mundo; hemos bebido buenos vinos, descubierto nuevas cervezas y preparado algún que otro combinado con destilados de calidad.

En estos años de hedonismo, hemos conocido alimentos que nunca antes habíamos probado; hemos suspirado y nos hemos emocionado con recetas que solo los cocineros y cocineras más audaces saben preparar. Todo esto no está perdido, todo esto volverá.

Ahora, quedémonos en casa, cocinando con amor con aquello que tenemos, recuperemos los libros de recetas más inspiradores y preparemos para nosotros y para los nuestros, platitos ricos. Un simple vistazo a las redes nos hace descubrir la fuerza que han unido grandes chefs para compartir recetas. Como ejemplo, @yomequedoencasacocinando

Son muchos, muchísimos y muchísimas, y la mayoría se encuentran en nuestra sección Gourmet. Pero, ahora, así, a bote pronto, queremos recordar que cuando esto pase…

Pondremos rumbo al sur y viajaremos a Huelva para conocer o redescubrir Acánthum, el único estrella Michelin que capitanea Xanty Elías. Quizá habrá pasado el momento de algunos productos, pero el chef sabrá encontrar lo mejor de la despensa onubense para volver a presentarlo con mucho arte.

Pasearemos por Ezcaray y por sus bosques, y percibiremos todos sus aromas, de la mano de Francis Paniego, familia y trabajadores, que echan el resto cada día en sus restaurantes. Ahora, así, cerrando sencillamente los ojos, pensamos en aquellos espárragos que comimos… Y querremos repetir croquetas cuando visitemos, de nuevo, Tondeluna, en Logroño.

En la capital riojana, visitaremos de nuevo: Ajonegro, La cocina de Ramón, Kiro Sushi, Íkaro y muchos más, cómo no, el restaurante de Juan Carlos Ferrando, que recientemente probamos.

Y por supuesto, alzaremos la copa en los bares de toda la vida de las calles San Juan y Laurel, comeremos champiñones en El Soriano y tortilla de la buena, de ésa que sirven en tantas y tantas barras riojanas. Comeremos todo el helado de Angelines y Fernando, DellaSera.

Viajaremos a Bilbao, donde después de dormir en el Gran Hotel Domine y de desayunar en el hotel Miró, compraremos bollos de mantequilla en Martina de Zuricalday; quesos y otras viandas en La Manducateca, donde María Mora nos habrá aconsejado con criterio; como broche final, habremos reservado mesa en Nerua.

Del País Vasco a Cantabria, para dar un gran abrazo a Marian y a Jesús, de El Cenador de Amós, y a Galicia, donde nos detendremos en Culler de Pau, saludaremos a Javier Olleros y comeremos rico. Seguro.

Querremos visitar a José y Toño, en su encantador hotel y restaurante llamado Atrio, conocido mundialmente. Después de la cena, de los vinos que solo ellos mantienen en su bodega, saldremos a recorrer, en silencio, las calles de Cáceres. Y sabremos que la belleza perdura…

Por supuesto, la lista es interminable. En Madrid, Lúa y sus almejas con curry; la delicadeza de cada gesto que sucede en Hortensio; el tiramisú de Gioa; abrazaremos a Nino Redruello en cualquiera de sus establecimientos y gozaremos mucho, por ejemplo, en Fismuler. Y también nos sentaremos para darnos el homenaje que merecemos con Ramón Freixa.

No nos olvidaremos de los establecimientos sin estrella, pero con grandes equipos al frente: mesones, tabernas, tascas… Que nos esperen, por ejemplo, en Los Chanquetes porque querremos ración doble de boquerones.

Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Segovia… Volveremos a los bares para brindar y a los restaurantes para emocionarnos antes un platillo o platAZO. Y claro, a esos hoteles que nos hacen sentir como en casa. Desde Box Art Hotel al Hotelito, ambos a poca distancia de Madrid y con anfitriones cercanos y verdaderamente especiales.

Volveremos.

Al punto

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+