El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Experiencias

Espirulina, Chlorella, Cilantro o Perejil, algas y hierbas nos ayudanClaves para limpiar el organismo de metales pesados

Metales pesados como el mercurio, plomo, cadmio, aluminio, arsénico o estaño están presentes en los alimentos.

Limpiar el organismo de metales pesados como el mercurio, plomo, cadmio, aluminio, arsénico o estaño, presentes hoy en día en casi todo cuanto ingerimos o consumimos, y que se acumulan principalmente en hígado, riñones, sistema nervioso y sistema óseo, es algo necesario para tener un perfecto estado de salud. Estamos expuestos a estos metales pesados al consumir vísceras de animales, pescados, comidas y bebidas enlatadas y tratadas con aditivos; frutas, vegetales y cereales que contengan ciertos pesticidas, agua del grifo proveniente de tuberías de plomo, o tratada con arsénico, e incluso si aún tenemos viejas amalgamas dentales de mercurio, o si todavía fumamos –el tabaco contiene cadmio que se acumula en hígado y riñones.

Para eliminarlos, hablaremos hoy de la clorofila, y también del selenio y del glutatión. Conviene saber que cuanto más mercurio almacene nuestro organismo, menos podrá actuar el selenio, necesario para que nuestro organismo produzca glutatión, un gran antioxidante anti-envejecimiento y anti-radicales libres, que estimula la desintoxicación natural del cuerpo de metales pesados.

El selenio, “el mineral anti-cáncer”, es un antioxidante que protege nuestro corazón y fortalece nuestro sistema inmunológico; regula la respuesta inmunitaria, reduce inflamaciones  y  destruye radicales libres responsables del daño oxidativo en nuestras células.  Necesitamos unos 200-400 microgramos de selenio al día junto con vitamina E, esencial para la absorción de selenio.  Las nueces de Brasil, las semillas de calabaza y de girasol, la levadura de cerveza y el germen de trigo aportan ambos nutrientes; y también algas como la espirulina y la chlorella, y hierbas como el perejil y el cilantro, todas ellas ricas además en clorofila, fundamental para eliminar metales pesados.

La clorofila es uno de los mejores antioxidantes para luchar contra enfermedades degenerativas y retrasar el envejecimiento celular.  Favorece un organismo fuerte, joven y enérgico, y estimula la producción de glóbulos rojos en la medula ósea.  Nos aporta vitaminas A, C y B, y hierro, fósforo, potasio, sodio, azufre, cobalto, zinc y magnesio, su átomo central.  Fundamental para la oxigenación y la desintoxicación, para el sistema inmunológico, para el cardiovascular y para el hígado.  Equilibra nuestros niveles de glucosa en sangre, reduce colesterol y triglicéridos, y elimina toxinas y metales pesados, purificando nuestra sangre y limpiando colon, pulmón, hígado, riñones y todo el sistema linfático.  Recordamos que la clorofila se pierde en la cocción, y por tanto conviene tomar vegetales crudos, en licuados, batidos y ensaladas.

Alga Chlorella, contra el mercurio y la radioactividad

Es uno de los alimentos más ricos en clorofila, y muy nutritiva ya que nos aporta proteínas, aminoácidos, fitonutrientes, ácidos grasos y minerales como el magnesio para nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro.  Elimina contaminantes y toxinas del cuerpo, pesticidas y metales pesados, e incrementa nuestros niveles de glutation, que, recordamos, es nuestro gran antioxidante, que promoverá la desintoxicación natural de nuestro organismo y la eliminación de metales pesados.

La energizante alga espirulina, contra el arsénico

Declarada por la ONU alimento del milenio, es uno de los alimentos más ricos en nutrientes.   Tiene una concentración de proteínas del 70%, contiene 18 aminoácidos, entre ellos triptófano, y nos llena de hierro, calcio, fósforo, magnesio y selenio, y vitamina E.  Nos aporta fibra y energía, alcaliniza nuestro organismo, regenera la flora intestinal y refuerza nuestras defensas fortaleciendo nuestro sistema inmunológico.  Nos ayuda a luchar contra el envejecimiento celular, a depurarnos y a quemar grasa; también a reducir el colesterol y a protegernos de enfermedades cardiovasculares.  No puede faltar en las dietas de deportistas, para la salud ósea o contra la fatiga muscular, en periodos de convalecencia, o si sufres de anemia ferropénica, pero debe ser tomada con moderación en casos de problemas renales y no debes tomarla si estás embarazada o en periodo de lactancia, ni si sufres alguna enfermedad autoinmune, hipertiroidismo o hipertensión.

Tanto la espirulina como la chlorella, conviene comenzar a consumir poco a poco, un gramo al día, y aumentar la dosis hasta  5 gramos diarios, y descansar, es decir, tomarla durante 3 meses y descansar otros 3 antes de repetir.

Perejil, contra el mercurio

Además de ayudarnos a eliminar metales pesados, destacamos su contenido en miristicina, un compuesto que inhibe la formación de tumores especialmente de pulmón, y neutraliza carcinógenos como el benzopireno del humo del tabaco.  Nos aporta antioxidantes y flavonoides anti-radicales libres, y mucha vitamina C –más que ningún otro vegetal- y vitamina A, hierro y manganeso.  Mejorará la salud de nuestros dientes y de nuestra vista, así como de nuestras vías respiratorias.  Es diurético, digestivo y carminativo; una simple infusión de perejil relajará nuestro sistema digestivo y también nuestros músculos, y ayudará a bajar la fiebre, a mitigar migrañas  y a combatir la anemia ferropénica.  No se recomienda consumir durante la lactancia porque detiene la producción de leche.

Cilantro, contra cadmio, plomo y aluminio

Poderosa hierba desintoxicante que, en tan solo mes y medio, nos ayuda a librarnos del 80% de los metales pesados acumulados en nuestro organismo.  Destaca como diurético, antiespasmódico, carminativo, antiinflamatorio y expectorante; nos ayudará a limpiar hígado, riñón, pulmón e incluso sistema nervioso; a calmar nuestro aparato digestivo, a aliviar reúma y artritis; a eliminar mucosidades y a tratar resfriados y sinusitis con tan solo tomar una taza diaria de cilantro en infusión.  Es antiséptico, antibiótico y antibacteriano, que curará heridas y evitará infecciones.  Es además un sedante con el que combatiremos el insomnio y la ansiedad; de hecho está presente en muchos medicamentos ansiolíticos.

Zumos y licuados

Terminamos con unas recetas de zumos y licuados verdes que convienen tomar en ayunas.  Podemos tomar un zumo de remolacha, otro excelente alimento contra metales pesados; o licuar piña, manzana, limón, pepino, apio y espinacas, y añadir una de estas cuatro maravillas de la naturaleza;  la que tú elijas.  Otra receta medicinal consiste en guardar en el frigorífico la siguiente mezcla, y tomar dos cucharadas diarias durante 3 semanas: batimos cilantro y un poco de perejil con aceite de lino; cuando esté bien mezclado, añadimos ajo, nueces, limón y miso, y volvemos a batir.  Podemos tomarla simplemente en una tostada, o como aderezo de nuestras ensaladas habituales.

Una respuesta a Claves para limpiar el organismo de metales pesados

  1. axel moritz perfetti la verne dijo:

    magnifico es al natural y simple dándonos salud

Experiencias

Experiencias

¡Basta de ruido!

Miguel de Santos

En la cultura popular española la diversión, sin ruido, no era diversión y nadie se quejaba de ello. Hasta que llegó la Ley del Ruido y con ella, el derecho al silencio. leer

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+