El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Experiencias

Hay alimentos y especias que nos ayudan a limpiar y a mejorar la saludClaves para depurar el organismo: ya toca

Potasio, cúrcuma y vitamina C nos ayudan en la tarea de conseguir volver a la normalidad. Y limpiarnos de los excesos.

La alimentación típica navideña suele causar una sobreacidificación e intoxicación general del organismo, y daña  especialmente hígado, intestinos, riñones y plasma sanguíneo.  Los síntomas más habituales son dolores de estómago y molestias gastrointestinales, hinchazón abdominal, retención de líquidos, resaca, hipertensión y aumento de ácido úrico, de glucosa y de colesterol –según la Fundación Española del Corazón, nuestro colesterol puede aumentar en estas fechas hasta un 10%-.  Lo ideal sería no intoxicarnos más y renunciar a ciertos alimentos; o al menos, limpiar poco a poco para no tener que recurrir a una gran limpieza general; exactamente igual que hacemos en casa; limpiar y sacar la basura cada día y no acumularla.  Para “bajar la basura” originada por la deliciosa dieta navideña, tenemos la suerte de contar con “limpiadores” que podemos usar a diario, como el potasio, para eliminar líquidos; con la cúrcuma, para proteger nuestro hígado, facilitar el metabolismo de las grasas y reducir nuestro colesterol; y con la vitamina C, para paliar la resaca y depurar pulmones, hígado e intestinos.

Potasio: electrolito fundamental para la función del corazón, que previene ataques y arritmias; necesario también para la descomposición de carbohidratos, y el mineral por excelencia contra la retención de líquidos, que facilitará la tarea de nuestros riñones a la hora de desintoxicar.

Todos los vegetales blancos son ricos en potasio, y ayudan a reducir niveles de colesterol, a eliminar toxinas, a limpiar los intestinos y a prevenir la diabetes ya que estimulan la producción de insulina; además contribuyen a equilibrar la tensión arterial. Puerros, apio, nabos, rábanos, pepinos, espárragos, hinojo, ajos y cebollas, champiñones, coliflor y plátanos, o un simple zumo antioxidante de pera, nos ayudarán a “bajar la basura”.

Además de los vegetales blancos, contamos con hierbas ricas en potasio, para infusiones o para ensaladas, como la ortiga, el diente de león, la cola de caballo y el orégano, de gran poder alcalinizante, y con otros alimentos ricos en potasio como las remolachas –excelentes para depurar el hígado-, manzanas, espinacas, lechuga, zanahorias, berros y perejil (el zumo o licuado de estos tres últimos juntos forman un excelente zumo depurativo de los pulmones) y recuerda “la maravilla”, el agua de coco.  Destacamos otros tres alimentos de temporada, ricos en potasio y en otro “limpiador”: fibra.

– la calabaza, depurativa y antioxidante, que limpia el riñón y ayuda a disminuir el colesterol en sangre.
– los caquis, que combatirán la tensión alta, el colesterol, la retención de líquidos y el estreñimiento; además purifican la sangre y lubrican el intestino.  Todo un regalo de la naturaleza para estas fiestas.
– y la granada, contra la retención de líquidos, gota y ácido úrico; excelente antioxidante que cuida nuestra salud cardiovascular, mejora la circulación sanguínea y ayuda a reducir la hipertensión; combate trastornos estomacales y beneficia a nuestro sistema inmunológico. Y, además, el zumo de granada estimula la libido.

Cúrcuma: Este ingrediente del curry es el colorante E-100 que encontrarás en muchos alimentos envasados, pero más que una especia o un simple colorante, es todo un medicamento natural, que incluso previene y combate el cáncer –muchísimos estudios lo confirman-.  Además de anticancerígeno, es antidepresivo –mejor que el prozac- y uno de los mejores antiinflamatorios naturales -mejor que el ibuprofeno-; desinflama pulmones, y facilita la respiración y la exhalación de toxinas.  Respecto al tema que nos ocupa hoy, además de reducir colesterol y glucosa en sangre, destacamos su poder digestivo y hepatoprotector: aligera la digestión, combate la gastritis, reduce acidez, previene úlceras, combate la enfermedad de Crohn y el helicobacter pylori, nos ayuda a producir bilis y facilita el metabolismo de las grasas y la eliminación de toxinas -incluso las provenientes de pesticidas, fármacos y químicos.

Además de utilizar cúrcuma en nuestros arroces o en platos de pasta, legumbres, purés y cremas de verduras, o en salsa de tomate o de pesto, o en una simple vinagreta para aderezar ensaladas, podemos prepararnos un batido digestivo, antioxidante y muy nutritivo para desayunar, con leche vegetal, una cucharada de cúrcuma, un plátano, dos o tres dátiles y un poco de canela o de jengibre.

Vitamina C: Todos los cítricos, y verduras y frutas en general, son  ricos en esta vitamina, que no sólo refuerza nuestro sistema inmunológico, sino que resulta ser un poderoso antioxidante y alcalinizante de la sangre, depurador del pulmón, estómago, hígado e intestinos; proponemos un excelente y delicioso licuado para empezar el día depurando las toxinas del día anterior con una naranja, dos kiwis y una rodaja de piña; podemos añadir una pizca de pimienta cayena, para acelerar el metabolismo, aumentar el calor interno y el gasto energético y eliminar toxinas a través de la piel.  O un batido de piña y yogur, para limpiar intestinos.

Y el mejor consejo que podemos dar, no sólo para estas fiestas, sino para toda la vida, es el de adquirir el hábito de empezar cada día, en ayunas, bebiendo agua tibia con zumo de limón recién exprimido, para recuperar energía, alcalinizar el organismo y fortalecer la salud; para reforzar nuestro sistema inmunológico y purgar los sistemas digestivo, respiratorio, circulatorio, linfático y de eliminación.  Resulta un gran limpiador y alcalinizante de la sangre, equilibra el pH,  reduce glucosa, elimina toxinas, mantiene el  organismo hidratado, mejora la digestión, acelera el metabolismo, y limpia hígado, vesícula y riñones.  Con este simple hábito diario, apenas sufriremos de estreñimiento, infecciones o dolores articulares.  Incluso mejorarán nuestras funciones cerebrales. Si además añadimos cúrcuma, tendremos el remedio tres en uno: potasio, cúrcuma y vitamina C; el cóctel más saludable para estas fechas y para toda la vida.

____________________________________________________________
* Mónica Domingo es diplomada en Naturopatía,
Nutrición y Dietética, y Terapias Manuales.
Más información en: Arriluze Terapias Naturales
_______________________________________________

Experiencias

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+